El escritor John Coetzee lanzó su biblioteca personal en el Malba

El escritor John Coetzee lanzó su biblioteca personal en el Malba

El escritor sudafricano John Coetzee visitó Buenos Aires para el lanzamiento de su biblioteca personal, de la editorial El hilo de Ariadna. Estuvo presente en la 40ª Edición de la Feria del Libro el 27 de abril de 2014 y realizó una conferencia en el Malba.

“Escribir es dar, dar, dar sin parar, sin respiro”, le escribió John Coetzee a Paul Auster en una de las cartas que cruzaron ambos escritores entre 2008 y 2011. Son las que hoy forman parte de Aquí y ahora. Seguramente esa fórmula es la que ha utilizado el escritor sudafricano durante todo su andar por la literatura. Y la que lo ha llevado a escribir las novelas que le otorgaron, quizá sin pensarlo, el Premio Nobel de Literatura 2003. El escritor, descendiente de colonos ingleses y holandeses, reside en Australia y visitó Buenos Aires con motivo de la presentación de la Biblioteca Personal John Maxwell Coetzee, Editorial El hilo de Ariadna. Esto lo llevó a dar una conferencia en la Feria del Libro el 27 de abril de 2014 y en el Museo de Arte Latinoamericano Buenos Aires (Malba) el martes 29 de abril de 2014. En la primera, Coetzee compartió escenario con Paul Auster. Ambos leyeron algunas de las cartas que forman parte del libro mencionado.

En la segunda presentación, en soledad, se ocupó de lleno a su proyecto editorial, con el título de “La idea de una biblioteca personal”.

Según Coetzee, fue Jorge Luis Borges quien influyó en él para llevar adelante esta idea, y para esto consideró dos bibliotecas personales del escritor argentino en las que Borges escribía los prólogos, de la misma forma en que Coetzee realizó esta presentación. Sin embargo, Coetzee comentó: “No me pongo a su altura. Borges era un gigante, yo no. Es el escritor más importante en Buenos Aires”. En un auditorio del edificio del Malba, se paró frente a un atril y con total pasividad comenzó a dar su discurso, con mucha seriedad: “El plan en este proyecto de biblioteca no era elegir los mejores libros ni pretender que los lean todos, solo ofrecerles los que me marcaron en mi vida y me formaron como lo que soy”, soltó Coetzee en referencia a la  elección de doce libros que publicará la editorial que tomó las riendas. Y agregó: “Busco dejar una huella en la manera de pensar, no en el pensamiento en sí”.

Entre otros autores de la Biblioteca Personal John Maxwell Coetzee figuran Robert Walser, Gustave Flaubert y Robert Musil. Aunque se lamentó de no poder contar con textos de Albert Camus. “Falleció hace menos de 70 años, el mínimo para que caduquen los derechos de autor. Y no conseguimos los derechos de mano de sus herederos”, soltó. Pese a tener la influencia de Borges al edificar la colección, no hay textos del argentino entre los doce elegidos ni de ningún escritor hispanohablante. “Una biblioteca personal es cuestión de gustos. Debo ser honesto, solo un hispano ha significado mucho para mí. Hablo de Miguel de Cervantes, pero no tendría sentido haber incluido a Don Quijote porque ya todos lo habrían leído o hasta estudiado”, aclaró Coetzee.

¿Y Borges? “No dejó una huella en mí, pero eso no significa que no lo admire”. Cierto es que su idioma es el inglés, y por eso predomina en sus elecciones textos en esa lengua. Pero John Maxwell manifestó que “no siento el inglés como mi idioma, es un idioma extranjero en el cual escribo”, a la vez que se refirió a la colonización británica que Sudáfrica sufrió a fines del siglo xviii. Por último habló de su género, las novelas. “Se caracterizan por un personaje principal, héroe o heroína, rodeado de caracteres menores”. Y remató con una contradicción llamativa: “Hay novelistas que eligen leer poesías, yo soy uno de ellos. Se escribe a una temperatura más alta que la prosa”, metaforizó Coetzee, y siguió: “La poesía es un modelo ideal para la prosa, pero está siempre fuera de alcance”.

Gonzalo Busquets

Fotos: Gentileza Malba – Fundación Costantini



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario