Entrevista al licenciado Bernardo Abruzzese, subsecretario de la representación oficial en Bs. As. del Gobierno de Santiago el Estero

En la Casa de Santiago, se realizan talleres de quichua, de bombo, se promocionan productos, artesanías y muestras de artistas santiagueños.

—¿Cómo nació el proyecto de “La Noche de las Provincias”?

—Hace cuatro años, los directores de las distintas casas de provincia nos juntamos y formamos una red federal. En sus comienzos, estas reuniones tenían como objetivo intercambiar propuestas para dar soluciones a la gente que se trasladaba a Buenos Aires por cuestiones de salud, de transporte.

Luego, el Gobierno de la Ciudad creó una Dirección General de Asuntos y Relaciones Institucionales, en la que tratamos estos temas comunes, y surgió  una posibilidad de hacer un evento en que se instituía La Noche de las Provincias, como La Noche de los Museos, La Noche de Los libros.

—¿Cuál fue el objetivo de este encuentro federal?

—Mostrar la actividad de la Casa de las Provincias; en nuestro caso, la casa es una subsecretaría del Gobierno de Santiago del Estero en Buenos Aires, y también manejamos la promoción cultural, turística, comercial y la cooperación institucional al exterior. En este aspecto, organizamos comisiones a Sudáfrica, China, Europa, Canadá. Tenemos una muy buena presencia en la Expo Paraguay y en Santa Cruz de la Sierra, en el marco de la región del norte argentino y del Pacífico, vinculado con la región de Arica, en Chile.

—¿Cuál es la principal riqueza de Santiago del Estero?

—Lamentablemente, la provincia estuvo algo postergada en su expansión industrial, pero en los cuatro últimos años se quintuplicó y pasamos del 1% al 5%. Sabemos que la riqueza está en el campo, y lo que agrega valor es la industria. Por este motivo, estamos promocionando a la provincia como la entrada del turismo al norte argentino, destacando la atención de nuestra gente y el desarrollo de un turismo con fuerte contenido religioso y cultural.

—¿Qué actividades culturales destaca?

—Las costumbres de la ciudad, conocida como “Madre de ciudades” hace más de cinco siglos, valoran nuestra chacarera, la marcha de los bombos. En el último lanzamiento de temporada, se juntaron más de tres mil bombos, que llenaron de energía y de alegría el lugar. Entendemos al turismo cultural de una manera integrada a la gastronomía, que se luce con la harina de algarrobo, la producción de queso de cabra y de miel de buena calidad. Es un nuevo concepto y un enfoque distinto, ya que tratamos de promover valores nuevos en los stands de la Feria del Libro, en Expo Artesanías: apoyamos a los expositores y a los creadores.

—¿Y la parte productiva?

—La Secretaría de Turismo ha encarado un plan de equipamiento y desarrollo de infraestructura en caminos y carreteras. Así nos estamos abriendo a los mercados de la región y del exterior e integramos el sur de Brasil y a Paraguay en alianzas de venta, no sólo de hilado de algodón, que generan puestos genuinos de trabajo, sino con empresas del Mercosur. Además, nuestra Ley de Promoción Industrial favorece la radicación de industrias y la producción de energía eléctrica o de gas.

—¿Cuáles son las actividades que se realizan en la Casa de Santiago en Buenos Aires?

—Abrimos una agenda que ofrece en diversos horarios, talleres de quichua, de bombo, stands de promoción de nuestros productos, artesanías, satisfacemos inquietudes sobre turismo. Todo esto lo hemos mostrado en la Noche de las Provincias, además de los números artístico y de las degustaciones.

—¿Han cumplido con las expectativas de promoción en la noche del 11 de diciembre?

—No lo dude ni un momento. No sólo ha sido un éxito para la Casa de Santiago, sino que todas las provincias han tenido la misma experiencia. Es parte de la magia de Buenos aires, que se abre a su interior.

Patricia Ortiz




Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario