Ospaña incorpora el Programa de Prevención y Cuidado de la salud Materno-Infantil

Ospaña incorpora el Programa de Prevención y Cuidado de la salud Materno-Infantil

Ospaña siempre ha apostado por el crecimiento y la mejora de sus prestaciones para acompañar así a sus afiliados en los distintos momentos de la vida según las necesidades propias de cada etapa. La calidad de vida es fundamental para toda persona y por eso esta entidad sin fines de lucro trabaja día a día para garantizar una cobertura de excelencia a través de sus programas de prevención, atención médica y recuperación de la salud.

La identidad de Ospaña se formó alrededor de tres pilares fundamentales que hoy se mantienen en pie: la solidaridad, la responsabilidad social —para asegurar a sus afiliados una atención eficiente— y el compromiso. Es por eso que cuenta con distintos planes de cobertura que se adaptan a las necesidades de cada persona. Uno de ellos es el Plan 800, que cumple con las disposiciones del Ministerio de Salud e incluye los Planes Médicos Obligatorios —PMO—, cuyo objetivo es cubrir las necesidades básicas y la atención primaria de la salud. Entre los servicios que ofrece, se destaca la presencia de un mecanismo integrado de atención médica en los distintos niveles de prevención primaria, secundaria y terciaria; además, los beneficiarios tienen derecho a contar con un médico de familia y con el asesoramiento y acompañamiento necesario a la hora de recibir atención médica.

Por otra parte, los PMO no solo ofrecen una cobertura integral sino que hacen especial hincapié en la preservación de la salud a través de los Programas de Prevención. En la actualidad, los Programas de Prevención Primaria y Secundaria vigentes —y por lo tanto, incluidos en el Plan 800 de Ospaña— son cinco: Materno-Infantil, Prevención del cáncer de cuello uterino, Prevención del cáncer de mama, Odontología preventiva y Salud Sexual y Procreación Responsable. El primero de ellos, el Plan Materno – Infantil, está pensado para que las futuras mamás y los recién nacidos reciban todos los cuidados necesarios durante los meses de embarazo y hasta el primer año de vida del bebé.

Al afiliarse al Plan 800, las futuras mamás contarán con el Plan Materno-Infantil y podrán recibir los beneficios que este ofrece: 100% de cobertura en la atención integral del embarazo, parto y del recién nacido hasta el año de vida; en psicoprofilaxis obstétrica, medicamentos inherentes al estado de embarazo, parto y puerperio para la madre —cobertura del 40% para medicamentos ambulatorios no relacionados—; y en medicamentos para el niño hasta el año de vida. La madre tampoco deberá pagar Co-seguro para atenciones y medicaciones específicas. Para el momento del parto, ofrece internación en habitación compartida con un mínimo de 48 horas para parto natural y de 72 horas para cesárea. Como parte de los programas de prevención, se darán consejos para lactancia materna, puericultura y procreación responsable.

El recién nacido cuenta con cobertura de internación de 48 horas y durante ese tiempo se le realizarán todos los controles estipulados. Si hubiera alguna complicación o necesidad de que el bebé permanezca en observación, recibirá cobertura de internación, medicamentos y métodos diagnósticos sin límite de tiempo. Además, a todos los niños se les realizan los estudios que permiten detectar —para luego tratar en caso de que fuera necesario—: defenilcetonuria, hipotiroidismo neonatal, fibrosis quística, galactosemia, hiperplasia suprarrenal congénita, deficiencia de biotinidasa, retinopatía del RNPT (recién nacido pre-término), Mal de Chagas y sífilis —cumpliendo con la Ley N°26.279—. Por último, antes de recibir el alta, el recién nacido recibe la vacuna BCG. En la libreta sanitaria infantil que toda familia se lleva se detallan peso, talla, características del parto y patologías obstétrico-neonatales —en caso de haberlas—. Según la Resolución 240/2000, también se ofrece el acceso al Programa de Vacunación Anti Hepatitis B.

Cabe hacer una última aclaración con respecto a las leches maternizadas: a fin de estimular la lactancia materna, este tipo de leches no están cubiertas en el plan. Las leches medicamentosas antirreflujo deben ser provistas por la Obra Social en caso de que el pediatra las solicite y deben estar acompañadas por la debida justificación según historia clínica. Esa orden deberá luego ser autorizada por la Auditoría Médica de la Obra Social —la obligación de cobertura tiene la misma duración que el Plan Materno-Infantil, hasta el año de vida del bebé—.

Ante cualquier duda o consulta sobre el Plan 800 y sobre Ospaña, no dude en comunicarse al (011) 4382-0400 o bien enviar un correo electrónico a info@ospana.com.ar, canales desde los que el personal podrá brindarle al interesado toda la información que solicite.

Ailen Hernández  para Caminos Culturales



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario