La memoria y el paisaje de San Isidro viven en la Quinta Los Ombúes

La memoria y el paisaje de San Isidro viven en la Quinta Los Ombúes

Entrevista a la arquitecta Marcela Fugardo, directora del Museo, Biblioteca y Archivo Histórico Municipal de San Isidro “Dr. Horacio Beccar Varela”, donde se presentó el libro La Quinta Los Ombúes. Memoria y paisaje de San Isidro. La arquitecta expresó una enorme satisfacción por el trabajo de producción realizado por el equipo del Museo. En sus páginas, los lectores descubrirán notas sobre historia genealógica, arquitectura, paisaje y ecología, e iniciarán un recorrido por el museo, la biblioteca, el archivo fotográfico y sus visitas guiadas por el histórico lugar.

–¿Cómo se originó la idea de escribir este libro?

–Pensamos que nuestra institución estaba muy cerca de cumplir diez años en la Quinta Los Ombúes; por lo tanto, sentimos que había llegado el momento de contar la historia. El Museo Biblioteca y Archivo Histórico Municipal de San Isidro se inauguró aquí el 16 de mayo de 2006, un año después de que se hiciera efectiva la donación del Dr. Horacio Beccar Varela. La Quinta Los Ombúes estaba destinada a ser su lugar definitivo.

–¿Quiénes integraron el equipo de colaboradores y por qué fueron elegidos?

–Tratándose de un aporte a la bibliografía histórica de San Isidro, y no solo de un objeto decorativo, el rigor de los contenidos cobró especial relevancia. Los capítulos que integran este libro han sido elaborados por distintos autores que han prestado su colaboración en forma honoraria. Debo agradecer tanto a aquellos que forman parte del personal del Museo como a los expertos en diversas disciplinas (historia genealógica, patrimonio monumental, arquitectura, paisajismo, medioambiente, mobiliario e indumentaria, etcétera). El proceso de producción de este libro llevó numerosas reuniones, intercambio de ideas, ajustes y demás protocolos que no hubieran podido cumplirse sin el apoyo y el interés de todo el personal del Museo. Este libro es el reflejo gráfico de la tarea que ellos realizan todos los días para brindar un servicio acorde con la excelencia que el público de San Isidro exige como estándar de calidad para su cultura y su medioambiente.

–¿Cuál es la historia de la Quinta Los Ombúes?

–¡Tienen que leer el libro! Puedo contarte que esta casa tiene una historia documentada que se remonta a finales del siglo xviii. Perteneció a distintos propietarios, entre ellos Mariquita Sánchez, su propietaria más célebre. Hacia 1881, la quinta fue comprada por el abogado Cosme Beccar y su esposa María Varela, quienes la habitaron y dejaron su apellido unido para siempre a tan simbólico lugar de San Isidro. Uno de sus hijos, Horacio Beccar Varela, fue quien decidió donar la quinta con sus edificios, jardines y barranca a la Municipalidad de San Isidro. Esta generosa decisión permitió conservar un conjunto histórico donde casa y jardín forman una unidad indivisible.

Dr. Carlos Castellano, Dr. Oscar Andrés De Masi y Arq. Marcela Fugardo

Dr. Carlos Castellano, Dr. Oscar Andrés De Masi y Arq. Marcela Fugardo

–¿ Quien es el editor del libro?

Es un libro importante (25 x 19), de 184 páginas, de tapa blanda con solapas amplias y papel ilustración. Su diseño fue una tarea en conjunto entre el equipo del Museo y las diseñadoras Cecilia Szalkowicz y Vanina Scolavino. También contamos con la colaboración de la editora Graciela Sammartino. Las fotografías son de Bruno Dubner. Los autores fueron convocados según sus disciplinas, pero también sumamos a los profesionales del Museo para que contaran su tarea de todos los días. Todos los textos fueron sometidos a la implacable revisión de la correctora Emilia Ghelfi. Logramos que en el libro estuvieran todas las voces.

–¿Quiénes estuvieron en la presentación?

–La presentación se realizó el 18 de marzo de 2015 y estuvieron más de doscientas personas, entre las que se destacaron las autoridades del Municipio, los autores, la familia Beccar Varela, la Asociación Amigos del Museo y muchos vecinos y amigos, constantes y consecuentes, que nos han seguido a través de los años en nuestras actividades culturales. Fue un día de fiesta… sentimos que nos recibíamos de Museo.

–¿Qué emociones surgieron en la presentación de un libro que relata la memoria y el paisaje del lugar?

–La mayor emoción fue sentir que este legado generoso y altruista de Horacio Beccar Varela trascendía ya el plano de lo material y cobraba ese día un profundo significado espiritual. En lo personal, pensé mucho en él, porque cada día con nuestro trabajo ratificamos su decisión y cumplimos su deseo. El compromiso de nuestra institución es doble, un compromiso con la memoria sanisidrense y un compromiso con su legado.

–¿Qué representa para San Isidro la edición de este libro?

–Este libro es un orgullo para San Isidro y para todos los que vivimos acá porque nuestro patrimonio, nuestra identidad, nuestro paisaje se ven reflejados en las páginas de este texto. Existe la voluntad política de las autoridades de apoyar la concreción de iniciativas como esta. Quienes frecuentamos la labor en el ámbito del patrimonio y de los museos podemos dar fe de que no todos los Municipios exhiben semejante compromiso con la cultura. En el caso de San Isidro, la agenda del gobierno municipal no solo la incluye, sino que la promueve. Este libro es un testimonio de ello.

Los autores que participaron en el libro: Dr. Oscar Andrés De Masi, Arq. Julio Cacciatore, Lic. Eleonora Jaureguiberry (por detrás se ve a Eduardo Leguizamón de Habitat y su hijo), Arq. Jorge Bayá Casal, don Bernardo Lozier Almazán, Arq. Marcela Fugardo, Dr. Carlos Castellano, Sandra Monzani, Daniel Balmaceda, Arq. Elisabet Derecho, Arq. María Estela Ghelfi, Graciela Sammartino (editora), Bárbara Gasparri y Prof. Eduardo Tenconi Colonna.

Los autores que participaron en el libro: Dr. Oscar Andrés De Masi, Arq. Julio Cacciatore, Lic. Eleonora Jaureguiberry (por detrás se ve a Eduardo Leguizamón de Habitat y su hijo), Arq. Jorge Bayá Casal, don Bernardo Lozier Almazán, Arq. Marcela Fugardo, Dr. Carlos Castellano, Sandra Monzani, Daniel Balmaceda, Arq. Elisabet Derecho, Arq. María Estela Ghelfi, Graciela Sammartino (editora), Bárbara Gasparri y Prof. Eduardo Tenconi Colonna.

–¿En qué capítulo te detienes para compartir desde un lugar de lectora?

–El capítulo de Susana Speroni, que elige un objeto romántico, de una fuerte temática iconográfica… ¿Quién resiste la tentación de tener entre sus manos estos abanicos de Mariquita Sánchez? El abanico de plumas y carey es un objeto estrella de nuestro Museo, y Susana nos invita a imaginar el lenguaje secreto de esta mujer, tan ligada al pasado de la Quinta y a nuestra propia historia.

–¿Cuál fue el criterio de elección de las fotos?

–El libro cuenta con maravillosas fotografías actuales, tomadas por Bruno Dubner. Quisimos esperar al mes de noviembre, momento en que florecen los jacarandás y el paisaje explota en colores azules; fue en ese mes cuando el jardín lució su máximo esplendor. Aunque no podían faltar las antiguas fotografías de la Quinta, aportadas en su mayor parte por la familia Beccar Varela, que, acompañadas por el texto evocativo de Mujica Lainez, nos permiten reconstruir esa cadena de recuerdos que enriquecen la memoria y la historia de esta casa.

–¿Por qué decidieron presentar un libro de lectura y no un e-book?

–Porque creemos, como decía aquel aforismo latino: scripta manent, “lo escrito permanece”… que permanece en el estante de una biblioteca; sin duda, permanece en el soporte de sus páginas palpables. Pero permanece, por sobre todo, en esa forma de acceder a la realidad de las cosas que llamamos la “experiencia”. Leer un libro, percibir el aroma de sus páginas, abrirlo y cerrarlo, tocar sus contornos sólidos… todo ello es hoy, en esta era digital y líquida en que vivimos, una “experiencia” que vale la pena recuperar y disfrutar con la misma intensidad con que, por ejemplo, disfrutamos de una visita al jardín de esta quinta…

Dr. Carlos Castellano, Prof. Eduardo Tenconi Colonna y Arq. Marcela Fugardo

Dr. Carlos Castellano, Prof. Eduardo Tenconi Colonna y Arq. Marcela Fugardo

¿Quien diseñó la tapa? ¿Por qué eligieron esa imagen?

–Como todo el libro, la tapa y contratapa fue también un trabajo en equipo entre las diseñadoras y el Museo. Queríamos una imagen que comunicara el patrimonio cultural y natural; de ahí que descartamos una tapa cuyo diseño fuera solo tipográfico y nos decidimos por esta foto que, sin necesidad de leer el título, es una invitación a visitar la Quinta Los Ombúes… y, naturalmente, el libro. También pensamos que no debía faltar el patio central con su aljibe, que incluimos en la contratapa, porque es un elemento fuertemente emblemático del lugar… a tal punto que pocos visitantes se resisten a tomarse una fotografía junto a él. Las ramas y flores del jacarandá le aportan frescura y le dan continuidad a la imagen de tapa. De alguna manera, acompañan ese hermoso marco paisajístico que rodea la casa.

–¿Cuándo fue declarado el lugar Monumento Histórico Nacional?

–Uno de los capítulos, “De la historia de la Quinta a la poética del Monumento: génesis de una declaratoria nacional”, del Dr. Oscar Andrés De Masi, se refiere justamente a los entretelones y la génesis del Decreto PEN N.° 1284/2007, que otorgó la máxima categoría y tutela como Monumento Histórico Nacional a la Quinta Los Ombúes. En aquel momento, el Dr. De Masi era asesor legal de la Comisión de Monumentos. Fue él quien logró sacar adelante la declaratoria, que era muy fundada, pero que, impensadamente, estaba trabada por algunas burocracias. Eso creó un vínculo más fuerte entre él y este monumento.

–¿Cuáles fueron las palabras del doctor De Masi?

–El Dr. De Masi señaló el valor de que una institución cultural produzca un libro. En este caso, es el primer libro que retrata en forma completa no solo la historia de la casa y sus moradores, sino todo lo que ocurre en un sitio que se ha convertido en un espacio de cultura complejo y en una reserva del patrimonio.

Patricia Ortiz

 

Más de la Arquitecta Marcela Fugardo

Marcela Fugardo es arquitecta egresada de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, y diplomada en el Posgrado en Gestión Cultural, Patrimonio y Turismo Sustentable de la Fundación Ortega y Gasset.

Ejerció la docencia en la UBA en Introducción a la arquitectura contemporánea, Representación arquitectónica y Diseño IV. Es Miembro de ICOM Argentina, del Centro de Guías de Turismo de San Isidro y del Instituto Histórico Municipal de San Isidro. En el año 2011 fue premiada como Mujer Destacada por la Cámara de Comercio del Partido de San Isidro.

Ha realizado la curaduría de numerosas exposiciones temporarias. Coautora de la obra 100 años vestidos, un recorrido por los estilos que usaron las porteñas a lo largo del siglo XIX (2010) y autora de artículos en las áreas de Historia Argentina, Patrimonio y Museografía. Últimamente:

“Aportes iconográficos a la historia de un amor en el exilio: los retratos en miniatura de Justa Cané y Florencio Varela obra de Jean Philippe Goulu” y “Un beso que al Sena manda el Plata: el sauce que Ascasubi llevó a la tumba de Alfred de Musset”.

En la actualidad, es Directora del Museo, Biblioteca y Archivo Histórico Municipal de San Isidro “Dr. Horacio Beccar Varela”.



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario