Santiago de Compostela, la postal de Galicia, brilla en el Año Santo Xacobeo

Santiago de Compostela, la postal de Galicia, brilla en el Año Santo Xacobeo

Santiago de Compostela, la Ciudad Sagrada construida piedra sobre piedra, se eleva majestuosa exhibiendo una historia que comenzó a escribirse en la lejana Edad Media. Creció exponencialmente debido a la importancia que adquirió en Europa la idea de la peregrinación. El hombre se consideraba un homo viator, alguien que se desplaza de un lugar a otro, que sigue un camino, que está siempre en movimiento. Por eso —y gracias a eso—, el número de personas que peregrinaban hacia los lugares santos fue creciendo cada vez más. Santiago de Compostela se convirtió entonces en uno de los tres centros de la cristiandad, junto a Jerusalén y Roma.

Santiago de Compostela es la meta de un “camino” que no es uno más: es el camino diseñado desde el punto que se desee y que se realiza a pie, en bicicleta, a caballo; en avión o en vehículo; da igual, porque para quien ha elegido el viaje, existe un único anhelo: ¡llegar a la majestuosa Catedral de Santiago de Compostela y detenerse en la Plaza del Obradoiro!, el corazón de Compostela.

Santiago de Compostela, la postal de Galicia, brilla en el Año Santo Xacobeo

Esta postal de ensueño, segura y tranquila se despierta en las mañanas de un Año Santo Xacobeo único, irrepetible e inolvidable para dar cobijo a los turistas y peregrinos que llegan con el afán de descubrir la esencia de una urbe moderna y monumental que, mientras se recorre, se incorpora al propio ser y lo transforma para siempre, más allá de la excursión turística…

En Santiago de Compostela, las plazas, calles y angostos callejones —que en muchos casos parecen laberintos—, nos invitan a “perdernos” en ella para conocerla y deleitarnos con más de lo que hubiésemos imaginado.

Santiago de Compostela, la postal de Galicia, brilla en el Año Santo Xacobeo

Así, pues, se aproxima el ansiado 25 de julio, el Día de Santiago Apóstol, y la alegría por los festejos se traslada no solo a los espacios públicos, sino que se vive en cada hogar y en cada tienda, se descubre en la sonrisa de la gente que viene y va; que entra y sale; que se abraza al llegar y cuando comparten fotos; se transmite a quien quiera oír de qué va el fenómeno del Xacobeo.

Galicia celebra el Año Santo Xacobeoque “merece” por la gran apuesta e impulso que el Gobierno de la Xunta de Galicia le dedica; cada visitante es un fiel narrador de lo que significa llegar a Santiago de Compostela, y si de describir una experiencia maravillosa se trata, don Antonio Rodríguez Miranda, secretario Xeral da Emigración de la Xunta de Galicia, contó a Caminos Culturales que existen otros divulgadores que forman parte de una comunicación muy eficaz: “Si bien la Agencia Turismo de Galicia y la sociedad Xacobeo, llevan adelante su promoción, a nivel general no podíamos dejar que nuestros “gallegos del mundo” no formaran parte de su divulgación: ¡así lo han realizado! El Camino de Santiago está presente en todos los centros gallegos del exterior, transformados en espacios que difunden el Camino de Santiago”, afirmó Rodríguez Miranda con satisfacción.

Santiago de Compostela, la postal de Galicia, brilla en el Año Santo Xacobeo

Para confirmar lo dicho anteriormente, el 8 de julio pasado, Rodríguez Miranda, el delegado de la Xunta de Galicia en la Argentina Alejandro López Dobarro y el gerente de Turismo de Galicia Antonio Casas Calviño acompañaron a un millar de gallegos del exterior que recorrieron el último tramo del Camino en la víspera del VI Día da Galicia Exterior.

Estos grupos están integrados porvoluntarios de nacionalidad española dispuestos a promover los lazos de quienes forman parte de las entidades gallegas con Galicia y, de este modo, descubrir su cultura a través del Camino de Santiago. La maravillosa experiencia se fundamenta en recorrer pequeñas etapas del Camino de Santiago y promulgar el patrimonio cultural y natural que se destaca en las zonas visitadas: “Es importante destacar que, a fines de año, convocaremos a los centros de América debido al éxito que ha tenido la propuesta”, agregó Miranda.

Santiago de Compostela, la postal de Galicia, brilla en el Año Santo Xacobeo

Pero llegar a la ciudad del apóstol Santiago y dar los últimos pasos en los escalones de la Catedral no es el final de la andanza. Es el principio de una manera distinta de ver las cosas, de un camino que no es de tierra ni de barro, sino que conduce a cada uno hacia sí mismo.

“Cada persona que divulgue el Camino de Santiago lo hará dentro de una experiencia única y personal. Para algunos, se relaciona con lo espiritual; para otros, es conectarse con la naturaleza o hacer deporte. En cambio, los creyentes le dan otra connotación y trascendencia. Es difícil de contar lo que supone hacer un pedacito de camino hasta llegar a la Catedral, al Obradoiro o al Apóstol para luego transformar esas vivencias en palabras que se ajusten a la realidad: ¡hay que vivirlo!

Patricia Ortiz
Corrección: Beatriz Rodríguez
Crédito fotográfico: Caminos Culturales 

Santiago de Compostela, la postal de Galicia, brilla en el Año Santo Xacobeo

Dejar un comentario