OSPAÑA y algunos consejos útiles para reducir el estrés durante la cuarentena

OSPAÑA y algunos consejos útiles para reducir el estrés durante la cuarentena

El estrés es una sensación de tensión física o emocional que se manifiesta mediante una percepción de desequilibrio entre las necesidades propias y las obligaciones o demandas ajenas. Sin embargo, la situación excepcional que atraviesa el mundo debido a la pandemia ocasionada por el Covid-19 —y que implica afrontar una cuarentena que lleva más de cien días— hace que esta tensión aparezca con mayor frecuencia.

Hoy en día, el estrés forma parte de la vida de todas las personas, pero en algunos casos provoca alteraciones en la salud que pueden durar meses, años o incluso agravar las condiciones de una enfermedad crónica preexistente. Las investigaciones médicas, además, lo reconocen como un factor implicado directamente en muchas de las enfermedades actuales. Por esta razón, OSPAÑA brinda algunos consejos y técnicas para aprender a controlarlo y a reducir la tensión provocada por situaciones cotidianas a partir de cambios emocionales y físicos.

Una de las recomendaciones es poner el cuerpo en movimiento, ya que es sabido que hacer actividad física mantiene la salud y consigue una sensación de bienestar que ahuyenta malos pensamientos y círculos negativos, especialmente en esta cuarentena, que impide moverse libremente como antes. Otras de las actividades aconsejadas son la lectura, estudiar y aprender algún idioma, jugar con los niños, pasar momentos con las mascotas —quienes tengan— o bailar en casa, ya que ayudan a tener una vida más ágil y alegre.

En general, la alimentación y las horas de sueño se han modificado en estos meses, por lo que se recomienda seguir una regla que compense los deseos del cuerpo y la mente e incorporar a la rutina diaria técnicas de relajación: escuchar música, practicar yoga o meditación y tomarse un tiempo de ocio.

En definitiva, es fundamental destacar que una mirada positiva en el día a día produce cambios beneficiosos en las emociones. Está probado que una persona con una actitud negativa a menudo reporta más estrés que una persona con una actitud positiva y más relajada. Esta actitud influye a la hora de manejar situaciones particulares y laborales, y es la pieza clave para conseguir que algo desafiante o incómodo no se vuelva estresante.

Fuente: OSPAÑA



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario