Manos Hacendosas, el taller comunitario de la provincia de San Juan

Manos Hacendosas, el taller comunitario de la provincia de San Juan

Los pesebres de Navidad de Manos Hacendosas se exponen en la Casa de Salta. La provincia de San Juan, a través de la Dirección de Talleres Comunitarios dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social, cuenta con 630 talleres comunitarios cuyos integrantes trabajan en tela, cuero, pátina, pintura en tela, confección de ropa, tejidos a dos agujas, telar, crochet, artesanías, arte francés.

Entrevista a Beatriz Muñoz de Chica, directora de Talleres Comunitarios del Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social del gobierno de San Juan.

—¿Qué son los Talleres Comunitarios que están bajo su dirección?

—Los Talleres Comunitarios fueron creados en 1982. Son unidades económicas de pequeñas escalas, organizadas asociativamente por varones y mujeres de nuestra  comunidad. Sus integrantes establecen relaciones solidarias y de cooperación mutua para su autoabastecimiento y para la autogestión de recursos. Manos Hacendosas es uno de los Talleres Comunitarios del Departamento de Rivadavia.

—¿Cómo están formados?

—La provincia de San Juan, a través de la Dirección de Talleres Comunitarios dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social, cuenta con 630 Talleres Comunitarios registrados en esta área, en el ámbito provincial, en los 19 departamentos de la provincia. La presencia de las mujeres, en un 92,48% sobre 7,52%, hacen un total aproximado de 5.397 personas que realizan tareas textiles, marroquinería, pátina, pintura en tela, confección de ropa, tejidos a dos agujas, telar, crochet, artesanías, arte francés.

—¿Cuántos pesebres presentaron en la noche navideña y quiénes participaron en su confección?

—Algunos Talleres Comunitarios presentaron, en el cierre de sus actividades, pesebres y productos alusivos a las festividades de Fin de Año. Lo hicieron en la presentación del libro de Gestión 2010, del Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social, y en la inauguración de la colonia de vacaciones, y fueron realizados en su mayoría por mujeres de estos ámbitos.

—¿Qué participación ha tenido en la exposición de Casa de Salta el Ministerio de Desarrollo de San Juan?

—A través de la invitación que nos cursara la Casa de San Juan en Buenos Aires, realizada por la subdirectora, la doctora Nilda Ferreyra, la Dirección de Talleres Comunitarios de la Provincia participó en esa exposición, hecho que es de suma importancia para esta área, dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social, ya que permite mostrar las actividades de mujeres emprendedoras.

—¿Cuál fue el motivo, el mensaje y el material utilizado en la expo navideña en Casa de Salta?

—El motivo: la paz que trae el nacimiento del niño Dios. No fue un pesebre tradicional, sino que fue una manera diferente de representar este hecho más que importante para quienes pertenecen a la grey católica. Manos Hacendosas trabajó en porcelana fría y papel de molde, con lo que se confecciona la cestería china.

—¿Cuál es el objetivo de los Talleres?

—Recuperar la cultura del trabajo, la solidaridad; creemos que la asociación de ideas y trabajo genera recursos genuinos. Se han implementado varios programas que tienen que ver con la capacitación, con el fin de mejorar la producción y la respectiva venta. A través del programa “Aprender para Emprender”, se promueve un cambio de pensamiento en el accionar de los Talleres Comunitarios, sobre todo en sus integrantes, que reciben herramientas metodologías y conceptos sobre comercialización y marketing. En su primera etapa, se enseña el “abc” de la venta, la sustentabilidad, el desarrollo sostenible, la planificación, la gestión, la administración, precio, calidad. Y en un segundo módulo, comienza el fortalecimiento del capital humano, la comunicación, el diálogo, la actitud de escucha, resolución de conflictos, etc.
La idea es producir “un cambio de paradigma” que permita pasar de la lógica asistencial a la  acción superadora, que convierte a las mujeres en verdaderas emprendedoras. El programa “Incluir” fortalece a los talleres, con la entrega de bienes e insumos para la actividad. En el programa “Capacitándonos”, brindamos conocimientos y técnicas en pintura en tela a 200 mujeres en el año. Las clases de moldería industrial son dictadas por Hermenegildo Zampar, con un total de 700 personas capacitadas.

—¿Cuáles son los motivos por los que se llega a estos talleres?

—Se debe a que, generalmente, las mujeres que no tuvieron acceso al trabajo formal, ya sea por no haber completado sus estudios, por contar con un número importante de hijos o por la edad, les resultaba prácticamente imposible conseguir trabajo después de los 40 años. Entonces, para incrementar recursos, comenzaron a hacer lo que saben y a mostrar sus experiencias y creatividad en estos espacios. Recordemos que hay un número importante de mujeres jefas de hogar, a cargo de familias numerosas, víctimas de violencia o con vulnerabilidad socio-sanitaria y socio-económica, cuyos maridos o parejas han tenido trabajos temporarios. Ellas veían lejana la posibilidad de recibir la  cuota alimentaria u otro tipo de ingreso, y los talleres les abrieron imaginación y esperanza. Gracias a los programas nacionales y provinciales que implementan el cobro de jubilaciones anticipadas, la asignación universal por hijo, el aumento de pensiones de madres de siete hijos, de discapacidad, muchas estructuras familiares se han visto beneficiadas notablemente. Por lo tanto, hoy el ingreso económico de sus integrantes es complementario.

—¿Hay un límite de edad como requisito para ingresar en los programas?

—Concurren mujeres de una franja etárea entre los 30 y los 60 años, aunque también hay casos que superan esta edad. En los últimos tiempos, se ha notado un incremento en la participación de mujeres adolescentes y jóvenes. Los talleres dividen a grupos de acuerdo con el interés de un determinado rubro o especialidad y, sobre todo, por proximidad geográfica y/o espacial. Se considera que ya están capacitadas a través de la calidad de lo producido y, por ende, su ubicación en el mercado desde el área donde reciben las clases. Observamos un gran cambio desde que comienzan hasta que tienen su producto listo.

—¿Qué productos tiene Manos Hacendosas a la venta?

—Las manos de estas trabajadoras realizan hermosos manteles, sábanas, tejidos, ropa para niños y adultos, artesanías, lencería, marroquinería. En el caso de los pesebres, hay una cantidad, pero menor.

—¿El objetivo económico es el único que persiguen quienes integran los talleres?

—No. Las mujeres integran los talleres primero por motivos económicos, para colaborar con la economía de sus hogares y autoabastecerse. Luego descubren que el grupo es un espacio propio donde comparten experiencias, desarrollan su creatividad y encuentran contención en grupos formados por 6 a 10 personas.

—¿Quién fue la creadora del pesebre navideño expuesto en Casa de Salta?

—La creadora es Elvira Navarro, responsable del Taller Comunitario Manos Hacendosas, y su grupo está integrado por más de 15 mujeres que realizan cuadros en madera, pátina, cestería, cerámica. Tienen una comercialización muy importante que les permite un ingreso real a cada una de sus integrantes.

—¿Cuánto tiempo hace que dirige los Talleres?

—Previo a esta gestión, acompañé al Sr. gobernador de San Juan, Ingeniero José Luis Gioja, como directora de la Mujer y la Familia, y a partir del 2007, como Directora de Talleres Comunitarios. Para mí ha sido importante haber podido evaluar las pocas posibilidades que tenían algunas mujeres de sectores más vulnerables o con conflictos sociales y/o familiares, porque me permitió profundizar en esta problemática, trabajar con mujeres y, sobre todo, a establecer con claridad cuáles son las necesidades en las comunidades.

—¿Cuáles son los proyectos que tiene para el 2011 junto al ministro de Desarrollo, Daniel Molina?

—Seguir trabajando en pos de mejorar la calidad y las condiciones de vida de los habitantes, pero sobre todo darles las herramientas que les permitan ser libres y autónomos a través de la capacitación y el conocimiento, que impulsen la cultura del trabajo.

Patricia Ortiz

Web:
http://sanjuan.cfired.org.ar



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario