Calingasta, una tierra rodeada de paisajes coloridos, viñedos y arroyos

Calingasta, una tierra rodeada de paisajes coloridos, viñedos y arroyos

La Villa de Calingasta está ubicada a 170 km de la ciudad de San Juan; a ella se accede  por un camino asfaltado que atraviesa una la bonita Quebrada de las Burras.

Este valle de increíble belleza, rodeado de paisajes coloridos, de fincas con árboles frutales (manzanos, peras, membrillos, duraznos); viñedos y arroyos, está ubicado entre la precordillera y la Cordillera de los Andes, descubrimos tres poblaciones: Villa Calingasta, Tamberías y Barreal que cuenta con una muy buena infraestructura para el turismo.

Quienes eligen este paraíso sanjuanino, quedan maravillados al observar su cielo nocturno que permite disfrutar de las estrellas; es una experiencia memorable que se complementa con la visita a los Observatorios Astronómicos ubicados en el Parque Nacional “El Leoncito”.

Calingasta, una tierra rodeada de paisajes coloridos, viñedos y arroyos

Muy cerca de Barreal, en la extensa “Pampa del Leoncito”, se puede practicar carrovelismo con instructores, en los rápidos veleros del desierto que son impulsados por viento. Las caminatas y cabalgatas están reservadas para los amantes de la  naturaleza que deciden llegar hasta Tamberías-Hilario, donde se pueden apreciar los imponentes cerros de Alcázar, Morado y Calvario.

Este valle está bendecido por el sol que ilumina los paisajes, verdaderas postales coloridas y naturales.  


Patricia Ortiz 
Crédito fotográfico: Municipalidad de Calingasta y Camila Barrios

Dejar un comentario