Prostitución. ¿El oficio más antiguo del mundo?

Prostitución. ¿El oficio más antiguo del mundo?

Violeta Burkart Noé es periodista, investigadora e integrante de Observatorio Sur, formado por un grupo de mujeres que trabajan con archivos audiovisuales y buscan películas documentales de diferentes temáticas en diversas partes del mundo.

Nina - Película

En agosto eligieron el Centro Cultural de España en Buenos Aires por los temas que se abordan y las propuestas relacionadas con la violencia de género, las fronteras y los derechos humanos. Dentro del ciclo Visiones No Identificadas II, proyectaron varias películas referidas al controvertido mundo de la prostitución: el oficio más antiguo de la humanidad.

Es lo que buscamos: en este caso, mostramos películas y debatimos sobre la explotación sexual, la trata de mujeres y la forma en la que se cooptan o secuestran adolescentes menores de edad para llevarlas a prostíbulos y burdeles. Quisimos instalar la pregunta: ¿es la prostitución un trabajo? Sabemos que hay proxenetas que las explotan. La prostitución es antigua, pero no creemos que sea tratada como se debe: hay mucha hipocresía y tiene que ver con castigar o criminalizar a las mujeres por una cuestión moral”, manifestó Burkart Noé.

Esta cuestión moral tiene dos caras: por un lado se condena la actividad y por el otro, se promueve en rubros de diarios sin averiguar si son mujeres que trabajan o son menores secuestradas. “Sin clientes, no hay negocio. Se habla de la profesión más antigua, aunque es una explotación de derechos humanos. No hay Estado que las respalde, no tienen trabajo. Si bien existe una ley contra la trata, la evolución tiene que ver con investigar estas redes organizadas en distintas provincias. Es el Estado el que debe rescatar a las mujeres, cuidar su salud mental y reconstituir el tejido social. Hay espacios u hogares donde pueden contar lo que les pasó sin sentirse esclavas”, aclaró.

Nuestra sociedad permanece un tanto pasiva en esta cuestión: hay cosas para hacer y otras que se concretan, como la obra de las ONGs dedicadas a buscar chicas. Existen vínculos con provincias que llevan adelante reclamos y cumplen con la dura tarea de buscarlas y salvarlas. Desde el punto de vista del Séptimo Arte, las películas abordaron historias de “mujeres” en riesgo. Bukart Noé dijo que en el Observatorio Sur siempre se reúnen con especialistas. Una de ellas fue Irene Castillo, presidente del Grupo de Estudios Sociales: “Al comenzar este proyecto discutimos, charlamos y debatimos cuáles serían las miradas de los realizadores que finalmente tuvimos sentados en el debate”.

Prostituida - Película

Nina fue la película protagonizada por Sofía Vaccaro. Realizada en Misiones, narra la historia de las adolescentes de la provincia y de Paraguay que trasponen la frontera desde Encarnación sin mostrar documentos. Nina es una alerta. No tiene escenas fuertes y se puede pasar a los chicos en las escuelas para revertir y prevenir este flagelo. A lo largo de las jornadas, se intentó marcar la diferencia entre la explotación sexual y la prostitución. Es un granito de arena que da visibilidad y propone un compromiso.

Hay más títulos e historias que expusieron una realidad: Sexo, dignidad y muerte, de la directora Lucrecia Mastrángelo, desnuda a una mujer, trabajadora sexual y gremialista. Prostituida, de Frida Spiwak, narra la investigación exhaustiva sobre el tráfico de personas con fines de prostitución y explotación sexual. Mariposas del Mekong, del español Pedro Barbadillo, sigue a Veasna, una joven de 16 años que sufrió la prostitución y que ahora cuenta su historia a Pierre, un antropólogo francés.

Las jornadas tuvieron lugar el 4 y 5 de agosto, y concluyeron con la mesa de debate en la cual participaron Irene Castillo, presidenta de Grupo de Estudios Sociales, y las periodistas especializadas en género Mariana Fernández Camacho y Norma Loto.

“La prostitución es un negocio que está tapado. Estos documentales apuntaron a romper el mito de que una mujer que entrega su cuerpo por dinero es una trabajadora. Hay, si puede considerarse una trabajadora, una explotación y una violación”.

Patricia Ortiz

Más información:
www.observatoriosur.com  
www.cceba.org.ar



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario