OSPAÑA y el programa de prevención de la Diabetes y la Hipertensión

OSPAÑA y el programa de prevención de la Diabetes y la Hipertensión

OSPAÑA cuenta con planes médicos que abarcan las distintas necesidades de los pacientes. Uno de ellos es el Plan 800, que brinda todas las prestaciones incluidas en el Programa Médico Obligatorio de la Superintendencia de Servicios de Salud. Este programa abarca la cobertura médica integral de pacientes de todas las edades. La doctora Susana Mazzarino, Directora Médica de OSPAÑA, se refiere en este caso a la importancia en la prevención de enfermedades tales como la Diabetes y la Hipertensión.

Si bien son dos enfermedades diferentes, la diabetes puede llegar a ocasionar problemas o enfermedades del corazón. Las personas con diabetes incrementan los factores de riesgo al presentar presión arterial elevada o colesterol alto.

“Existen dos tipos de diabetes. La Diabetes tipo 1—también conocida como ‘diabetes juvenil’— se trata con insulina, por lo que niños y jóvenes llegan a la adultez con este tratamiento. La Diabetes tipo 2 es más frecuente en personas mayores de 40 años y es la que guarda cierta relación con la hipertensión. El paciente diabético adulto debe realizarselos estudios periódicos correspondientes. El tratamiento, en este caso, se basa en la toma de comprimidos, en la no ingesta de alcohol, en no fumar y en no consumir azúcar ni sal. Llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio periódicamente son grandes aliados a la hora de mantenerse saludable”, afirma Mazzarino.  

En cuanto a la presión, Mazzarino remarca que se toma como parámetro una máxima de 12 y una mínima de 8, aunque el promedio dependerá de cada paciente ya que cada uno es un mundo. Así, “algunos pueden elevar estos números (la máxima) por situaciones de stress y luego volver a la normalidad. Es importante saber que el agua cumple un papel muy importante a la hora de equilibrar la presión diastólica y sistólica, pero tampoco es conveniente consumir litros y litros de agua sin límite. Lo que se pide al paciente es que se mantenga hidratado y no tome gaseosas”.

Mazzarino destaca que la salud no depende únicamente de un buen diagnóstico y de una medicación adecuada: “es ideal llevar una vida tranquila en la que las actividades al aire libre y el descanso formen parte de la misma. Las personas de la tercera edad, por ejemplo, tienden a no tomar líquidos, ya sea por olvido o porque no sienten sed, y hay que tratar de ayudarlos a que lo hagan o contar con la supervisión de algún responsable”.

Cada paciente debe ser evaluado en cada episodio para poder realizar el seguimiento correspondiente. OSPAÑA, por su parte, realiza diferentes campañas que ayudan a difundir temas de actualidad médica y que recuerdan la importancia de hacerse chequeos periódicos para prevenir cualquier problema. “La campaña más valiosa, sin embargo, es concurrir al médico y luego cumplir lo que se indica en cada consulta”, concluye Mazzarino.

Patricia Ortiz
Corrección: Ailen Hernández 
Crédito fotográfico: Prensa OSPAÑA



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario