La magia de Andalucía, cautivó a empresarios, operadores turísticos y periodistas en el Hotel Alvear

La Oficina de Turismo de España presentó la oferta turística de Andalucía, un lugar pintoresco con casas pintadas de blanco y patios de inmemorable arquitectura.

“Que una zona turística de la importancia de Andalucía, el primer destino de España para los argentinos, haga esta apuesta por el turismo en el Hotel Alvear es muy importante. Creemos que va a ser muy bien recibido por el público y por el canal de distribución en Argentina”, dijo Antonio Falcone, gerente de la compañía aérea Iberia.

Aunque en el país existe incertidumbre en los mercados y la crisis aún no se ha superado, Falcone dijo que no se ha experimentado en cifras la crisis, aunque las reservas a futuro marcan una caída del 15 o 20%. “Una vez que se vayan solucionando los problemas económicos, esta caída se revertirá, y cuando nos acerquemos a épocas críticas de demanda europea, saldremos adelante. Todos apostamos a ir hacia delante para superar el momento”, explicó.

Otro tema importante es la diferencia que existe entre la entrada de turistas y los ingresos que generan. España es el segundo país del mundo en recibir turistas.  El primero es  Francia y el tercer lugar es para  Estados Unidos. Cuando hablamos de ingresos, el primer lugar se lo lleva este último, luego España y, finalmente, Francia.

ANDALUCÍA ES LA TIERRA ELEGIDA

Andalucía, llamada por algunos “ciudad autónoma” y por otros, “provincia”, recibe muchos turistas; el 60% es nacional y el 40, internacional.

“Año a año vemos una gran evolución. Las cifras van aumentando. Los 14 km de distancia con el continente africano es un adicional, porque incorporamos circuitos para incrementar nuestro turismo”, explicó Juan Rubin, jefe del departamento de  Marketing de Turismo de Andalucía. Sus hermosas costas están bañadas por el Mediterráneo  y por el Atlántico y de allí surge la intensa oferta gastronómica.  El latinoamericano y el japonés demandan cultura y gastronomía. La diferencia entre el oriental y el argentino es que éste suele ir  varias veces. La propuesta de salud y belleza es destacada en una hotelería muy moderna; hay  spas para todos los gustos  y lugares de relax  ideales para un turista que viaja por negocios, presentaciones, congresos o productos. “Ya hemos superado a Barcelona y estamos segundos en el ranking español. Nuestra percepción  va hacia un espacio de reuniones y de congresos como el tradicional de Sevilla”, continuó Rubin a medida que las imágenes se destacaban en la pantalla.

¿Qué se puede decir de los vinos? En Andalucía existen seis denominaciones de origen diferentes de vino, que son las de Montilla-Moriles, Jerez-Xeres-Sherry, Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda, Condado de Huelva, Málaga y Sierras de Málaga.

“Somos capaces de distribuirlo por todo el mundo. En la antigua Roma eran muy apreciados y hoy es convocante en diferente reuniones de trabajo”, agregó.

La música sevillana y el tac tac de las castañuelas acompañaron a las palabras. Andalucía apareció en pantalla: sol, playa, caminos verdes y cuidados fueron alguna vez invadidos por la cultura mediterránea, fenicia, árabe y por los moros del norte de África. Las antiguas iglesias erguidas dan cuenta de una población que se demuestra en manifestaciones religiosas y culturales.

Para saber cómo es el hombre andaluz, hay que saber escucharlo. El hombre piropea y le dice “guapa” a la mujer. Además sabe cuidar a su  caballo, al cual trata como a un amigo. “El flamenco es la riqueza cultural de la provincia”, señaló Rubin a los presentes. “Flamenco es una cultura: como el torero y la saeta, es una forma de expresarse y ha sido declarado Patrimonio Oral de la Humanidad”, agregó

¡Internarse en las ferias de Almería, Huelva o Sevilla es una experiencia religiosa!

¿Quién no ha quedado extasiado ante las bellas mujeres vestidas con ropa típica, o admirado cuando los hombres sacan los caballos para dar un paseo? Es muy atractivo para el turista.
En el Hotel Alvear se le dio la bienvenida a la provincia donde los colores hacen contraste, donde la fiesta es tradición y donde se canta y se entrega al amor de la naturaleza. Encontrarla es encantar a los sentidos. Recorrerla, tan blanca, artesana y tradicional de día y noche, es comulgar con la mística abierta a un mundo de sensaciones

Patricia Ortiz

Dejar un comentario