Entrevista al reconocido artista plástico Marcelo Martínez Casás: "La pintura es una alegría que llega al alma por mediación de los sentidos"

En su reciente exposición “Retrospectiva”, en la Casa Municipal de la Cultura de Almirante Brown, creó un realismo casi mágico en un espacio  luminoso reservado en la sala Bijou. Casás es el creador de obras que abarcan la figura humana y aplica técnicas creativas de abstracción y metafísica.

Este artista, con casi cuarenta años de carrera, trascendió el plano nacional con más de setecientas setenta obras en el mercado latinoamericano y casi un centenar en todo el mundo. Contó a Caminos Culturales cómo siente y crea hasta llegar a completar una obra que integra importantes colecciones privadas en Argentina, Brasil, Paraguay, EE.UU., España, Francia, Alemania, Japón.

—¿Cuál fue la propuesta de “Retrospectiva”?

—Hubo un acercamiento, una búsqueda de conciencia en un tiempo donde se corren las necesidades inmediatas. Los movimientos sociales dejan lo contemplativo atrás y mi interés fue el de atraer un momento de contemplación que requiere tiempo y espacio.

—¿Qué reflexión hace de su vida como artista?

—Mi trabajo se basó en cuatro pilares. Son obras que imaginé como puertas que abrí en el camino. En mis comienzos, encontré en la forma humana un aspecto que la ligaba a la naturaleza; en el árbol, metafóricamente hablando, hallé la presencia del hombre en la tierra; en el caballo, descubrí aspectos femeninos; la uva fue para mí un símbolo de vida. Así trabajé estas representaciones, hasta traerlas a la actualidad y darles forma.

—He observado que en “Retrospectiva” hay una gran admiración por la mujer…

—Sí. Es fundamental. Todo es femenino. La luna rige las aguas, las montañas, el agua, los paisajes, el vientre; el ave tiene que ver con lo “femenino” .Leonardo Da Vinci destacaba esos aspectos de gran belleza y vida… ¡y la vida la da la mujer!

—¿Cómo se llama el trabajo dedicado a la mujer en el siglo xx?

—Grises alabanzas  nace después de un homenaje a la mujer en el Salón de los pasos perdidos, en el Congreso de la Nación. Esta fue una idea que germinó en virtud de los esfuerzos que realizó la mujer en el siglo xx. Representa al hombre que está en el altar; es un gesto de humildad hacia la naturaleza, detrás de la mujer que abre y cierra vida. La peiné con un adorno que es un símbolo indígena.

—¿Cómo se adapta la actividad de la mujer protagonista que deja el lugar femenino y saca su costado guerrero?

—Tanto del lado del hombre como del de la mujer, hay un gesto de competencia. Si el hombre gana, está todo bien; si no, la mujer va por el bastión y él se queda solo, y viceversa. En un tiempo de encuentro, debe haber mayor participación. Esa imagen cubista donde las figuras parecen estar y no estar es una matemática que compone la imagen fuerte y sostiene el universo no integrado. Lleva su tiempo porque la gente tarda en cambiar; la sociedad, mucho más y el universo, ni le cuento. Veo que la conciencia femenina avanza; los hombres son más inmediatos en las resoluciones.

—¿Cuál es la obra de “Retrospectiva” que volvería a hacer?

—Hay trabajos que no se pueden hacer fuera del tiempo. No creo en repetirla, es única; ni siquiera yo podría hacerlas de la misma manera. Hay una línea de trabajo que llamo gestual, a la manera japonesa, que se basa en lo espontáneo, en el gesto y en el sentimiento. ¡Aparecen! El gesto en forma abstracta, como síntesis, responde a la necesidad de no pensar demasiado, sino a la de dejarse llevar. Apunta a que el observador pueda leer mejor para que el mensaje que llega lo haga con otra actitud.

—¿En qué conceptos se basa su enseñanza?

—La teorización nace en el cubismo y en un papel, donde no sólo hay espacios de luz. Cuando comencé en el estudio de la cultura japonesa, aprendí que la hoja de papel es un espacio. A partir de allí, toda la obra es un espacio que adquiere formas. Son sensibilidades que se entrelazan unas con otras. Esta filosofía es lógica porque está basada en el principio de la cultura en la que, para un ser humano, el otro es importante. Esa teorización nace de un concepto que cree que el cubismo no es una corriente sino una escuela que cambió el concepto visual y trajo otro ritmo que estaba escondido. Eso fue revelado en el cubismo poético, que trabajaba con elementos simbólicos hasta dar un salto a lo contemporáneo. Hoy, es libre.

—¿Cuál es el mensaje que quiso expresar en esta muestra?

—A partir de “Retrospectiva”, hay una evolución. Miguel Caride fue mi maestro, el que abrió en muchos aspectos para mí; en ética, en artística, en disciplina. Un día le pregunté: “¿Cómo se pinta?”. La respuesta la encontré en los sueños y en las imágenes que se proyectan en cada obra y que a su vez se proyecta en otra. El mostrar muchos trabajos que hice durante años me genera mucha movilización, me transporta a terrenos emocionales internos y externos. Es una síntesis de un mundo que traía cuando era un joven enamorado que se asombraba con lo que venía de afuera. Después me conecté con otros pensamientos íntimos. En el presente, pienso que es importante que en el hoy haya una profundidad en el hacer; desde la razón como la idea, desarrollar el proceso del trabajo que requiere tiempo y espacio unido al amor necesario para crear. La idea es transformada para que el otro reciba algo que a su vez pueda transformar (como decía Gabriela Mistral).

—¿Qué buscan sus alumnos cuando van a su encuentro?

—En San Isidro estoy montando un taller. Hay varias tendencias: la vida me tejió una trampa, me encontré con y en el arte sin buscarlo. En general, enseño figura humana desde los diecinueve años. En mis clases se aprenden las formar humanas relacionadas con la naturaleza: ¡esa es la llave!. Quienes se acercan, buscan perfeccionar esta expresión que puede ser generada a partir de una mancha o de una nebulosa que se produce en carbonilla, y esa forma tiene una forma especial de ser observada.

—¿Tiene que ver con la capacidad del artista?

—No tiene que ver con la habilidad; la herramienta es el ojo. Hay una manera de mirar y no hay dos maneras ni tres: hay una sola, y es la que viene desde adentro. Está relacionada con el concepto de cómo piensan el lado derecho y el izquierdo del cerebro.

—¿Cómo define a un artista?

—Escuché muchas definiciones, aunque la de Herbert Ritz es la que más me gusta: “El artista es ese ser capaz de seguir a la intuición”. La necesidad se presenta sobre algo que intuyo; escuchar esa voz tiene que ver con que, al escucharla, se transforma en necesidad, se gesta como un deseo y ese deseo se transforma en encuentro, y después llegan las formas que le darán sentido.

—¿Qué es la pintura?

—Los caminos que conducen a la pintura nacen en el alma y luego pugnan por ser plasmados en la tela. Hay dos realidades entre el hombre y la mujer; esas dos realidades que parecen independientes están unidas. Para la sociedad, para la cultura, el otro ser humano es un conector importante.

—Hoy la sociedad es muy individualista…

—Así es. ¡Hoy vivimos tan separados! ¡Hemos perdido el principio! La cultura corre por un lado y la educación por otro. En la palabra está la norma, en la norma están los valores, pero sobre los valores están los principios y, al perderlos, sólo apuntamos a los valores… y allí nos equivocamos.

—¿Cuál es el mejor regalo que recibió en su vida?

— Mis hijos y el haberme encontrado con mi arte; lo llevo conmigo y lo expreso a lo largo de mi vida.

Patricia Ortiz

Datos de interés de Marcelo Martínez Casás:

Posición  actual

  • Se encuentran registradas un total de 770 obras en el mercado latinoamericano en su mayoría dentro del mercado Argentino y alrededor de 98 obras en el mercado extranjero.
  • Sus obras pertenecen a importantes colecciones privadas de: Argentina, Brasil, Paraguay, EEUU, España, Francia, Alemania, Japón, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires y la Escuela de Guerra Luis María Campos.
  • Enseña y asesora en talleres de dibujo y pintura.
  • Participa en la representación institucional de diversas empresas privadas, nacionales y de bien público.
  • Se desempeñó como docente y coordinador del “Taller de Figura Humana” en el Centro Cultural General San Martín de la ciudad autónoma de Buenos Aires.

Actividades destacadas desde 1971 al  2009:

  • Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori.
  • X y XI Salón Nacional y Salón Municipal Manuel Belgrano.
  • Salón Municipal de Artes Plásticas Manuel Belgrano – Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori.
  • Dirección de Cultura de San Isidro – Galería del Sauce.
  • Retrospectiva 20 Años de Dibujo 1969- 1989 Colegio de Abogados de San Isidro. Exposición Individual. Secretaría de Cultura de San Isidro.
  • Casa Posadas, Bullrich, Gaona y Guerrico S.A.”, Exposición Individual.
  • Carmel Country Club”, Exposición Individual.

Ver Galeria # 1

Ver Galeria # 2



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

9 Comentarios

  1. Silvia Barrios - 25/09/2009

    Excelente entrevista, Caminos Culturales!!!! Coincido totalmente con el comentario de Marcelo en relación a lo dicho por Herbert Ritz:

    -Escuché muchas definiciones, aunque la de Herbert Ritz es la que más me gusta: “El artista es ese ser capaz de seguir a la intuición”. La necesidad se presenta sobre algo que intuyo; escuchar esa voz tiene que ver con que, al escucharla, se transforma en necesidad, se gesta como un deseo y ese deseo se transforma en encuentro, y después llegan las formas que le darán sentido.-

    Me encanto poder conocer un poquito mas a Marcelo!
    Muchas Gracias.
    Silvia Barrios

  2. maria mercedes perez - 25/09/2009

    Gracias Patricia Ortiz por estar presente también con el arte plástico. Esta divulgación es un aporte para todos.

    Celebro que los artistas hablen de intuición, nos conectan con esa verdadera mágia del mundo de la que a veces oímos muy poco.Demasiados políticos y hombres de negocios hablando duro…que los artistas saquen su voz para que nos encontremos en otros campos en los que podamos llenar el corazón y los sentidos de experiencias gratificantes.Bien por Martinez Casás, por su obra y por esta gran entrevista.Gracias a “Caminos Culturales”pudimos conocerla.

  3. Sandra Agis - 26/09/2009

    Una nota imperdible, que quien como yo tiene el honor de conocer a Marcelo Martinez Casas, siente que no es mas que él y todo lo que con su obra transmite. Felicitaciones a Caminos Culturales y toda mi gratitud a Marcelo por haber alcanzado a la Casa de la Cultura una obra tan impactante como ha sido su Retrospectiva.
    Mi cariño y respeto a un gran artista.
    Sandra Agis
    Coordinadora de Artes Plásticas y Visuales
    Casa de la Cultura de Alte. Brown

  4. marcelo martnez casas - 26/09/2009

    Quiero darle las gracias a Caminos Culturales y en especial a Patricia por difundir mi obra y mis pensamientos.

    Me siento honrado de formar parte hoy, de este su espacio de difunsión del arte y la cultura Nacional

    Con todo mi agradecimiento

    marcelo martinez casas

  5. Lucía Urquiza - 28/09/2009

    Creo que el arte ejerce sobre nosotros la fascinación que implica el poer conectarnos con otro ser humano a través de un lenguaje diferente al de las palabras.”La necesidad se presenta sobre algo que intuyo; escuchar esa voz tiene que ver con que, al escucharla, se transforma en necesidad, se gesta como un deseo y ese deseo se transforma en encuentro, y después llegan las formas que le darán sentido.” Poder escuchar “esa voz”… plasmada en la belleza de un trazo, en la delicadeza de un matiz, en la fuerza de una expresión, en un símbolo que está puesto ahí, tan magistralmente…es realmente mágico. Y nos transporta a un mundo de comunicacion humana que sólo este tipo de lenguaje posibilita.
    Gracias, Marcelo.
    Y gracias también a Patricia Ortiz, por mediar en el logro de un mayor conocimiento de este gran artista

  6. Lucía Urquiza - 28/09/2009

    A la Sra:

    Sandra Agis
    Coordinadora de Artes Plásticas y Visuales
    Casa de la Cultura de Alte. Brown
    Felicitaciones por esta manifestación de gestión cutural.Y muchas gracias .

  7. Susana - 15/01/2010

    El suave compás de carbonillas hacen surgir de las profundidades del alma, la belleza, finura, exquisitez y armonía, como un sutil regalo a quienes tenemos el placer de navegar en tu arte ..Puro reflejo de un espíritu libre.

    Su

  8. Lucía Urquiza - 09/05/2010

    Siempre es un placer releer las palabras de Marcelo y poder admirar su obra. En su pintura podemos caminar juntos “los caminos que conducen a la pintura”…y que ” nacen en el alma y luego pugnan por ser plasmados en la tela.”
    Lucy

  9. mucha - 16/08/2010

    Excelente conjunto de palabras saludos desde mi alma

Responder a Susana Cancelar la respuesta