El Camino de Santiago de Compostela, un atractivo turístico que enciende la fe de los peregrinos

El Camino de Santiago de Compostela, un atractivo turístico que enciende la fe de los peregrinos

Llegar a Santiago de Compostela es el objetivo de todos los peregrinos que se animan a descubrir el Camino de Santiago y quedurante esos días —o semanas—encontrarán mucho más de lo que habían imaginado. Pero llegar a la ciudad del apóstol Santiago, dar los últimos pasos en los escalones de la Catedral, no es el final del camino. Es el principio de una manera distinta de ver las cosas, de un camino que no es de tierra ni de barro, sino que conduce a cada uno hacia sí mismo.

Ahora bien, Santiago tiene muchísimo para ofrecer una vez que el peregrino ha descansado bien y se ha recuperado del esfuerzo: el descanso es necesario y le permitirá disfrutar de la historia, de la diversidad y de la energía que transmite la ciudad. Dice la historia que le debe su nacimiento a un pequeño grupo de monjes que se congregó alrededor de la tumba del Apóstol alrededor del año 820, luego de haber sido descubierta.

Durante la Edad Media tuvo un crecimiento exponencial debido a la importancia que había adquirido en Europa la idea de la peregrinación. El hombre se consideraba un homo viator, alguien que se desplaza de un lugar a otro, que sigue un camino, que está siempre en movimiento. Por eso —y gracias a eso—, el número de personas que peregrinaban hacia los lugares santos fue creciendo cada vez más. Santiago se convirtió entonces en uno de los tres centros de la Cristiandad, junto a Jerusalén y Roma.

Santiago de Compostela

Santiago de Compostela

Con el tiempo, Santiago se consolidó también como centro cultural gracias a la creación de la Universidad. La presencia de los estudiantes es parte fundamental de la energía y la vibrante vida cultural de la ciudad. El Camino de Santiago es, sin embargo, se ha convertido al día de hoy en un atractivo turístico-cultural imperdible que provoca la circulación ininterrumpida de peregrinos, viajeros y turistas alrededor del casco histórico y de la Catedral, que es sin lugar a duda el atractivo principal de la ciudad.

Durante los últimos años, la fachada principal de la Catedral  —el Obradoiro— estuvo cubierta con andamios y redes porque necesitaba ser restaurada para evitar que avanzara el deterioro que ya la afectaba. Las obras empezaron en el 2013 y el recuperado Obradoiro vio la luz hace apenas unos meses, durante el verano español. Gracias al minucioso y dedicado trabajo de los restauradores y especialistas, se pudo recuperar el color original de algunas de las figuras que forman parte de la fachada, así como el color original de la piedra, opacado por el paso del tiempo —las esculturas fueron colocadas en 1746—. De todas formas, las obras deben continuar en el interior de la iglesia para reparar los daños causados por la humedad y también en las escalinatas de acceso al Pórtico de la Gloria. La fecha de finalización de las obras está pautada para el 2021, el próximo Año Santo.

La era digital no ha logrado disminuir la cantidad de personas que eligen aventurarse en tierras gallegas —cargando únicamente una mochila— sino que ha provocado elresurgimiento del Camino. Quizás gran parte de los peregrinos no dé el primer paso impulsado por un sentimiento religioso, pero no importan las creencias ni los motivos —desafío personal, agradecimiento, regalo, pedido, o el simple placer de fotografiar paisajes únicos—, porque una vez que se empieza, quieras o no, se sigue por un camino que conecta con la naturaleza y con la espiritualidad, y que sin darte cuenta te acercará a vos mismo.

Patricia Ortiz

Crédito fotográfico: Oficina de Turismo de España 



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

1 Comentario

  1. Cristina - 28/10/2018

    Gracias por este informe, Santiago es un lugar magico lleno de tradición, y un simbolo mas fuerte que lo religioso solamente una.cultura singular en todo suesplendor.

Dejar un comentario