El Camino Francés en bicicleta, un recorrido inolvidable hacia la Catedral de Santiago de Compostela

El Camino Francés en bicicleta, un recorrido inolvidable hacia la Catedral de Santiago de Compostela

El 2021 es Año Xacobeo y son muchos los peregrinos que se preparan para emprender el Camino de Santiago. El Camino es un momento de reflexión que invita a conocerse más y a despertarse cada día con la ilusión de completar una nueva etapa. La recompensa la encontrarán también al llegar a la Plaza del Obradoiro y poder contemplar, en primera persona, la magnífica Catedral de Santiago. Este año, los peregrinos deberán seguir respetando todas las medidas de prevención establecidas a raíz de la COVID-19, pero esto no detendrá la marcha de caminantes y ciclistas.

Con el correr de los años, la bicicleta ha ido ganando popularidad como medio alternativo para realizar el Camino; hay quienes, como los peregrinos de antaño, todavía se aventuran a hacerlo andando a caballo. En la actualidad, la creación de bicisendas y la posibilidad, por ejemplo, de abonarse a un servicio de alquiler de bicicletas ha hecho que sea un medio de transporte altamente utilizado en las grandes ciudades. Las autoridades, además, incentivan su uso ya que ayuda a disminuir los niveles de contaminación y, en este contexto de pandemia, evita la acumulación de personas en el transporte público.

Quizás estos factores están relacionados con el aumento de ciclistas dispuestos a asumir el desafío de recorrer España en dos ruedas para completar el Camino. Ahora bien, es fundamental tener en cuenta que muchos tramos no son sobre asfalto sino sobre caminos de tierra o piedra y que el terreno presenta constantemente subidas y bajadas, por lo que el peregrino deberá prepararse físicamente y planificar muy bien las etapas para enfrentarse a cada una de ellas en las mejores condiciones. La primera de las trece etapas que componen el Camino Francés puede comenzar en Sant Jean Pied de Port o en Somport —se unifican a partir de la cuarta etapa— y el promedio de kilómetros a recorrer por día es de unos sesenta, dependiendo de la exigencia que presente cada trayecto.

El Camino Francés en bicicleta, una opción popular entre los peregrinos para llegar a la Catedral de Santiago de Compostela

Una de las recomendaciones más importantes para realizar el Camino en bicicleta es saber distribuir el equipaje para conseguir equilibrar el peso y que este no se convierta en una dificultad extra a medida que pasen los kilómetros. El pedaleo debe sentirse lo más natural posible a pesar de la carga, y para eso se sugiere equipar la bicicleta con alforjas en la parte trasera, un triángulo bajo el asiento que puede servir para guardar herramientas y una bolsa especial o portavalores en el manubrio para guardar documentación o mapas —si se prefiere seguir las rutas en papel en lugar de seguir las indicaciones del GPS—.

A lo largo del camino, cada amanecer en los albergues y la primera pedaleada del día indican el comienzo de una nueva etapa. Atrás quedan los kilómetros ya recorridos, representados en cada uno de los sellos recogidos en la Compostela… Los senderos del Camino Francés, transitados desde hace siglos, regalan al peregrino infinitas historias y leyendas, bellísimos e inolvidables paisajes y la posibilidad de andar solo pero siempre acompañado.

 Patricia Ortiz
Ailén Hernández 
Crédito fotográfico:  Turismo Gal

El Camino Francés en bicicleta, una opción popular entre los peregrinos para llegar a la Catedral de Santiago de Compostela


Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario