La Casa de la Cultura Vasca, ofreció un espectáculo de danzas, música, coro y gastronomía de primer nivel

La Casa de la Cultura Vasca, ofreció un espectáculo de danzas, música, coro y gastronomía de primer nivel

El historiador Tomás Hudson hizo un inolvidable recorrido en diapositivas por la historia de su libro Mariano Necochea, coraje indomable.

El miércoles 18 de noviembre, la presidente de EUSKO KULTUR ETXEA–La Casa de la Cultura Vasca, María Elena Etcheverry de Irujo Ollo, anunció el comienzo de la gran fiesta: “Presentamos un acto cultural donde las danzas vascas, la música, su tradición y sus costumbres nos recuerdan el amado país. Bienvenidos a nuestra casa, que es una entidad que necesita del compromiso de todos”, declaró.

La Casa de la Cultura Vasca, ofreció un espectáculo de danzas, música, coro y gastronomía de primer nivel

La hermosa casa está ubicada en México 1880, y fue el resultado del trabajo y la dedicación de un grupo de vascos que percibió la necesidad de impulsarla. Con solo diecinueve años, hoy es un lugar de encuentro que abrió sus puertas para iniciar en Argentina un camino de cultura y de conservación de las raíces y del idioma. “Con el paso del tiempo, nuestra institución fue creciendo y actualmente recibe a alumnos que quieren estudiar el idioma vasco”. Las palabras de la señora de Irujo Ollo recorrieron el salón como la puesta en escena de un “Aurresku” en homenaje a los presentes, que fue coreografiado por Aitor Alava, director del cuerpo de baile Ekin Dantzari Taldea, a modo de presentación de una fiesta que anunciaba ser especial. Luego, el Coro Euzkalzaleak, bajo la genial dirección del maestro Eliseo Rodríguez, interpretó Agur Jaunak, Atzo Ttun-Ttun, Euskera Gure Euskera, Itxa Soan.

La Casa de la Cultura Vasca, ofreció un espectáculo de danzas, música, coro y gastronomía de primer nivel

La magia del país vasco comenzaba a darle la mano a la historia de nuestra Independencia. Y ese hilo conductor fue tejido por el doctor Juan José Guaresti (nieto), presidente del Instituto de Estudios Vascos, quien imaginó y produjo el desarrollo de este homenaje a sus raíces, a nuestros antepasados y a quienes hoy defienden los valores de nuestros próceres. Así, Guaresti presentó al escritor Tomás Hudson, quien se ha especializado en escribir sobre oficiales del General San Martín y otros héroes de la Independencia argentina.

Mariano Necochea, coraje indomable:

“Celebramos hoy una fiesta cultural en una institución vasca y somos un referente de la comunidad. Este lugar está abierto para aquellos que, sin ser  vascos, se interesan por nuestras actividades. Nos honra con su presencia un investigador de altísimo nivel, que ha descubierto en su libro sobre Mariano de Necochea la garra y el deseo de libertad de un hombre que dio todo por su patria”, afirmó Guaresti, que expresó en todo momento su deseo de transmitir, a través de esta investigación, el coraje de los hombres que construyeron con total desinterés los cimientos para lograr la Independencia.

“Nuestro país debe volver a vibrar. Es a través de estos trabajos, como el de Hudson, como nuestros jóvenes pueden sentir y querer ser un Mariano de Necochea: honesto, fiel, que reunía el coraje y el valor que fueron apreciados por nuestro Libertador Gral. José de San Martín. Tomás Hudson estudió una parte de la historia argentina que nadie había estudiado. A los vascos, la libertad de nuestro país le debe mucho. Vamos a convocar con la imaginación el ruido de la caballería, el tronar de los cañones, el casco cansado de los caballos y el ruido de la carga de los cañones…”.

Luego, la figura de Mariano de Necochea apareció en una pantalla y, con ella, la historia de un hombre hasta el momento desconocido.

Tomás Hudson agradeció la invitación y se refirió a su tarea investigativa. Fue una muy buena manera de aprender, mediante el sistema de fotografías en pantalla y la descripción de cada uno de los momentos históricos.

La Casa de la Cultura Vasca, ofreció un espectáculo de danzas, música, coro y gastronomía de primer nivel

“¿Por qué Necochea?”, se preguntó Hudson.

“Cuando empecé a estudiarlo, encontré que mi interés máximo era ahondar en la guerra de la independencia, en el personaje de José de San Martín y, sobre todo, en quienes lo rodeaban. De Mariano de Necochea sólo conocemos la calle, pero poca gente conoce su historia”.

Para ilustrar su investigación, Hudson relató y mostró la prueba contundente de los viajes que realizó. De esta manera, llegó al lugar de nacimiento, donde vivió y donde terminó sus días el prócer vasco. “Busqué  a sus descendientes y me dirigí a la ciudad de Lima; allí  culminó la gesta de San Martín. Visité el Panteón de los Próceres y me di cuenta de que muchos eran los oficiales máximos de San Martín; entre ellos estaba Mariano de Necochea, y me di cuenta de que nadie sabía nada de él”.

“Hace tres años, la ciudad de Necochea celebró otro aniversario de su fundación; el intendente me dijo que escribiera sobre este personaje histórico porque la gente no sabía que existía. Con este pedido comencé y, al avanzar, realmente lo consideré uno de los oficiales más eficaces y románticos, y uno de los personajes más cercanos al Libertador”, recordó Hudson, que utilizó diapositivas que registraron los cuadros, los lugares y los próceres que intervinieron en la gesta.

Una imagen siguió a la otra: su juventud, su coraje, sus deseos de ser una pieza fundamental en la gesta libertadora, sus luchas, los combates, los días de gloria, los momentos de sacrificio y dolor, las mujeres que lo amaron, y el amor de su vida, Pepita, quien lo cuidó con abnegación, aparecieron en la pantalla como si fuese una película que, al terminar, recibió un eufórico aplauso.

Patricia Ortiz



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario