Brasil guarda un desierto gigante con lagunas de agua dulce en Lençóis Maranhenses

Brasil guarda un desierto gigante con lagunas de agua dulce en Lençóis Maranhenses

Lençóis Maranhenses es una región única en el mundo que encierra un desierto gigante con lagunas de agua dulce. La diversidad natural hace que Brasil sea un lugar único y multifacético que atrae visitantes de todo el mundo en cualquier época del año. Esta multiplicidad se ve reflejada en distintas zonas del país, y éses es el caso de Lençóis Maranhenses: un desierto ubicado en el estado de Maranhão con un mosaico de arena y lagunas de agua color esmeralda donde el paisaje no sigue ninguna lógica, hecho que lo hace sorprendente y atractivo para todo visitante. Un espectáculo de la naturaleza que es rediseñado constantemente a causa del viento, logrando, como consecuencia, que nadie vea exactamente la misma imagen dos veces.

Desde 1981, declarado Parque Nacional, la región está protegida con un régimen de preservación permanente debido a su importancia y fragilidad. Hoy, sobrepasa las 90 mil hectares de dunas libres que llegan a 40 metros de altura y avanzan hasta perder de vista todas las direcciones. Entre ellas se aprecian lagunas de aguas cristalinas con una tonalidad que varía del verde claro al azul profundo, creadas por los elementos de la naturaleza en un trabajo de millones de años.

Raro e incomparável fenômeno da natureza, os Lençóis  Maranhenses se estendem por 70 km ao longo da orla oceânica e avançam 50 km pelo continente, em direção ao interior, formando um grande areal,  repleto de uma infinidade de poços, lagos e lagoas, de água doce e cristalina, cujos tons variam do azul ao verde. Lençóis Maranhenses (MA). Foto: Maurício Moreira

Raro e incomparável fenômeno da natureza, os Lençóis Maranhenses se estendem por 70 km ao longo da orla oceânica e avançam 50 km pelo continente, em direção ao interior, formando um grande areal, repleto de uma infinidade de poços, lagos e lagoas, de água doce e cristalina, cujos tons variam do azul ao verde. Lençóis Maranhenses (MA). Foto: Maurício Moreira

Hasta el momento el turismo de masas no ha llegado a la región, pero nada disminuye el impacto de estar integrado a la inmensidad de dunas y lagunas. Se propone como un destino ideal para los amantes del turismo de aventura y para todos aquellos interesados en descubrir un paisaje de belleza única.

Para visitarlo, debe llegarse a pie o en vehículo 4×4 para recorridos más largos. En su interior, dos de los oasis más conocidos son Queimada dos Britos y Baixada Grande: allí emergen grandes mangalares en donde es posible encontrar cangrejos y tortugas marinas. Asimismo, las lagunas que poseen mejores condiciones para bañarse son Bonita y Azul.

El Parque ofrece circuitos y travesías a pie, observación de la fauna, baños en las lagunas y paseos en vehículos de tracción por sus dunas. También se puede navegar por el Río Perguiças que atraviesa los Lençóis. Su nombre remite a la tranquilidad de sus aguas que desembocan en una pequeña colonia de pescadores, conocida como Atins.

Fundada às margens do Rio Preguiças, Barreirinhas é o principal portão de acesso ao Parque Nacional dos Lençóis Maranhenses, um dos lugares mais fascinantes do litoral brasileiro. Raro e incomparável fenômeno da natureza, os Lençóis se estendem por 70 km ao longo da orla oceânica e avançam 50 km pelo continente, em direção ao interior, formando um grande areal,  repleto de uma infinidade de poços, lagos e lagoas, de água doce e cristalina, cujos tons variam do azul ao verde. Barreirinhas (MA). Foto: Maurício Moreira

Fundada às margens do Rio Preguiças, Barreirinhas é o principal portão de acesso ao Parque Nacional dos Lençóis Maranhenses, um dos lugares mais fascinantes do litoral brasileiro. Raro e incomparável fenômeno da natureza, os Lençóis se estendem por 70 km ao longo da orla oceânica e avançam 50 km pelo continente, em direção ao interior, formando um grande areal, repleto de uma infinidade de poços, lagos e lagoas, de água doce e cristalina, cujos tons variam do azul ao verde. Barreirinhas (MA). Foto: Maurício Moreira

Una forma sumamente única para recorrer la zona es a través de un vuelo panorámico por el Río Perguiças, desde donde se podrán vislumbrar, entre la inmensidad de las dunas, las coloridas lagunas que la distinguen.

La mejor época del año para visitar Lençóis Maranhenses es entre los meses de mayo y septiembre, período de mayor acumulación de agua en las lagunas.
.
www.visitbrasil.com
www.facebook.com/VisitBrasil.
RP Embratur – LLORENTE & CUENCA
María Eugenia Sampalione – mesampalione@llorenteycuenca.com
Gisela Costa – gcosta@llorenteycuenca.com
Antonella Nicosiano – anicosiano@llorenteycuenca.com



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario