Faustina Godoy, la telera que honra el trabajo artesanal de las mujeres sanjuaninas

Faustina Godoy, la telera que honra el trabajo artesanal de las mujeres sanjuaninas

Faustina Margarita Godoy lleva su nombre con mucho orgullo. Es la heredera de técnicas ancestrales que le inculcó su madre, Doña Margarita Luna, en el taller en el que hoy ambas producen bellísimos y coloridos tejidos. Sus creaciones se exponen en el Mercado Artesanal Tradicional “Luisa Escuderoy han llegado a competir —junto a los tejidos de otras compañeras— en la Exposición Rural de Palermo en Buenos Aires, una participación impulsada por el Gobierno de la Provincia de San Juan a través del Ministerio de Turismo y Cultura.

Faustina Godoy, la telera que honra el trabajo artesanal de las mujeres sanjuaninas

Don Mario Zaguirre, Secretario de Cultura de la Provincia de San Juan, apoya con entusiasmo el Proyecto de Difusión Cultural encabezado por la Directora de Patrimonio Cultural y Natural de la Provincia de San Juan, la arquitecta Andrea Blanco. Es ella quien supervisa atentamente el programa y trabaja para unir a las teleras que viven a lo largo de la provincia. El pasado agosto, en la Edición 133° de la tradicional Exposición Rural, Don Mario Zaguirre fue el encargado de entregar el premio “Mejor frazada tejida”, un premio que reconoció el trabajo de confección de una manta con rapacejo de diseño indígena.

Margarita vive en Tudcum, una villa ubicada en el Departamento de Iglesia, y es reconocida allí tanto por sus artesanías como por los dulces que produce. En Tudcum abundan los árboles frutales —manzanos, higueras, durazneros— y ella elabora cada día las confituras que los visitantes pueden conseguir, además de producir prendas de lana de oveja y guanaco tejidas al telar. Nogales y álamos también crecen en esta tierra y todos forman parte de la postal arbolada característica de Tudcum, ya que rodean cada una de sus pequeñas casas. 

Faustina Godoy, la telera que honra el trabajo artesanal de las mujeres sanjuaninas

“Mi pueblo está cerca de la pre cordillera y no tiene más de mil habitantes. Vivimos en armonía y tranquilidad.  Es muy pintoresco y en invierno las montañas se cubren de nieve”, explica la telera, quien conoce muy bien los inviernos crudos que despojan de hojas a los árboles para luego renacer en primavera y ofrecer sus coloridas flores.“Me dedico al trabajo en el telar con placer y entusiasmo. Siento un gran amor por esta actividad que mi madre realizó durante tantos años. Es una de las mejores artesanas del país, en 1999 ganó un premio en la Rural por un poncho tejido al telar tradicional”, relata con humildad.

Mientras el viento susurra desde lejos, Margarita cuenta en qué se basa su técnica de tejido al telar tradicional, que puede ser fino, intermedio o grueso según sea necesario. “Mi madre me ha transmitido todo lo que sabía. No tengo otra formación. Ella está capacitada para trabajar desde la esquila de la oveja hasta la confección de la prenda. El hilado de la lana puede ser fino o grueso y es la trama que se utiliza para tejer diversas prendas: ponchos, bufandas, frazadas o pies de cama.  En cambio, yo lo hago desde el torcido del hilo, no desde el hilado porque aún me cuesta —afirmó—. Hay artesanas en Tudcum que se dedican a hilar y yo les doy la lana y luego hago el torcido, el lavado y el teñido hasta tener la prenda final”. Así describe el proceso la experta sanjuanina, quien sostiene que el tiempo de trabajo es diferente en cada caso ya que torcer un hilo y hacer un ovillo a máquina lleva prácticamente tres horas. Para quienes no conocen el desarrollo, los pasos básicos y esenciales son: torcer, lavar, teñir, urdir y luego tejer.  

Faustina Godoy, la telera que honra el trabajo artesanal de las mujeres sanjuaninas

Las vidas de Margarita y de muchas otras teleras han cambiado para bien a partir de la circulación de sus artesanías prendas y de la posibilidad de exponerlas en un espacio como La Rural: “Hemos sido reconocidas y galardonadas en varias ocasiones, ¡nos encanta!”, afirma con ilusión la artesana.

Todo proyecto necesita a alguien que planifique, supervise, y cuente con la energía y la voluntad necesarias para luego llevar a cabo lo imaginado. En este caso, es la arquitecta Andrea Blanco quien aporta su mirada femenina y emprendedora para que las teleras sanjuaninas puedan progresar día a día y vivir de las piezas únicas que producen. “Tuve la oportunidad de conocerla este año porque nos visitó en el taller donde nací y fui criada por mi madre —relata Margarita—. Tiene una gran predisposición y en todo momento nos acompaña y nos ofrece su experiencia y ayuda. Se ha tomado el trabajo de visitar las viviendas de cada artesano para realizar un censo. Le he pasado datos de muchas teleras que viven a varios kilómetros de la ciudad y las ha visitado”.

Faustina Godoy, la telera que honra el trabajo artesanal de las mujeres sanjuaninas

La unión de todas las artesanas significa mucho para Margarita porque es una forma de mantener la identidad de la provincia de San Juan y de honrar el trabajo de muchas madres y abuelas —las que las precedieron y las de hoy—: “nos sentimos valoradas y día a día vemos cómo mejorar nuestro producto. Mi madre, con 85 años, sigue ayudándome para que cada prenda sea perfecta, sigue cada detalle”. Puede parecer una tarea sencilla, pero no lo es, y la fuerza y dedicación con la que realizan cada pieza sostiene también el anhelo de transmitir estas técnicas en talleres. “Además de aprender a manejarnos, de vender y tener nuestro dinero, me emociona ver cómo toman forma creaciones propias. Esto es más que un cable a tierra, llevo esta pasión en la sangre y me gustaría transmitírsela a las nuevas generaciones”, concluye Margarita, emocionada.

Patricia Ortiz
Corrección: Ailen Hernández

Faustina Godoy, la telera que honra el trabajo artesanal de las mujeres sanjuaninas


Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario