La Catedral de Barcelona, un monumento sagrado de la arquitectura gótica catalana

La Catedral de Barcelona, un monumento sagrado de la arquitectura gótica catalana

La Santa Iglesia Catedral Basílica de Barcelona se encuentra bajo el patronazgo de la Santa Cruz y de la virgen Santa Eulalia en cuya Cripta  guardada bajo el Altar Mayor se halla una tumba gótica con elementos románicos y un sarcófago de mármol (s.XIV) construida en su homenaje.

A sus 13 años, Santa Eulalia; cotitular de la Catedral fue martirizada hasta la muerte en el año 304 d. C.  por defender su fe cristiana.

Este templo de gran belleza, visitado por miles de fieles que elevan día a día su plegaria y  rinden culto a su fe, es sede del Cardenal-Arzobispo de Barcelona y la Iglesia madre de todas las iglesias del arzobispado.

Catedral de Barcelona

Catedral de Barcelona

En su interior se puede admirar el arte gótico catalán.  Su construcción se inició el 1 de mayo de 1298, durante el pontificado de Bernat Pelegri y bajo el reinado de Jaime II y se terminó provisionalmente el año 1450 siendo obispo Climent Sapera y reinando Alfonso V.

El monumento se sitúa sobre los restos de una basílica paleocristiana y de una basílica románica. A finales del siglo XIX se edificó la fachada y a principios del XX se construyeron las dos torres y el cimborrio.

La catedral ha sido y es la sede de los obispos que han regido la diócesis barcelonesa.  El primer obispo conocido documentalmente es Pretextat (año 343).

Entre los elementos singulares del Templo encontramos el Cimborrio, el Baptisterio, o el Claustro.

Catedral de Barcelona

Catedral de Barcelona

En el Museo-Sala Capitular se destacan elementos arquitectónicos, pinturas y retablos como “La Piedad” de Bartolomé Bermejo y la Custodia, de oro y plata, situada sobre la silla del rey Martí I (s.XV).

Desde la capilla de los Santos Inocentes, al lado de la puerta de San Ivo, los visitantes acceden a la terraza con ascensor. Al llegar a este espacio superior, se ven las dos torres-campanario, las dos agujas góticas laterales y  el Cimborrio (coronado por una imagen de Santa Elena) y el claustro.

Desde este lugar se obtienen imágenes de gran belleza y una vista panorámica de la ciudad de Barcelona.

Patricia Ortiz



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario