Ricardo de Titto presentó la última edición de Yo, Sarmiento, en la ciudad de San Juan

Ricardo de Titto presentó la última edición de Yo, Sarmiento, en la ciudad de San Juan

Entrevista a Ricardo de Titto, historiador y editor de textos, quien visitó la ciudad de San Juan para presentar la tercera edición del libro Yo, Sarmiento, a diez años de la primera, en versión corregida y aumentada en el marco de una serie de charlas y conferencias con autoridades, docentes y alumnos de la provincia en diversos ámbitos. Las páginas del libro describen la personalidad de un genio fuera de serie, que se construyó a sí mismo –un self made man en toda la línea- en sus poco más de sesenta años de vida pública, desde maestro de escuela en San Luis cuando joven a estadista continental en sus últimos años de vida.

– ¿Cuál fue el recorrido que realizó en la ciudad de San Juan?

Visité la capital de la provincia con una agenda muy nutrida de encuentros y entrevistas. El motivo de presentar una tercera edición de mi libro Yo, Sarmiento, a diez años de la primera, en versión corregida y aumentada, facilitó una serie de charlas y conferencias con autoridades, docentes y alumnos de la provincia en diversos ámbitos, como la Escuela Normal Domingo Faustino Sarmiento donde conferencié para alumnos de la carrera de archivística, la Facultad de Humanidades y Artes, que me permitió revisar la vigencia de las ideas sarmientinas en la presente época que nos plantea el desafío de una revolución educativa en camino hacia la “Pansophia” –el saber al alcance de toda la humanidad–, el Museo Casa Natal y, como broche de oro, la Biblioteca Franklin.

Yo, Sarmiento en la Biblioteca Franklin

– ¿Cómo nació la idea de escribir esta nueva edición?

Los propios lectores fueron sumando opiniones, comentarios, cartas, que me impulsaron a una versión corregida y aumentada. El libro ha “crecido” con el aporte de ellos… ¡y ya alcanza las 800 páginas!

– ¿Qué autoridades estuvieron presentes en la presentación realizada en la Biblioteca Franklin? 

En los diversos encuentros tuve el gusto de compartir con el secretario de relaciones institucionales de la gobernación, Marcelo Fretes; la secretaria de Educación, Rosana Vicentela que me presentó en representación del ministro de Educación, Felipe De Los Ríos, quien se encontraba participando en la reunión del Consejo Federal; el director y la vicedirectora del Archivo General de la Provincia, Javier Gastón Reino y Laura Carolina Montero; la decana de la Facultad de Filosofía, Rosa Garbarino y la vicedecana, Myriam Arrabal; y, en el Museo y Biblioteca casa Natal, fui recibido por la nueva directora, la Arq. María Rosa Plana Bettalemmi y la responsable de la hermosa biblioteca, a la que agregué un ejemplar de mi nuevo libro. En la Biblioteca Franklin, donde cerré mi circuito de charlas con el tema “Sarmiento: el único genio de Latinoamérica”, me acompañó toda la Comisión Directiva de esta entidad señera de las bibliotecas populares americanas –es la primera en su género de América latina, fundada en 1866—presidida por el Dr. Renato López y la presidente saliente, Rita Avelín.

Yo, Sarmiento en la Biblioteca Franklin

–  ¿Por qué eligió ese espacio cultural para Yo, Sarmiento? 

La Biblioteca Franklin es un extraordinario emprendimiento que se sostiene con el concurso de sus asociados y un nutrido grupo de colaboradores que aporta su compromiso y esfuerzo para sostenerla. Para mí es un ejemplo que ilumina en todo el país la importancia delas bibliotecas populares. El alma de Sarmiento palpita en cada rincón de la Franklin.

– ¿En qué se basó su afirmación sobre la genialidad de Sarmiento? 

Yo digo que hay cuatro “E” que sintetizan a este verdadero cíclope de la cultura americana y mundial. La E del escritor, publicista y polígrafo le permitía discutir el presente; la E de la educación como proyecto, delinear y amasar el futuro instruyendo a las futuras generaciones; la E del estadista que compromete al Estado como artífice de la igualdad de oportunidades y constructor de ciudadanía y, finalmente y como sustrato de todo ese edificio, la E de la ética: la austeridad, la incorruptibilidad de los funcionarios es esencial al proyecto de país configurado por Sarmiento. En una de las charlas, con los docentes, surgió agregar la importancia de otras tres E en la actividad cotidiana de aprender y emprender: la de la escucha, imprescindible para la empatía y el fructífero trabajo en equipo, indispensables para articular y llevar a la práctica cualquier plan.

Yo, Sarmiento en la Biblioteca Franklin

– ¿Cuál es el mérito más importante de nuestro prócer sanjuanino? 

Haber luchado por sus convicciones contra viento y marea con entrega y dejar un ejemplo de moralidad republicana que trasciende las circunstancias y las épocas.

– ¿Qué sentimientos se despiertan en su espíritu al hablar del Gran Maestro? 

El amor a las buenas causas, la lucha como pasión y a la sana moral indispensable para construir futuros mejores para la sociedad aunque eso implique cierto espíritu quijotesco o utópico. Sin horizontes deseados no hay realidades concretas.

Yo, Sarmiento en la Biblioteca Franklin

-¿Qué capítulo elige del libro para proponer un futuro a los jóvenes argentinos?  

En casi todas las épocas de Sarmiento hay enseñanzas que tomar. Él creció con la herencia de la Revolución de Mayo, participó de la lucha entre unitarios y federales, fue uno de los principales constituyentes en la década del 50, fue presidente en los años de transición republicana y terminó sus días enfrentando al régimen roquista por su modelo de acumulación latifundista. En cada etapa de su vida –el joven, el adulto y el anciano—hay perspectivas interesantes para leerlo y comprender sus osadías. Las páginas de mi Yo, Sarmiento, describen ese crecimiento de un genio fuera de serie, sobresaliente, que se construyó a sí mismo –un self made man en toda la línea– en sus poco más de sesenta años de vida pública, desde maestro de escuela en San Luis cuando joven a estadista continental en sus últimos años de vida.

Patricia Ortiz

Crédito fotográfico: Caminos Culturales –Camino San Juan-

Yo, Sarmiento en la Biblioteca Franklin

2 Comentarios

  1. Nina Galvan - 05/11/2021

    .Muy buena enttrvista Patricia. Felicitaciones al autor y a la periodista.

  2. Agustin Rangugni - 07/11/2021

    Felicitaciones a Patricia Ortiz,autora de esta reseña de la vida del Gran Maestro Domingo Faustino Sarmiento. Un ejemplo de vida y un genio para la historia Argentna .!!

Dejar un comentario