Luis Ávila, el autor sanjuanino que dio el salto de Wattpad al papel con su saga #Malos

Luis Ávila, el autor sanjuanino que dio el salto de Wattpad al papel con su saga #Malos

Entrevista a Luis Ávila, psicólogo y escritor sanjuanino autor de la exitosa saga #Malos, una historia nacida en la plataforma Wattpad que ya superó las veintidós millones de lecturas. La repercusión digital de esta saga hizo que la editorial Planeta la publicara en papel. Su público lo conforman lectores jóvenes y también adultos que viven o han vivido las experiencias de los protagonistas de la saga: jóvenes estudiantes que dan el salto al mundo real, se enamoran, sufren en silencio, lastiman,  viven al límite… “¿De qué lado estás?” es el título de la primera entrega y también una pregunta que invita al lector a debatir sobre las actitudes y decisiones de los personajes… Así funciona la literatura, una persona puede conocerse un poco más a sí misma y reflexionar sobre su entorno a partir de las vivencias de personajes de ficción.

Luis Ávila, el autor sanjuanino que dio el salto de Wattpad al papel con su saga #Malos

C. C.: ¿Cómo se inicia tu relación con la lectura? 

En las Bibliotecas Populares. Comencé como socio de la biblioteca Alfonsina Storni, del barrio de Villa Angélica, y al mudarme a Rawson, seguí en la Camilo Rojo. Estos espacios cubren un vacío importante en las necesidades de asiduos lectores jóvenes al ofrecerles novedades y el material que muchos no pueden comprar para que continúen con ese incentivo.

C. C.: Entonces, ¿fue en las Bibliotecas Populares donde escribiste la primera historia?

Hoy tengo veinticinco años y hace doce tenía admiración por bandas de música como Paramore y Muse, que hicieron canciones para la adaptación al cine de novelas que me metieron en la lectura, algo parecido a lo que hacen hoy Rosalía con “El Mal Querer” y Cazzu, que adapta escritos de Alfonsina Storni. En aquel momento descubrí las sagas de Crepúsculo y de Los juegos del hambre, que me motivaron y poco a poco fue apareciendo el camino de la escritura. Inicié ese camino en Wattpad, una plataforma de libros gratuitos con más de cien millones de usuarios y veinte millones de libros subidos: cualquiera puede publicar contenido en forma gratuita y se lee de la misma forma. También surgió Booknet, de Amazon, donde se puede  vender lo que se escribe: es una excelente forma de crear ingresos y nos beneficia porque se paga en moneda no local. Es una forma de democratizar la lectura al no tener límites para vender nuestras obras.

Luis Ávila, el autor sanjuanino que dio el salto de Wattpad al papel con su saga #Malos

C. C.: ¿Cómo fue el proceso de publicación del libro en papel?

Muy lindo. La venta online posibilita mi contacto con los lectores durante las veinticuatro horas. Cuando subí #Malos a Wattpad, tuvo más de un millón de lecturas en el primer mes, y a los tres meses más de diez. Al cuarto mes me llamaron de editorial Planeta para publicarlo y me ofrecieron un modelo de venta. El primer tomo de #Malos es ¿De qué lado estás?que tuvo una muy buena respuesta en ventas. La segunda parte, Mismo juego, nuevas reglas, tuvo unas siete millones de visitas y se hizo también un convenio comercial para publicarlo, al igual que la tercera parte, ¿Quién te salvará ahora? Los libros que no alcanzan un promedio de visitas no avanzan hacia una publicación, pero estos tuvieron un público amplio.

C.C.: ¿Cuál es la historia de #Malos?

Son dos bandos adolescentes enemigos que se dividen ideológicamente: “Los gloriosos” y “Chicos malos”. Cada uno sigue sus principios: la protagonista, Tracy Smith, se enamora de Theo, líder del bando enemigo (“Chicos malos”), y su mejor amiga, Troy, pertenece a su mismo bando.  De eso se trata: de una disputa por saber de qué lado se está. Quise abordar ciertas temáticas que muchas veces son banalizadas en la literatura, las series, las películas: los chicos necesitan intercambiar opiniones sobre situaciones abusivas, sobre el despertar sexual en la adolescencia, el paso de esa etapa a la adultez… Yo lo viví y por eso busqué plasmarlo en la novela.  

Luis Ávila, el autor sanjuanino que dio el salto de Wattpad al papel con su saga #Malos

C. C.: ¿Hubo algún conflicto o tema que te preocupara en cuanto a la recepción y que finalmente haya sido bien recibido?

Sí, las relaciones abusivas. El protagonista de la saga, Theo, es el típico prototipo machirulo que hace padecer hasta los extremos a Tracy, que al comienzo no tiene experiencia, vive bajo la guardia sobreprotectora de la madre. Es un poco salir al mundo real y conocer a gente mala, además de sus amigos. Enamorarse de un líder de un bando criminal es lo que la mete en un mundo de violencia y en una relación en la que está invisibilizada; se suele pensar que si la violencia no es física, no existe, y la saga pone eso en tela de juicio.  Es interesante comprobar el cambio de actitud en los protagonistas a medida que pasa el tiempo: por parte de él, reconocerla a ella como mujer y no como objeto, y por parte de ella, endurecer su carácter y descubrir su deseo.

C. C.: ¿En qué te ha ayudado la carrera de Psicología? 

Elegí la carrera de Psicología para tener el bagaje investigativo que necesito para ofrecerle al lector mi cuota de autenticidad, el hecho de que nunca buscaré idealizar nada en una historia porque sería imperdonable que la historia fuera incongruente. Esas son las garantías de mi propuesta textual.

Luis Ávila, el autor sanjuanino que dio el salto de Wattpad al papel con su saga #Malos

C. C.: ¿Qué aspectos psicológicos trabajas para armar a tus personajes y ahondar en sus conflictos?  

Elegir ciertos personajes implica abordar temáticas relacionadas con la salud mental o con la sexualidad. La literatura erótica que se dirige a un público adulto es compleja y busco investigar primero antes de encararla. Actualmente, la saga 50 grados a la sombra viene como respuesta a muchas historias que se venían banalizando e idealizando, relaciones nocivas que llegan a la agresión física y al maltrato psicológico. Lo que busco es tomar algún tema y ponerlo en jaque para ofrecer una vuelta de tuerca no idílica, cuestionar las consecuencias de encontrarse con un perverso y no detectarlo. He leído otras historias que romantizan el suicidio por ejemplo, yo no lo abordo así. Mis textos, además, tienen dos posibilidades o finales alternativos: en Los colores de Jimmy la pregunta es: ¿qué hubiera pasado si el protagonista hubiese vivido o no? Así empieza, sabiendo el final. No me interesa el “fueron felices por siempre”, porque la ficción se nutre de la realidad, no creo en esa frase.

C. C.: ¿Este presente te da felicidad? ¿Qué les dirías a estos jóvenes que te ven para impulsarlos a seguir?

La felicidad es imposible pensarla sin un propósito, y para perseguirla tenemos que realizar las acciones que nos lleven hacia él, que nos permitan obtener lo que deseamos. De este modo, nos involucramos en nuestro propio proyecto y crecemos. Los chicos encuentran cada vez más temprano su motivo a través del arte, de la música: los modelos actuales no son los mismos de hace diez años. Hoy, un youtuber, un gamer o un diseñador de videojuegos son protagonistas: los jóvenes están atravesados por el área digital, un tema de investigación que desarrollé en “Coordenadas de una era Millenial”, publicado en noviembre de 2019 y en el que nos adelantamos a  la importancia de lo digital  y de la educación 4.0. Mis lectores de hoy, con veinte años, no son los mismos que hace cinco, son consumidores de diferentes mercados. Esto me permite captar nuevo público además del ya instalado que va creciendo, y yo con ellos. Recientemente, hemos cerrado convenio con Booknet para que tres de mis libros sean traducidos al inglés. Los juegos del jefe (Boss games) es el primero; el capítulo inicial en ese idioma ya tuvo quince mil lecturas. Es todo un desafío esto de ingresar al mundo angloparlante, donde soy un desconocido.
https://www.facebook.com/luisavila.a
Instagram: (@luisavilaok)

Patricia Ortiz
Corrección: Ailen Hernández  

Luis Ávila, el autor sanjuanino que dio el salto de Wattpad al papel con su saga #Malos


Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario