La Villa de Merlo festeja el Bicentenario de la Patria

La Villa de Merlo festeja el Bicentenario de la Patria

Entrevista a Silvina Ripke, secretaria de Turismo, Cultura y Deportes de la Municipalidad Villa de Merlo. El 25 de Mayo los artistas de Merlo, los coros y las escuelas recordarán la fecha patria cantando el Himno Nacional Argentino.


La Villa de Merlo se prepara con un gran pericón en la Avenida del Sol, en la que participarán la Universidad Nacional de San Luis y todas las escuelas de danzas. Habrá mazamorra, locro, pasteles, empanadas y asado.

—¿Cómo se prepara la Villa de Merlo para festejar el Bicentenario de la Patria?

—¡Hemos trabajado mucho! Con orgullo podemos decir que Merlo es la quinta localidad que tendrá una Casa de Cultura en Piedra Blanca para inaugurar en la fecha patria. El Gobierno Nacional ha elegido este lugar, que se encuentra a una cuadra de la Iglesia Nuestra Señora de Fátima, en la Biblioteca Lugones, y va a estar al lado del  ingreso al Viejo Molino. Hubo mucho movimiento y ese día recibiremos a artistas de nuestro folclore o de nuestra cultura y reavivaremos el patrimonio cultural de Merlo.

—¿Quién y cómo se instala el slogan: El tercer microclima del mundo?

—Por las características de la topografía y la geografía; sierras antiguas, formadas antes que la Cordillera de los Andes, que generan la liberación de un átomo más de oxígeno que hace que haya un microclima dentro de un clima. Esto posibilita que en Mogote Bayo, por ejemplo, encontremos cactus y a escasos metros, helechos, vegetación que no se podría tener en un lugar árido. La visión del señor Mercau, un maestro que se dedicó a comprar tierras en muchas zonas, se dio cuenta de que “existía un microclima” y lo denominó “El tercer microclima del mundo”. Con estas características de topografía, altitud, latitud y minerales, hay otros dos (con clima árido y estación seca): uno en California y otro en Suiza; nosotros tenemos un subtropical con estación seca.

—¿Qué vende Merlo?

—Se vende naturaleza, estructura hotelera que no data de más de seis años. El Hotel Parque y Golf es de 1940, y el resto es muy reciente. A partir de 2000, hemos tenido un auge de búsqueda de paz en familia que en las grandes ciudades no se puede encontrar. Aquí la gente se encuentra y sociabiliza.

—¿Qué actividades ofrecen a los jóvenes?

—En los últimos cinco años, Merlo atrae a jóvenes y pequeños, quienes pueden realizar: trekking y senderismo, parapentes; hay espacios para cuatriciclo, cabalgatas y actividades nocturnas. Se entendió que debíamos tener, además del Casino, lugares como pubs y bares nocturnos para disfrutar con amigos.

—¿Cómo programan la temporada?

—Siempre es una temporada marcada como “alta” de mediados de diciembre a fin de febrero; luego, un pico en Semana Santa y fines de semana largos como el 17 de agosto, y el 12 de octubre, que son los más fuertes. En vacaciones de invierno, definitivamente la temporada es alta. Nos manejamos con procesos de estación y luego la intermedia de marzo a agosto y a partir de setiembre, con los buenos climas.

¿Cómo organizan la agenda cultural?

—Se ha armado con el desarrollo del trabajo de pintores paisajistas; tenemos un encuentro de escritores en junio y los eventos patrióticos relacionados con la Casa de la Cultura del Bicentenario. El 9 de Julio tendremos un desfile, a través de Casa de la Cultura y con todas las sociedades que conforman nuestro acervo cultural.

—¿Qué importancia le da la Municipalidad de Merlo al turismo religioso?

—El V Congreso Internacional de Turismo Religioso y Sustentable fue realizado en Merlo y estuvo organizado por la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Villa de Merlo. Este año se realizará en Santa Catarina, Brasil, y estaremos presentes con nuestros circuitos religiosos. Nos dejó muchas repercusiones. El clero de San Luis es uno de los más doctrinarios y  conservadores; no obstante el Obispo de San Luis, monseñor Jorge Luis Lona, dio una charla en el auditorio y sorprendió: la Iglesia relaciona turismo religioso con “comercial”, pero en Brasil se interpreta como un volver a la Casa de Dios y tener en valor el patrimonio religioso.

—¿Cuáles son los circuitos religiosos más relevantes?

—Nuestra iglesia Nuestra Señora del Rosario que data de 1728 es un monumento histórico nacional y hace que toda la región tenga una historia particular. La fundación de Merlo data de 1700 y tenemos mucho que ofrecer. El Cristo de la Quebrada hace que se cree un turismo interno y por esa razón se llega buscando la fe. Eso es lo que entendió el clero de la provincia de San Luis: mostrar la cultura religiosa y profesar la fe. Fíjese que no tenemos sinagogas y mezquitas y hay gente musulmana que practica la religión católica.

—¿Cuál es la historia de Merlo que más le gusta difundir?

—El momento en que pasó  “de ser un pequeño pobladito a lo que es hoy”. No se sabe por qué la gente lo elige, en muchos casos para vivir: En 1900 había 500 personas y hoy tenemos 25.000; la evolución fue muy grande. Lo interesante es que se sigue preservando la naturaleza; la gente que decidió vivir aquí se encontró con las raíces, el folclore, el mate, el ir a la casa de una amiga, abrir la puerta e ingresar, dormir la siesta, que es sagrada hasta para los centros comerciales: esto muestra nuestra cultura.

—¿Cómo encaró este lugar en la Secretaría de Turismo una joven mujer?

—¡Es un desafío! Tener a cargo la Villa de Merlo en difusión y promoción no es fácil. Vengo de lo privado y sé que se pueden  hacer cosas sin desviarlo a lo político. Merlo está en un lugar paralelo, marca punta, es autónomo. San Luis se desarrolló por la Villa y por Potrero de los Funes. Merlo ha tapado al resto de la provincia e hizo el desarrollo económico en zona de traslasierra y el Corredor de Comechingones. Hoy hablamos de 7.000 personas que han hecho un desarrollo económico; el Corredor dependía de Merlo y hoy se descentraliza de la Villa. Desarrollarla en forma equitativa y pasiva y que el turista encuentre naturaleza y familia es fundamental.

—¿Cómo recibe al turista la gente de Villa de Merlo?

—La gente que viene en su mayoría es de Buenos Aires: aquí le damos lo que necesita. Es fantástico estacionar y no cerrar el auto, eso redunda en el buen trato. Tenemos una gran conciencia en recibirlo porque vivimos de y para el turismo; si no entendemos o no sabemos cómo recibirlo, estaríamos en otra frecuencia.

—¿Qué proyecto tiene en carpeta?

—El paseo en cuatriciclo. Muchos destinos se utilizaban para pasear; hoy queremos que se controle, se reglamente, ya que en la actualidad no hay reglamentación ni seguro nacional. El turismo activo es nuevo y es importante tener reglas que eviten accidentes. Otro es el del camping modelo y se relaciona con las energías alternativas; si vendemos naturaleza, hay que cuidarla. De esta forma, trabajamos con la Fundación Espacios Verdes porque consideramos que es fundamental hacer senderismo por un lugar y no por otro. La preparación de una tala indiscriminada va en contra del microclima, la vegetación, los pájaros y el proyecto del camping supone pantallas solares para la calefacción del agua a través de energía eólica. Pretendemos que la energía del camping sea con pantallas solares que no necesitan red. Este proyecto influiría en la recuperación de los afluentes fluviales que tienen una caída abrupta, redundando en que no se logra captar como debería la energía; es una propuesta que sirve para el riego y la obtención de agua potable.

—¿Cuál sería la campaña de marketing de la Villa de Merlo en el Bicentenario?

—Mi campaña se basa en todo lo que es lo criollo y nativo; el Corredor, desde lo cultural, ecológico, natural, ambiental. Y para la fecha patria, el 24 a la noche recibiremos el gran día con un gran pericón en la Avenida del Sol. La Universidad Nacional de San Luis y todas las escuelas de danzas, que son más de diez, estarán presentes en este lugar con la preparación de mazamorra, locro, pasteles, empanadas, asado. Recibiremos un 25 de Mayo con todo, y lo haremos cantando previamente el Himno con todos los artistas de Merlo, los coros y las escuelas en el cierre del 25 de Mayo: son 200 años de patriotismo y la posibilidad de festejarlo no es poca cosa. Es un orgullo el estar al frente de un destino como Merlo y tener una casa elegida por la Nación para las culturas y festejar así nuestra fecha del 25 de Mayo.

Web: www.villademerlo.gov.ar

Patricia Ortiz



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario