Había una vez…Muñecas y Juguetes (1870-1940)

Había una vez…Muñecas y Juguetes (1870-1940)

El Ministerio de Cultura porteño inauguró la “Muestra de muñecas antiguas” en la Casa Fernández Blanco. Se presentó la Colección de Mabel y María Castellano Fotheringham” y se formalizó así la donación a la ciudad de Buenos Aires de la colección de muñecas antiguas más importante del país.

El Ministro de Cultura de la Ciudad, Hernán Lombardi, estuvo en el acto de inauguración realizado el 14 de julio y expresó: “Hay una sola palabra para sintetizar esto que vemos, esa palabra es amor, amor es lo que nos entregan las hermanas Mabel y María, y que refleja el amor de ellas a los chicos y a la vida”.

La colección puede visitarse en vacaciones de invierno, de martes a domingo de 11 a 17, y al terminar las mismas, podrá  ser visitada los sábados y domingos.

“Había una vez…Muñecas y Juguetes (1870-1940), es  la colección de muñecas antiguas más importante del país donadas por Mabel y María Castellano Fotheringham. Está conformada por más de 400 piezas en la que se destacan muñecas, juguetes, miniaturas y objetos mecánicos. Esta opción se suma a la amplia oferta de propuestas culturales para estas vacaciones de invierno.

 

Sobre la Exhibición

Había una vez… es la tradicional frase mágica con la que nos preparamos para ingresar en el mundo fantástico de los cuentos infantiles, la clave del disfrute cuando somos niños, y la que nos habilita a volver a serlo mientras recorremos setenta años de la historia de uno de los objetos más antiguos y populares de la humanidad: las muñecas. Vistas entonces como simples juguetes, hoy son la representación más acabada de los cambios operados por una sociedad respecto de la concepción de lo femenino, los juegos, la educación, la moda, y las responsabilidades de las niñas. Pero son también exquisitas obras de arte, realizadas por maestros jugueteros que supieron expresar su infinita creatividad, sin importar que fueran en papel, en madera, en pasta, en porcelana o en trapo.

 

Sobre la Casa Fernández Blanco

Esta ecléctica mansión de estilo neorrenacentista fue la casa del coleccionista Don Isaac Fernández Blanco y la primera sede del Museo que lleva su nombre. Hoy es uno de los últimos testimonios del gran cambio urbanístico que experimentó la ciudad de Buenos Aires durante las dos últimas décadas del siglo XIX.

Reacondicionamiento y apertura de nuevas salas de exhibición

Como parte del programa de restauración de la Casa Fernández Blanco y su reconversión como segunda sede institucional se ha puesto en valor en esta última etapa el “salón Fumoire” y refaccionado tres salas del sector posterior y más antiguo del edificio, obras todas desarrolladas por el Museo con el apoyo de la Dirección General de Casco Histórico dependiente del Ministerio de Cultura, el patrocinio de la Asociación, distintas empresas privadas y una generosa ayuda económica de Mabel y María Castellano Fotheringham.

La colección puede visitarse en vacaciones de invierno, de martes a domingo de 11 a 17, y al terminar las mismas, podrá ser visitada los sábados y domingos. en el mismo horario, en la sede Casa Fernández Blanco, Hipólito Yrigoyen 1420



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario