[Boletín Güemesiano] Nº 111 de Julio de 2009

En el día en que se recuerda la declaración de nuestra Independencia, dedico estas páginas a quienes la forjaron y al suelo que fue su escenario. Esta edición, renovada con un nuevo estímulo, contiene una Elegía al Gral. Güemes escrita por un Sacerdote; el detalle de lo reclamado al Dr. Félix Luna por la alteración inconsulta de un artículo escrito por la autora del Boletín Güemesiano Digital; notas sobre un Documental; datos para comprender el menoscabo que padece el Gral. Güemes y el correo de lectores.

CONTENIDO

I.          ELEGIA AL HEROE NACIONAL DON MARTIN M DE GUEMES, por Mns. Bernacki.

II.         UN MENOSCABO QUE YA ES HISTORIA, por M Cristina Fernández

III.        EMPEQUEÑECIENDO AL GRAN BASTION DE LA PATRIA, por M C Fernández

IV.       ¿QUE PASO DESPUES DEL 9 DE JULIO DE 1806? por María C Fernández

V.        CORREO DE LECTORES

VI.       AGENDA GUEMESIANA JUNIO DE 2009

VII.     NUEVO RECONOCIMIENTO AL BOLETIN GUEMESIANO DIGITAL

DESARROLLO

I.  ELEGIA AL HEROE NACIONAL DON MARTIN MIGUEL DE GUEMES

Durante la Invocación Religiosa realizada el 17 de Junio en el Panteón de las Glorias del Norte (Salta), Monseñor Dante Bernacki compartió una reflexión inspirada en segunda carta de San Pablo a los Cristianos de Corinto, que se identifica con el ser del Gral. Güemes. Los versos libres tienen un poco de elegía y un poco de plegaria en forma de díptico patrio y dicen así:

Todavía resonaba en la noche
el estampido del disparo traicionero
Don Martín Miguel herido
recorrió el camino postrero.

Las ramadas quisieron ampararlo,
y la noche lo envolvió en su silencio
el General cabalga dolorido
el manantial de su sangre va vertiendo.

La vida se le iba yendo
por las venas abiertas de su cuerpo.
Dijo un gaucho:
-No se nos vaya mi General, que lo necesitamos…
Respondió Güemes en agónico estertor:
-El cansancio no venga a mis hombres…
mientras quede un enemigo
con fiera saña han de enfrentarlo.

En la madrugada del domingo diecisiete,
el gélido amanecer se vio sorprendido:
los gauchos, que suelen esconder sus lágrimas
hoy que muere quien fuera su guía y paladín,
las van derramando con el corazón dolido.

General Don Martín Miguel de Güemes,
Héroe de Salta, Héroe de la Patria Argentina.

Queremos elevar nuestra plegaria
para que goces en el empíreo
de la plenitud que has buscado,
de la paz que esquiva te fue en el tiempo,
pues tu corazón bravío y guerrero
mientras corrían las páginas de la historia
no quiso días serenos, sino de ardor incendiados.

Sabemos que obraste con la integridad propia
de un hombre sincero y cabal
que supiste de gozos profundos
y de dolores que laceraron tu alma.
que gustaste de la lealtad de tus hombres,
y saboreaste la amarga hiel de las envidias
y las traiciones.

Las armas que usaste fueron las de la justicia
en lo ofensivo frente al invasor,
en lo defensivo al lado de tu gente,
viviste el testimonio de quien señeramente
se convirtió en modelo de amor y entrega por la Patria.

Hombre sin doblez,
sincero con los sinceros,
implacable con los hipócritas.
caritativo con los pobres,
lleno de ternura para el necesitado,
jamás negaste tu mano
para levantar de la tierra al humillado.

Fuiste líder cercano a tus gauchos,
amigo que supo compartirlo todo,
tuviste la amistad dispuesta a quien la necesitara
sin caer en la trampa facilista de la demagogia.
Quisiste ver la Patria con la frente altiva
la soñaste soberana, independiente,
y la bala traicionera sesgó tu vida,
pero en tus gauchos dejaste la simiente.
Hoy el cielo imploró abierto,
para recibir tu alma inquieta,
sólo pido a Dios que te otorgue
el sosiego que en esta tierra no encontraste.

Duerma, mi General, que tus gauchos velan,
duerma, Don Martín Miguel, que el sol despunta
en una plegaria ardiente y sentida
del corazón de esta Salta que orgullosa
muestra ante la Patria Argentina
tu rostro varonil y valiente,
tu sangre mártir de libertades auténticas
y de verdades que se constituyeron
en camino a seguir para las generaciones futuras
con gratitud, esperanza y valiente arrojo. Amén.

II. UN MENOSCABO QUE YA ES HISTORIA

Ante la incomprensible e inadmisible actitud del Dr. Félix Luna en torno a mis escritos sobre el Gral. Martín Miguel de Güemes, cito seguidamente lo reclamado a la Revista bajo su dirección.

En mi trabajo, titulado “De la Discordia al Pacto”, que Todo es Historia tituló “La disputa entre Güemes y el Directorio”, se suprimieron (¿arbitraria o ex profesamente?) los subtítulos “La causa patriota en 1813”; “Los gauchos de Güemes, germen de la discordia” (el que además de ser alterado fue trasladado a otra parte del texto); “Entorpeciendo la gloriosa empresa”; “Nunca he deseado ser vano, sino bueno” (absurdamente reemplazado por “una furibunda respuesta”, desvirtuando lo expuesto); “Güemes ¿traidor de la Patria?”; “Conclusiones” fue reemplazado por “Mil preguntas y una respuesta” (el subtítulo original contiene las conclusiones del trabajo, ordenadamente expuestas y una pregunta no mil, además la revista incorporó el nexo “y por último”, cambiando el sentido del artículo).

Los subtítulos fueron cuidadosamente seleccionados para dar coherencia y unidad al trabajo. “Entorpeciendo la gloriosa empresa” y “Nunca he deseado ser vano sino bueno” son frases del Gral. Güemes, extraídas y transcriptas de documentos de la época que merecen ser respetadas como tales pese a que Todo es Historia no lo hizo.

En la publicación se lee: “Rondeau continuó su avance y el Cabildo lo invitó a entrevistarse con el caudillo salteño, ante lo que Rondeau declaró a Güemes “reo de Estado” y ordenó la desobediencia al que consideraba el más atroz de los hombres. (Bando del 15 de marzo)”. La autora escribió: “Rondeau continuó su avance y el Cabildo lo invitó a entrevistarse con Güemes, ante lo que Rondeau declaró a Güemes “reo de Estado” y ordenó la desobediencia al que consideraba el más atroz de los hombres (Bando del 15 de marzo)”. No acepté que se me haga cargo de lo que no escribí: el apellido “Güemes” no es sinónimo de “caudillo salteño”.

Por otra parte, Todo es Historia suprimió siete párrafos del artículo, cinco de los cuales hacían referencia a la altura moral del Gral. Güemes y a su verdadero protagonismo en la historia de nuestra Patria, lo cual es muy llamativo.

En cuanto a las imágenes publicadas, en las que envié no usé el término “caudillo” al que la Revista es tan afecto que lo incluyó en todas, contradiciendo el cuerpo del trabajo. Como si los cargos que ocupo Güemes y su honrosa carrera militar debieran ser omitidos. La foto de los integrantes del Instituto Güemesiano en Buenos Aires a mi cargo fue enviada con la leyenda: “Gauchos de Güemes hoy, en el Monumento a Güemes en Palermo, Buenos Aires”. Fue publicada con la leyenda: “Por Güemes. Frente al Monumento del caudillo en Buenos Aires, este grupo de gauchos difunde su memoria entre los jóvenes”. Ninguno difunde la vida de un caudillo, honran la memoria del Gral. Güemes y se consideran sus Gauchos, en esta desigual lucha contra el olvido y la marginación que padece el prócer.

Se observó que las imágenes incorporadas por la Dra. Felicitas Luna (hija del Dr. Félix Luna, quien escuchó y aplaudió las palabras que pronuncié en la Casa de Gobierno de San Luis donde precisamente destaqué el menoscabo que padece el Héroe) contienen información errónea. Por ejemplo la imagen del óleo sobre tela de Juan A Boero, titulada por su autor “Carga de Güemes y sus Infernales” fue publicada como “Güemes y sus valientes gauchos en pleno combate”.  Sobre la esposa del Gral. Güemes se dice que lo sobrevivió apenas un año. Lo real es que Carmencita falleció casi diez meses después que el héroe. En la imagen de la muerte del héroe se lee: “El final del caudillo. El ataque y la muerte de Güemes fue el 17 de Junio de 1821”, se informó a la revista que el prócer fue herido el 7 de Junio de 1821 y murió el 17 del mismo mes y año.

Conforme lo expuesto, se solicitó que la revista publicara el artículo original o una explicación detallada aclarando todo lo que se le pidió. Por respuesta, en un espacio expresamente elegido para pasar inadvertido la revista, dio continuidad a su menoscabo. Un respetable esfuerzo como el realizado por el Gobierno de San Luis fue afectado por esta actitud irrespetuosa que además de vulnerar mis derechos continúa menoscabando la digna figura del Gral. Güemes, Padre de nuestra Independencia (una de las frases que la Revista eliminó). Lamentable pero cierto. Ya es historia.

III.  EMPEQUEÑECIENDO AL GRAN BASTION DE LA PATRIA

El Canal Encuentro en “Noches de Historia” difundió un documental sobre Güemes en la Serie “Caudillos” junto a Dorrego, Artigas, López, Ramírez, Quiroga, Urquiza, Peñaloza y Rosas. Uno de los participantes fue el Ing. Guillermo Solá, autor de “El Gran Bastión de la Patria”, obra dedicada a difundir la Gesta Güemesiana. Luego de leer el Boletín Güemesiano Digital Nº 109 el Ing. Solá expresó que en el documental mencionado no se reprodujeron los principales aspectos relacionados con el Gral. Güemes que él destacó. La decepción lo llevó a escribir a la Productora, Andrea Bruno, la siguiente nota:

Espero, sinceramente, que algún día el Sr. Dimeglio  pueda estudiar mejor y enterarse que Güemes no fue un “caudillo”. No fue un “caudillo” como los demás caudillos del montón. El mote de “caudillo” a Güemes proviene de un mito. De un mito de la historia oficial argentina, mitrista, sarmientista. ¡Qué lástima que no reprodujeron la parte más importante de lo que expresé en la entrevista: que Güemes no puede considerarse un “caudillo” etc. etc. etc…!

De esta manera sigue deformada la Historia Argentina. Güemes no está a la altura de Chacho Peñaloza, de Facundo Quiroga, de Francisco Ramírez, de Estanislao López… (todos ellos muy respetables y honorables caudillos locales). Ni tampoco Artigas. Artigas también es un héroe nacional.

Güemes está a la altura de San Martín, de Belgrano… está en otro estadio. Alguna vez, los responsables de la difusión de la cultura, en especial los historiadores ociosos que sólo venden libros… venden libros y más libros… deberán estudiar más, aprender bien los temas, y recién publicar en los medios para toda la gente.

No estoy contento con el resultado. Quizás a nadie le interese. Pero te confieso, amargamente, que lamento haber participado en ese programa. Eso me pasa por confiado. Y por el entusiasmo que me producía la posibilidad de dar a conocer algo de lo mucho o poco que sé sobre el General Güemes. Trataré de no volver a tropezar con el mismo tipo de piedra.

La productora respondió que lamentaba que por cuestiones ajenas a la realización el Programa no fue lo que se esperaba ya que la bajada de contenidos fue realizada por el Canal.

Como amarga conclusión de lo desarrollado bajo éste título y en el anterior, se aprecia que la Historia padece mutilaciones realizadas con gran precisión. En el caso de Güemes, caben innumerables preguntas, por ejemplo: ¿qué documentos habrán analizado quienes se obstinan en empequeñecerlo? ¿en pretender negar que la Patria debe su Independencia a quienes bajo sus órdenes la hicieron posible?¿porqué pese a gigantescos esfuerzos como el de los Dres. Luis Güemes, Oscar Colmenares, Martín Gabriel Figueroa Güemes y un largo etcétera, mantienen vigencia escritos que abundan en omisiones y en parcialidades enalteciendo a unos en desmedro de otros?

Algunos escritores siguen produciendo obras basadas en someras versiones, escribiendo sobre todo sin profundizar en nada, desde el puerto. El mismo puerto que después de exaltar que Martín Güemes permitió la reunión del Congreso de Tucumán, la declaración de la Independencia y que por cinco años la sostuvo en forma indeclinable, festejó su abominable crimen.

Este 17 de Junio se cumplieron 188 años de su paso a la inmortalidad. De un hombre que como bien destaca Mons. Bernacki no tuvo dobleces. Que luchó para darnos una Patria a los que honramos su memoria pero también a quienes la empañan. Aunque su gloria no depende de quienes se la niegan, los que bien la conocemos seguiremos difundiéndola. Será nuestra forma de resistir a la tiranía intelectual a la que pretenden someternos, silenciándonos.

IV.  ¿QUE PASO DESPUES DEL 9 DE JULIO DE 1816?

En este 9 de Julio gris, sin actos ni banderas, afectado por la negligencia -grave pandemia que destruye la honra memoriosa de nuestro pasado- interesa compartir algunas reflexiones. Generalmente en esta fecha en las escuelas, docentes y educandos se esfuerzan por teatralizar los sucesos relacionados con la Declaración de la Independencia, creando los efectos ornamentales más adecuados para la evocación. Y luego de ese hecho glorioso un manto de olvido cae sobre lo que sucedió después.

Ese año, 1816, la mayor parte de Sud América hispana estaba en poder realista, a raíz de la derrota de Simón Bolívar. Sólo les restaba recuperar las Provincias Argentinas, Paraguay y la Banda Oriental.

Martín Güemes contenía el avance y al hacerlo permitió que el Congreso sesionara en Tucumán.

El nuevo Director Supremo,  Juan Martín de Pueyrredón, ordenó que el Ejército Auxiliar fuera concentrado en Tucumán  y dio a Güemes la misión de defender la integridad de las Provincias y la seguridad de ése Ejército. Es decir que a partir de Junio de 1816 las tropas organizadas por el Gral. Güemes asumieron el rango de Ejército al servicio de las Provincias Unidas, hoy Nación Argentina.

Salta fue representada en el Congreso por José Ignacio Gorriti y Mariano Boedo. También había sido designado Diputado José de Moldes, pero por presiones políticas no pudo integrarse. Mariano Boedo firmó el acta de Declaración de la Independencia como Vicepresidente del Congreso.

Mientras esto ocurría, España preparaba la invasión que al mando de José de La Serna desembarcó en Setiembre en las costas de Arica. Cuando inició su avance, en Noviembre de 1816, lo hizo con éxito y en Abril ocupó Salta. Manuel Belgrano, con su ejército empobrecido moral y tácticamente, ordenó el aprestamiento de la población para evacuar Tucumán y marchar hacia el Sur cuando él lo indicara. A la vez, estableció la pena de muerte para aquél que contribuyera de cualquier manera (“aunque sea con un huevo”, escribió el General) con el invasor.

El sacrificio del pueblo no fue necesario. La Serna no sólo no pudo pisar suelo tucumano y continuar rumbo a Buenos Aires sino que fue obligado a abandonar las Provincias Unidas sorbiendo humillaciones, mascullando maldiciones y perdiendo hombres, armamentos, víveres, enseres, para salvar lo poco que quedaba, vidas y sed de venganza.

De la misma manera fueron expulsados:

·         en 1817 Pedro de Olañeta (3000 hombres);

·         en 1819 José de Canterac (2000 hombres);

·         en 1820 Juan Ramírez y Orozco (6500 hombres), entre otras invasiones.

El ejército de Güemes frustró todos los intentos de la corona por recuperar el dominio del ex Virreinato. Cada invasión provocó graves daños, pérdidas, muertes, irrecuperables gastos, devastación, pero no pudo  traspasar los límites de Salta en su camino a Buenos Aires.

Los combates por la Independencia se libraron en el territorio que abarca el extremo sur de la actual Bolivia hasta el Sur de Salta y desde la zona de San Pedro de Atacama, hoy Chile, hasta Orán, en Salta. Según Ricardo Rojas, en territorio salteño se registraron 76 combates entre tropas al mando de Güemes e invasoras.

Quizás este panorama contribuya a comprender el verdadero lugar de Martín Güemes en la historia de Sud América hispana y la rebeldía que generan las versiones de encumbrados autores que en lugar de reconocer sus límites en el conocimiento, se sostienen en ellos. Mientras el propio Gral. Antonio José de Sucre al finalizar la guerra por la Independencia de América expresó:

“Los salteños, siempre valientes y heroicos fueron la barrera que se opuso a la tiranía española, para que el poder de los enemigos de América no inundase a las Provincias Argentinas; y el Ejército Libertador que en su corazón lleva la suerte del nuevo mundo sin distinciones locales, agradece este bien que rendido a las Provincias Argentinas refluye y excita la gratitud de toda América”.

La gratitud de toda América, sentenció Sucre. Ante sus palabras las negaciones se estrellan, pero la sordera impide escuchar el estrépito.

En este día en que una de las fechas más importantes de nuestra historia quedó reducida al recuerdo de unos pocos, sean estas líneas un laurel de gratitud hacia don Martín Miguel y los que bajo su mando, forjaron nuestra Independencia.

V.  CORREO DE LECTORES

La Dra. Beatriz Signoretta agradeció el envío del Boletín Güemesiano, expresando beneplácito por su contenido. La lectora expresa que se siente una especial exaltación de la figura del Gral. Güemes, que conmueve. “El firme y claro lenguaje con que el mismo es redactado hace aún mayor el homenaje al Héroe, sin dudas. Estamos próximos a la conmemoración a su memoria y este Boletín ha sido un magnífico preludio para la misma”.

El historiador Mario Golman, autor del libro “Enigmas sobre las Primeras Banderas Argentinas” apreció como muy interesante el contenido del Boletín Güemesiano, destacando que para él el prócer siempre fue “el general Güemes”. Considera que las explicaciones que se dan en el Boletín son muy claras y didácticas, expresando que será necesario seguir haciendo docencia.

La señora Patricia Cao Saravia, hija de Don César Cao Saravia, quien en el año 1967 donara el Monumento al Gral. Martín Güemes emplazado en Pampa y Figueroa Alcorta de la Ciudad de Buenos Aires, expresó su preocupación por el estado actual de dicho Monumento. El señor Cao Saravia nació en Salta, su admiración por el Prócer le llevó a concretar, entre otras acciones, dicha donación. En breve será recordado en las páginas del Boletín Güemesiano Digital.
VI. AGENDA GUEMESIANA JUNIO DE 2009

Durante Junio la Prof. María C Fernández desarrolló las siguientes actividades:

En Buenos Aires:

1 de Junio:    Inició el Mes Güemesiano, con el lanzamiento de la página de internet dedicada a honrar al Gral. Martín Miguel de Güemes en: http://www.martinmiguelguemes.com.ar/

2 de Junio:    Asistió a la tercera reunión de coordinación del Homenaje al Gral. Güemes en Casa de Salta. En la oportunidad recordó a las autoridades que el Instituto Güemesiano es una institución académica, de estudio y difusión, no gauchesca.

12 de Junio:  Dirigió el acto académico-artístico al pie del Monumento al Gral. Güemes ubicado en Palermo, realizado de 23.00 a 24.00 Hs. Durante el mismo fueron ofrendados los temas: A Güemes, obra musical de Carlos Staffa Morris y la Zamba Gauchaje de Güemes, escrita por Beatriz Signoretta e interpretada por Rubén Herebia. El Homenaje fue presidido por el Cristo Campesino, Patrono de los Güemesianos. Participaron los Abanderados del Instituto; Anahí, Naira y Pablo Pérez; Noelia Quintana, Alberto Díaz, Gustavo Girón, Ester Maidana, José Guedilla, María Gaspar, Regina Flesca y Mariano Coll Mónico. En la oportunidad recibió su Medalla de Académico el señor Pablo Pérez, en reconocimiento a su trayectoria.

13 de Junio:  Estuvo a cargo del Discurso pronunciado en el Acto Central desarrollado en el Monumento a Güemes en B Aires. Posteriormente y junto a los Integrantes del Instituto Güemesiano en Buenos Aires, participó en el Desfile. El acto fue transmitido en directo por Crónica TV, medio que entrevistó a Mario Huertas, Roberto Casimiro y Ester Maidana.

En Salta:

3al 10:  Desarrolló diez Jornadas de Capacitación Pedagógica, en ambos turnos y con suspensión de clases, destinadas a Docentes de Nivel Primario en Metán, Rosario de Lerma y Chicoana. Las mismas fueron dispuestas por Resolución Ministerial Nº 068 y  contaron con la presencia de los respectivos Supervisores de Zona (Ester Quintana, Delia Sayquita y Darío Ríos).

7 de Junio:    Asistió al Acto alusivo desarrollado ante el Monolito de Plaza Belgrano, donde fuera herido el Gral. Güemes. Allí colocó la Ofrenda Floral del Instituto Güemesiano junto a Benjamín Toro, Director de la Biblioteca Provincial Dr. Victorino de la Plaza.

Asistió al acto desarrollado en el Monolito de Cañada de la Horqueta, donde expirara el prócer. Esta asistencia fue posible gracias a la voluntad solidaria de la señora Petronila Aguilar, Pdte. del Fortín “Héroes de Malvinas, Patricio Guanca”

Asistió al Acto Académico desarrollado en la Sede del Instituto Güemesiano de Salta.

16 de Junio:  Asistió a las Conferencias matutinas del Congreso Regional de Escritores e Historiadores en el Centro Cultural América.

Realizó la Guardia Bajo Las Estrellas en Rosario de la Frontera, organizada por el Fortín “Pachi Gorriti”. Previo a la misma encendió uno de los Fogones y luego hizo uso de la palabra destacando la vigencia del sentimiento y los valores Güemesianos, encarnados en los Gauchos. Junto a Roberto Casimiro dialogó, hasta el amanecer, con Roberto Díaz, Rolando Ordoñez, Roberto Jurado y Adriana Checa.

17 de Junio:  Asistió al acto litúrgico desarrollado en el Panteón de las Glorias del Norte de la Catedral Basílica, con motivo de conmemorarse el 188º Aniversario del paso a la inmortalidad del Gral. Güemes.

Asistió al acto central y desfile en homenaje al héroe.

Disertó en el Instituto Güemesiano de Salta sobre el tema “El Martín Fierro y el Ínclito General Güemes”.

En la fecha, diario El Tribuno publicó un reportaje realizado telefónicamente sobre distintos aspectos de la vida del Gral. Güemes por la Periodista Laura Alvarez Chamale.

18 de Junio:  Visitó Cañada de la Horqueta, la Iglesia y Cementerio del Chamical (donde fuera sepultado el Gral. Güemes) y Finca La Cruz, junto a una importante delegación encabezada por la Pdte. del Instituto Güemesiano de Salta, Prof. Ercilia Navamuel.

19 de Junio:  Entrevistó al reportero gráfico Luis Arias, quien participó en la Marcha a Caballo realizada en Homenaje al Gral. Güemes con motivo de la inauguración de su Monumento en B Aires.

Reunión con la Prof. María del Carmen Zambrano, Directora General de Educación Primaria y Nivel Inicial, a quien se agradeció la gestión de las Jornadas Pedagógicas y se informó sobre las mismas.

Presenció el acto realizado en la Granja Penal Nº 6 de Rosario de Lerma, con motivo de recordar el fallecimiento de los generales Martín Güemes y Manuel Belgrano. Durante el mismo hizo uso de la palabra y entregó a Roberto Manuel Casimiro la Medalla que lo distingue como Abanderado del Instituto Güemesiano en B Aires. La organización del acto estuvo a cargo del Maestro Fausto Colque, a quien se felicitó y dio asesoramiento histórico, compartiendo luego con sus alumnos un amable diálogo.

Asistió en compañía de la Directora de Regímenes Especiales, una Supervisora del Nivel y la Supervisora Delia Sayquita.

20 de Junio:  Junto a Roberto Casimiro asistió al Acto realizado a orillas del Río Juramento con motivo de la celebración del Día de la Bandera. Esta asistencia fue posible gracias a la noble y destacada voluntad del periodista Julio César Alarcón, conductor de Programas de radio y televisión, a cuyo cargo estuvo la locución del acto. En la oportunidad se realizó un sentido y merecido homenaje al Dr. Luis Oscar Colmenares, quien hace 50 años reivindicó la importancia de la ceremonia realizada en el lugar por el Gral. Manuel Belgrano. Se mantuvo amable diálogo con el Dr. Carlos Colmenares, con el Custodio de la Bandera del Juramento, Abel Sierra y con Elena Juárez, del Fortín Posta del Juramento quien en Agosto de 2008 marchara a Jujuy.

Asistió a la Disertación sobre el tema “Güemes y el fuero gaucho” desarrollada por el Dr. Abel Fleming en el Archivo Histórico.

21 de Junio: Participó como invitada especial en el programa Música y Memoria de Radio Nacional, conducido por el Prof. Miguel Ángel Cáseres.

28 de Junio:  Diario El tribuno publicó un artículo sobre las Olimpíadas Cristal del Conocimiento, cuyo tema central será el Gral. Güemes, con  información proporcionada al Periodista Pablo Juárez.


VII.         NUEVO RECONOCIMIENTO AL BOLETIN GUEMESIANO

Con fecha 22 de Junio de 2009 fue firmada la Resolución No 035 de la Secretaría de Gobierno y Acción Ciudadana de la Municipalidad de Salta que declaró de interés municipal el Boletín Güemesiano Digital.  Entre sus considerandos se lee que el Boletín fue creado en cumplimiento de los objetivos legados por el fundador del Instituto Güemesiano, Dr. Luis Oscar Colmenares, en el año 2000, que en el año 2008 alcanzó la edición Nº 100 con 800 páginas de historia Patria.

El trámite fue realizado por el Dr. Walter Neil Buhler, destacado docente de la Universidad Católica de Salta y lector del Boletín Güemesiano Digital desde sus inicios. Mi gratitud al Dr. Buhler por esta atención que opera como importante estímulo a mi labor.

Hasta el próximo número.
Prof. María Cristina Fernández
macacha@infovia.com.ar
http://www.martinmiguelguemes.com.ar/



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario