El Camino Blanco, la ruta Xacobea que une continentes y estrecha lazos entre la Argentina y Galicia

El Camino Blanco, la ruta Xacobea que une continentes y estrecha lazos entre la Argentina y Galicia

En un año muy especial, Galicia abre sus puertas una vez más para celebrar Año Xacobeo 2021. Entre las múltiples actividades y celebraciones programadas se encuentra la apertura del Camino Blanco, una nueva extensión del Camino de Santiago que parte desde América: comienza en Ushuaia, el punto más austral del hemisferio, para luego atravesar Argentina, Chile y Uruguay, cruzar el Atlántico y continuar el recorrido hacia Santiago desde Lisboa. Caminos Culturales entrevistó a José Luis Álvarez (Josechu), Coordinador General del proyecto por parte de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago (FEAACS), y a Alberto Cacharrón, Director de Negocio No Residente en Abanca durante tres décadas —enfocado en la emigración gallega—, escritor y aventurero incansable que se animará a recorrerlo en bicicleta y sumará así una Ruta Xacobea más a su historial —ya ha recorrido, también en bicicleta, las seis vías principales—. 

C. C.: ¿Cómo nació el proyecto Camino Blanco?

Josechu: Los españoles tenemos la costumbre de venirnos arriba cuando se trata de acometer un reto y la idea de intentar poner una señal indicativa en la BAE nació después de una mera conversación de café. Yo soy marino y mi último cargo fue el de Suboficial Mayor de la Armada Española, por lo que mantuve el contacto con los principales mandos y eso me permitió concertar una reunión con el 2º Jefe del Estado Mayor, el almirante Franco, que, casualmente, también es peregrino. Luego hubo que pedir autorización al Ejército de Tierra — encargado de controlar la superficie terrestre de la Isla Decepción— y al Comité Polar Español, que nos dio una respuesta rápida y afirmativa. Gracias a esta campaña pudimos entregar, al menos, ciento cincuenta credenciales de peregrino a todas las personas que colaboraron, incluida la tripulación del Buque de Investigación Oceanográfica (BIO) Hespérides que llevó la cota hacia la Antártida durante el viaje de inicio de la Campaña Antártica anual. Desde Santiago hasta allí hay una distancia estimada de 14.075 kilómetros o 7.600 millas náuticas (esta fue considerada preferentemente una ruta marítima). 

El Camino Blanco, la ruta Xacobea que une continentes y estrecha lazos entre la Argentina y Galicia

C. C.: ¿Por qué eligieron Ushuaia como punto de partida?

Josechu: Ushuaia es el último puerto que toca el HESPÉRIDES antes de llegar a territorio Antártico y el primer puerto a la hora del regreso, por lo que es el punto lógico para iniciar el recorrido terrestre de esta nueva alternativa del Camino Blanco —hasta ahora exclusivo de quienes regresan a bordo del BIO Hespérides hasta Ushuaia y regresan a España por vía aérea—. Este año, por vez primera y gracias a Alberto Cacharrón, se demostrará que es posible abrir una vía terrestre partiendo del punto más accesible para aquellas personas no científicas, lo que nos permitirá consolidar y dar viabilidad a este proyecto que, al mismo tiempo, estrechará aún más los lazos entre ambos países.

C .C.: Alberto, ¿por qué aceptó este desafío?

Me enfrento a este reto porque desde siempre me han llamado la atención el mundo de la aventura, la historia y el Camino de Santiago, tres cosas que confluyen perfectamente en este Camino Blanco.

C. C.: ¿Cómo afrontó la preparación para recorrerlo en bicicleta? 

La preparación la he concebido desde tres vertientes. En primer lugar, la logística, con sus trámites y burocracia. Para esto cuento con la inestimable ayuda de la FEAACS, a la que pone cara y el trabajo y esfuerzo de Josechu. A raíz de esto, todo mi equipaje viaja desde España hacia a Ushuaia en el buque Bio Hespérides. En segundo lugar, la planificación. Organizar cuidadosamente la ruta a seguir, ya que iré recogiendo datos que puedan ser de utilidad para los próximos peregrinos que quieran hacer este Camino. Y por último —aunque quizás sea la parte más importante—, la preparación mental, ya que es un camino que se recorre en solitario; a día de hoy estoy al cien por ciento gracias a mi incansable espíritu aventurero y a lo que he aprendido en los años que llevo en el mundo de la montaña y el cicloturismo.

Alberto Cacharrón

C. C.: ¿Y qué me dice del entrenamiento físico para un reto tan exigente?  

Alberto: Esta preparación también es fundamental y por ello estoy siguiendo un estricto y disciplinado plan, acompañado por mi entrenador José Ramón Blanco (Joserra Blanco), experto maratonista y, con quien hemos recorrido muchas rutas en bicicleta, tales como: el Camino de Santiago, la Ruta de los Monasterios Cistercienses, entre otras. Mis rutinas incluyen trayectos que no bajan de los noventa kilómetros por día cuatro veces por semana en tramos de ascenso a puertos de montaña. Los demás días simplemente ruedo en llano, sin forzar. La correcta elección del material necesario para el periplo (mecánica, alimentación, ropa, alforjas, etcétera) es otro aspecto muy importante porque debe estar seleccionado para minimizar el peso que se lleva y organizado para ocupar el menor espacio posible. 

C. C.: ¿Hay empresas o instituciones que patrocinen el recorrido?

Alberto: A día de hoy, tengo confirmado el patrocinio del Xacobeo  (Xunta de Galicia) y el de la empresa orensana COREN; ambos han mostrado enorme interés y sensibilidad hacia el proyecto. También cuento con patrocinios de empresas más pequeñas que aportan su importante granito de arena. Quisiera destacar el respaldo y la ayuda que me está prestando la FEAACS, ya que puede considerarse un patrocinio, uno muy importante por cierto.

José Luis Álvarez

C. C.: ¿Qué impulso les han dado la Xunta de Galicia y la organización del Xacobeo?

Alberto: La implicación de la Xunta —desde su Vicepresidencia— y de la organización del Xacobeo ha sido intensa desde que se enteraron del proyecto; he sido recibido por el vicepresidente —D. Alfonso Rueda—, quien me ha trasladado todo su apoyo. Estamos muy ilusionados con la idea de abrir la primera ruta Xacobea por tierras sudamericanas, tierras en las que Galicia está muy presente. Será, sin duda, una excelente oportunidad para estrechar aún más los lazos que las unen. El Secretario Xeral de Emigración, D. Antonio Rodríguez Miranda, también ha estado apoyándome en esta aventura.

C. C.: ¿Cómo imaginan el momento de la largada y qué los moviliza para organizar un evento así?

Josechu: Para la FEAACS es muy importante y emotiva esta aventura, haremos todo lo posible para transmitir a través de este recorrido y del esfuerzo y compromiso de Alberto el espíritu jacobeo y los valores que se impulsa el Camino: hermanamiento, acogida, hospitalidad, espiritualidad, conocimiento de los límites humanos y superación. Estoy plenamente convencido del éxito de la empresa de Alberto. Sé que tras este viaje, su vida y su interior cambiarán notablemente, pero a su paso, mientras pedalea, también generará cambios, sutiles al principio, pero que dejarán una marca imborrable. 

José Luis Álvarez

C. C.: ¿Qué significa el Camino de Santiago y unir estos puntos a través de los mojones o la recepción de las Compostelas?

Josechu: como peregrinos viejos, sabemos la influencia que el Camino ejerce sobre caminantes y peregrinos —dos maneras diferentes de recorrer el Camino de Santiago—. Cada camino es distinto y varían las percepciones, pero lo que no parece variar es el sentimiento de hacer un doble camino, el que dirige nuestros pasos hacia el sepulcro del Apóstol y el que, en paralelo, realizamos hacia nuestro interior. Esperamos que tras el paso de Alberto puedan establecerse señales físicas de su recorrido, no solo para recordar su gesta sino para invitar a futuros peregrinos. Esas señales serán un llamado a iniciar no solo el camino físico sino uno que pueda significar el comienzo de una nueva vida.  

Alberto: para todos nosotros esto es, definitivamente, una aventura. Me sentiré acompañado aun en la soledad del viaje, persiguiendo un solo horizonte y demostrando que el tesón, la voluntad y la capacidad de superación permiten alcanzar las metas. Es importante visualizar que el Camino de Santiago es un camino de unión y de intercambio que podemos y debemos ser capaces de interiorizar.

Patricia Ortiz

Corrección: Ailen Hernández

Crédito fotográfico: José Luis Álvarez y Alberto Cacharrón

El Camino Blanco, la ruta Xacobea que une continentes y estrecha lazos entre la Argentina y Galicia

Dejar un comentario