Entrevista a Silvia Barrios. Artista plástica, ceramista e investigadora del Color

Formas y movimientos en una obra que la artista asocia a la simbología del color, que aparece como elemento unificador y como resultado de su creatividad constante.

—¿Quién es Silvia Barrios?

—Es mamá, mujer, ceramista, ¡es artista!

—¿En qué momento se encuentra como artista?

—Integro GAC (Grupo Argentino del Color) y ACIA (Asoc. Cerámica Int. en Argentina). Trato de desarrollar temas de interés; es difícil decir dónde me encuentro, es como mirarme a mí misma por dentro, pero lo intentaré: comencé con el arte a una edad madura. Hice mis estudios en Bellas Artes y a los seis meses estaba estudiando con maestros diferentes: pasaron por delante de mí y se quedaron para siempre, la fotografía, la cerámica, el dibujo: un día estaba haciendo un seminario y me encontré ocupada en esta maravillosa tarea que es el arte.

—¿Por qué no había comenzado antes?

—No lo sé. Me gustaba pero no tenía tiempo, y siempre lo dejaba para más adelante; era como un horizonte lejano que veía como una línea que, con el tiempo, llegó a tomar muchas formas.

—¿Tenía un objetivo específico esa forma?

—No. Todo fue y va apareciendo, me maravilla; todo se entrelaza y me doy cuenta de que forma parte de la sociedad y del mundo en el cual vivimos. No imagino un mañana sin vivir un hoy. Me gusta trabajar en grupos y creo en los procesos de investigación.

—¿Cuál es la exposición más reciente que realizó?

—En 2009 en Venezuela, pero antes estuve en Cuba, invitada por la Asociación de Artistas Cubanos. Cuba me abrió los brazos, la gente fue maravillosa, se preocuparon por preparar una instalación de 4 x 4 m y muchos colaboradores ayudaron con la creación de cubos de 40 x 40 cm, bastidores y cuadros de 2 x 2 m; todos trabajaron para esta instalación. Yo elegí presentar un mural en cerámica que quedó en la Asociación. Luego hubo pinturas y esculturas bajo un título: Cuba, Argentina libertad por libertad. Estimo que en el 2010 volveré y presentaré una muestra colectiva y multidisciplinaria.

—¿Cuál fue el trabajo que más le agradó?

—Este mural que dejé en Cuba me agradó mucho, sobre todo porque fue un trabajo en grupo en un lugar en el tiempo en el que se combinaron muchos colores y donde realicé una investigación del color.

—¿Cómo lo abordó?

—En 2007 viajé a China, becada por un mes, y participé del Simposio Internacional de Cerámica en la Ciudad de la Porcelana, en Sanbao Ceramic Art Institute. Un día llegué al Museo Del Ejercito De Los Guerreros y Caballos de Terracota del Emperador Qin Shihua, situado en el estado de Xi’an. Este fue el descubrimiento de mi interés sobre el estudio de las terracotas del emperador Qin Shisua. Tomé unas fotografías de la obra escultórica y las asocié a la simbología del color y sobre el color en la cultura oriental de la época.

—¿Cuál es la diferencia entre “arte oriental y occidental”?

—En Oriente están muy abiertos e incorporan contemporáneos occidentales. En cuanto a mí como artista, me cambió bastante, y lo relaciono con un cambio de “formas” .

—¿Qué incorporó?

—La combinación de las formas que se entrelazan y el movimiento.

—Como artista especializada en Feng Shui, ¿adapta los colores a la forma o después lo ve como resultado y lo analiza?

—Nunca me propongo un trabajo determinado. Creo libremente y, si surge un color al lado del otro, fue una elección interna. Mi estudio del color es para la realización de la obra, es de acuerdo con el deseo del modelado.

—Y si no necesitara nada, ¿lo crearía igual?

—No. Espero el deseo. Me encanta la cerámica y va apareciendo la necesidad; si estoy hablando con alguien y surge la propuesta del inconsciente, la desarrollo.

—¿Dónde presentó “Mimos”?

—En el Patio de las Esculturas, en la Bolsa de Comercio. También estuvo en la Casa de la Cultura, en Monte Grande.

—¿Qué fue “Mimos” y cómo lo recibió el público?

—“Mimos” es formitas en cerámica que tienen un peso por debajo y van y vienen. La gente llegaba y les encantaba el movimiento y, al acercarse, les hacían caricias. Además, tienen un trabajo de serigrafía; se juntan con otros “mimos” encerrados, rotos y frágiles

—¿Qué mimos se proporciona en la vida?

—Me mimo con el arte, con mi familia, con el amor de quienes me acompañan.

—¿Cuáles son los mimos que elegiría para el universo de cada ser humano?

—La integración, el hacer, la compañía, el trabajo en grupos… en realidad son muchas que se me ocurren. Todo el mundo puede expresar emociones e ideas. Creo que faltan espacios para que la gente se anime a expresarse. En el caso de los jóvenes, los nativos digitales están en un momento maravilloso, son abiertos pero les falta seguridad, quizás que los apoyen en su identidad.

—¿En qué trabajo de integración observó esta afirmación?

—Lo noté en una escuela de arte y me di cuenta de que saben mucho, que cooperan. En “Plantas de otro planeta” se interesaron mucho y quisieron estar dentro de la obra: así surgió la oportunidad de hacer trabajos dentro de la instalación e intervinieron con elementos diferentes. La escuela debería incentivarlos como grupo participativo.

—¿Qué respuesta recibió de “Seres de otro mundo”?

—El público no rechazó la idea: si viniesen extraterrestres, querrían que lo hicieran en un ambiente de paz, sentí que todos querían ofrecer lo nuestro. La mayoría se abría para construir con la mayoría.

—¿Cómo define su trabajo?

—Es el fruto del esfuerzo. Nada vuelve a ser igual cuando se inicia algo, aunque me encantaría volver a tener a las profesoras que hicieron que me desafiara a mí misma, que hicieron construir mi personalidad de artista. Fue un tiempo muy intenso.

—¿Cómo cierra el año?

—No lo cierro. El calendario no me limita: ¡siempre abro otros caminos!

Patricia Ortiz

Web: http://silviabarriosplasticaceramista.wordpress.com/



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

7 Comentarios

  1. Paula - 06/01/2010

    Hermosa nota y excelente la artista!!!
    Más éxitos!
    Paula

  2. Carlos - 11/01/2010

    No para de sorprenderme, no tiene techo, solo es cuestion de que se lo proponga, traza tantos senderos, que es dificil seguirle el rumbo,pero cuando a la vuelta de la esquina la encostras no ha de ser en actitud pasiva, seguramente sea creando caminos nuevos, nos vemos en cuanquier difurcacion. Suerte

  3. felipe Sobrini - 15/01/2010

    Excelente¡¡¡¡¡¡

  4. marcelo martinez casas - 18/01/2010

    A ti Silvia excelente nota…………que gran artista que sos toda mi admiracion y trazando siempre caminos habriendo conciencias con tu darte en la docencia FELICIDADES.
    un honor.

  5. marcelo martinez casas - 18/01/2010

    Gracias Patricia otra de tus magnificas notas.
    Sigamos abriendo caminos,sigamos con proyectos que es siempre tener ESPERANZA.
    Gracias por esta entrega excelente.
    cariños

  6. Mabel Cristina Pascualotto - 27/01/2010

    Gracias por compartir los hechos culturales con la gente¡Cuánto nos hace falta éstos estímulos!

  7. Silvia Barrios - 25/02/2010

    Gracias Caminos Culturales por el trabajo que vienen desarrollando a favor de la cultura y el folklore, con ustedes no existen fronteras y eso es lo grande. Felicitaciones!
    La calidez de la palabra, en Patricia Ortiz, nos permite un paso a la reflexión.
    Esta entrevista fue la forma de compartir mi mundo, el de todos los días, y Patricia lo transformo en mágico!
    Muy agradecida a todos por los comentarios. Un cariño grande.
    Silvia Barrios

Responder a Paula Cancelar la respuesta