En la reunión del Rotary Club de Palermo, Washington Illescas se refirió a la educación y a la juventud en el mes de la alfabetización.

En la reunión del Rotary Club de Palermo, Washington Illescas se refirió a la educación y a la juventud en el mes de la alfabetización.

Nuestra gente no carece de alimentos; carece de educación y tiene  hambre de instrucción.

La reunión de los martes del Rotary Club de Palermo se realizó en el Círculo de Gendarmería Nacional que es una Asociación Mutual creada en 1947  que desarrolla actividades sociales con el fin de promover la integración y el servicio a la comunidad.

El almuerzo comenzó a las 13.00 en punto con las palabras del doctor Ricardo Pesce (vicepresidente del Rotary Club de Palermo, presidente electo para el próximo período y macero del club), quien presentó a los integrantes de la mesa cabecera que estuvo formada por la doctora María Teresa Neira, presidente de la Junta Directiva del Rotary club de Palermo, Alberto Márquez (pte. del RC de Parque Chacabuco), Washington Illescas (past-gobernador del distrito 4890 y actual socio del club). En estos almuerzos, los socios se reúnen para escuchar a un orador que desarrolla un tema que luego es analizado para llegar a una conclusión y poner manos a la obra. Carlos Schwarberg leyó las efemérides del día y luego Washington Illescas agradeció a la presidente del Rotary Club de Palermo la invitación para comenzar con una reflexión sobre un tema que sin dudas sobrepasa nuestras inquietudes presentes y futuras.

“En Argentina hay 5 millones de jóvenes entre 13 y 19 años de los cuales 900 mil no estudian ni trabajan, 500 mil no asisten al secundario porque necesitan trabajar, viven en la pobreza y no les interesa asistir porque no hay elementos que los interese”,dijo el disertante.

¿Quién es el responsable? Además de no contar con el apoyo familiar, lo grave aparece con la ausencia del Estado, a quien no le interesa la sabiduría de los jóvenes.

Existen dos camisetas que visten nuestros adolescentes;  los que se integran a una sociedad en la cual el trabajo es fuente de incentivo para proyectarse en un futuro que sin duda no será el mejor sin educación y conocimiento, y otro que no logra salir de lo básico, de una vida vacía, sin ánimo de evolución. En la era de la comunicación y la informática, estos jóvenes (muchos de ellos analfabetos) no son buenos ejemplos. Illescas agregó que nuestros candidatos no ofrecen otras opciones más que alentar un facilismo que es conveniente a sus planes de fomentar la dádiva y los regalos en época de elecciones.

En su exposición, Illescas alentó a proteger a esa juventud argentina  estudiosa, trabajadora, que sueña y se esfuerza. “Sin la educación, la educación será débil, porque nunca podrán discernir entre lo bueno y lo malo, lo positivo y lo negativo”, sostuvo. Por último, instó a su querido Rotary Club, a sus amigos rotarios presentes y ausentes, a los 12.000 socios de Rotary Club en Argentina, a los 17 gobernadores del período 2010-2011 a poner en marcha (alentados por el Rotary Club de Palermo) un programa para ayudar, desde la educación, a quienes se han quedado en el camino.

Debate

Sin ingresar en el tema político, María Teresa Neira apuntó a “qué se puede hacer desde el lugar rotario”. Ricardo Pesce recordó que este problema no empezó hace cuatro o cinco años, sino mucho atrás debido a que los gobiernos deciden no ocuparse de la educación. “El deterioro llega desde la casa y sigue en la escuela”, afirmó.

¿Cuáles serían los primeros puntos importantes que lograrían modificar en algo esta realidad actual?  “Honestidad gubernamental y que no se piense en el populismo que engrosa las urnas, respondió”, Illescas.

María Teresa Neira destacó que muchos inmigrantes españoles e italianos que llegaron sin nada al país no querían que sus hijos fueran analfabetos como muchos de ellos. Decidían enviarlos al colegio, a las universidades; venían con mentalidad distinta. Querían que fueran mejores. ¡Eran los jóvenes que dieron a nuestro país, hijos y nietos universitarios!

Ya en el final, Alberto Marques contó que el Club rotario de Chacabuco, que preside,   pasó por varias etapas y hoy tiene 25 socios; hay un cambio de perfil al incorporar a gente joven que ha traído nuevas ideas y profesiones, nuevos conceptos que todavía están fusionándose con los anteriores.

“Sería interesante que coincidieran los 17 nuevos gobernadores en temas de esta naturaleza, buscar una meta por la solución de este tema y que cada uno haga su plan. Podríamos pedir una convocatoria para lograr que durante este año se desarrolle un programa con metas referidas a las escuelas y a la familia”, concluyó Marques

Patricia Ortiz

www.rotary4890.org.ar/es/palermo2009_2010.htm

Foto 1: (izquierda a derecha) Miguel Rivero, Guillermo Barroetaveña, Martha Pinillos, Carlos Schwarzberg, Roberto Celentano y María Rosa Comas.

Foto 2: María Rosa Comas, Cristina Botazzi y Antonio Márquez

Foto 3: Antonio Márquez, Washington Illescas, María Teresa Neira y Ricardo Pesce

Foto 4: Carlos Schwarzberg, Roberto Celentano, María Rosa Comas, Cristina Botazz y Antonio Márquez.

Foto 5: Miguel Tesón, Juan Manuel Samberg Haedo, Enrique Garrone, Francisco Gravina y Luis Sioli

Foto 6: Enrique Garrone, Francisco Gravina y Luis Sioli. En la otra mesa empezando por el fondo: Guillermo Barroetaveña, Carlos Schwarzberg, Roberto Celentano y María Rosa Comas

Foto 7: Antonio Márquez, Washington Illescas y María Teresa Neira

Foto 8: Antonio Márquez.



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario