Pocito, un lugar para descansar entre vides y olivos

Pocito, un lugar para descansar entre vides y olivos

Pocito es un departamento sanjuanino que recibe a sus visitantes con la tranquilidad de la provincia y la promesa de brindarle días llenos de naturaleza e historia. Ubicado a tan solo 17km al sur de la Ciudad de San Juan, es un destino que brinda la posibilidad de visitar viñedos y olivares, tierras de cultivo prolijas y muy cuidadas por los pocitanos.

Se dice que la región le debe su nombre a la historia de la india Mariana. Cuenta la leyenda que esta aborigen huarpe vendía pepitas de oro a vecinos y viajeros, y que al preguntarle dónde las conseguía ella solo decía ‘de un pocito aquí nomás’. Nunca reveló su secreto y jamás se conoció el origen de las pepitas, pero los locales difunden esta historia con entusiasmo y es por eso que la india Mariana tiene un monumento en el centro de la Plaza Libertad, ubicada en Villa Aberastain, centro administrativo y comercial de Pocito.

En esta misma plaza encontramos una réplica de la Estatua de La Libertad, encargada —según dicen los historiadores— por Federico Cantoni durante su visita a Francia a principios del siglo XX, con motivo del festejo y la conmemoración del primer Centenario de nuestra patria. Si bien al llegar al país la estatua fue colocada en el Parque de Mayo, durante la gestión del Ing. M. Salazar se trasladó hasta su actual ubicación en la Plaza Libertad, frente al Edificio Municipal.

Vino

Hoy en día, los mayores atractivos turísticos de la región son las dos rutas creadas alrededor de los productos más destacados: el vino y el aceite de oliva. La vitivinicultura es uno de los pilares de la economía de la región. A las condiciones naturales del suelo y del clima se suma el dedicado trabajo de los locales en los viñedos y plantaciones para que estos se conviertan también en excelentes paseos para toda la familia. Los más grandes disfrutarán con la cata de vinos y aceites, y los más chicos podrán conocer y aprender cómo se fabrican los productos y pasear entre las vides y los olivos. La Ruta del Vino y la Ruta del Olivo son las opciones turístico-gastronómicas más conocidas del departamento.

Los deportes son también una parte fundamental de la vida de los pocitanos. En Platea Oeste encontramos, por ejemplo, el Estadio del Bicentenario, pero la actividad que convoca a gran parte de las familias es sin duda el ciclismo. Cuando hay competiciones, distintos grupos de amigos y familia suelen esperar ansiosos el paso de los ciclistas.

El Centro de Aviación Civil de San Juan —ubicado en la Avenida Intendente Joaquín Uñac— es el mejor lugar para experimentar la adrenalina del vuelo. Cualquiera que visite la región puede acercarse —luego de algunos días de descanso y paseo por las zonas verdes y las montañas— y realizar vuelos de bautismo en paracaídas, entre otras actividades aéreas. Este Centro ha sido sede de torneos argentinos, competencias latinoamericanas y Campeonatos Mundiales de paracaidismo.

La tranquilidad que se respira en Pocito es parte de la propuesta que esta región ofrece a quienes quieran tomarse un descanso de la ciudad y recuperar energías en contacto con la naturaleza. Y si a eso le agregamos la posibilidad de degustar vinos, aceites y otros productos locales, este departamento sanjuanino se convierte en un destino que vale la pena visitar.

Patricia Ortiz

Crédito fotográfico: Ministerio de Turismo y Cultura de San Juan 



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario