Asado con cuero y hombres de campo

Asado con cuero y hombres de campo

La ceremonia del “asado con cuero” en una estancia de nuestra provincia.

Marcelo Pavoni, es fotógrafo y fue invitado a comer asado con cuero en una estancia de Coronel Dorrego, ciudad sobre la ruta nacional Nº 3, muy cerca de la ciudad de Buenos Aires.

Leo, el dueño de casa, preparó un asado con cuero inolvidable.

La carne fue colocada con el cuero para arriba, en parrillas inmensas, mientras los expertos peones iban tirando brasas debajo de cada una de ellas. “¡Estos hombres saben lo que hacen!” dijo Pavoni, quien se alejó para tomar unas fotos de quienes estaban en medio del calor y el humo. Nada los distraía: firmes en sus puestos apenas mojaban sus labios con un vinito de estación. Mientras el fuego lento de las brazas hacía su trabajo, el aroma impregnaba el aire y abría los sentidos.

Pan de campo, queso, más vino y guitarras completaron la jornada que el cielo colmó con los colores del atardecer.

Autora: Patricia Ortiz

Fotos: Marcelo Pavoni



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario