Rotary International propone fortalecer comunidades y unir continentes

Rotary International propone fortalecer comunidades y unir continentes

El Rotary Club de Palermo recibió la visita oficial del gobernador del Distrito 4890, Daniel Mauricio Leffler quien pidió  más compañerismo, más integridad, diversidad y liderazgo a través del fortalecimiento de la comunidad local e internacional con una mayor vocación de servicio.

El lanzamiento de la bandera antecedió a las presentaciones de los integrantes de la mesa cabecera, formada por  Washington Illescas, ex gobernador y consocio del club; el gobernador del Distrito 4890, Daniel Leffler; Ricardo Pesce, presidente del RC Palermo; Martha Pinillos, secretaria; y la esposa del Gobernador, María Victoria de Leffler.

Ricardo Pesce invitó a María del Mar Fridman Vigil, quien actualmente cursa el tercer año de la licenciatura en Diseño de Espectáculos en la Universidad de Palermo. Fridman contó su experiencia durante los tres años de cursada: “Me falta un año para terminar la licenciatura. Es una carrera nueva en la que se promueve el contacto entre el artista y el diseño. Lo positivo es que nuestros profesores son profesionales, y muy concretos en la enseñanza. Sabemos cómo insertarnos en lo laboral y en el proceso de diseño de vestuario para llegar a la propuesta final”, contó la joven estudiante, quien logró su beca luego de una entrevista con Martha Pinillos. “No podría haber llegado hasta aquí y descubrir esta carrera, aprovechado los recursos y los talleres sin la ayuda del Rotary Club de Palermo: la Facultad ofrece muchas posibilidades y es estimulante”, agregó. Por su parte, Emilia Rodríguez, del Rotaract Palermo y directora del Comité de Desarrollo Profesional, explicó un proyecto de marketing que pretende abarcar al Rotaract y a los restantes en dos funciones especificas: cómo atraer a los socios nuevos y cómo crearles el atractivo para quedarse y seguir funcionando. “Hay chicos que quieren participar, pero no encuentran el interés mantenido en el tiempo. Por este motivo es importante  funcionar como grupo”, dijo Emilia.

En el final, el gobernador de Distrito Daniel Leffler se refirió al objetivo de su visita oficial al RC Palermo. “Este mensaje no proviene de una gestión lineal: tiene que ver con lo que quiere Rotary Club International para los clubes y desde qué lugar creemos que tienen que encarar su año, buscando hacerlo en línea con las inquietudes que tiene la Junta Directiva, de acuerdo con la actualización de su plan estratégico y con la actualización del mandato:  fortalecer los clubes, centrar la atención en el servicio humanitario y trabajar para mejorar la imagen pública y difundir el servicio”. Así comenzó Leffler su esperado discurso, para aclarar luego que estas consignas no son nuevas: “Lo nuevo viene con el cambio”. Cuando decimos “cambio” nos referimos a lo que está llamado a ser y a hacer en un club rotario. La primera pregunta que nos surge es… pero ¿cambiar qué? En Rotary Club, el ideal de servicio o el servicio como ideal es inasible: servicio es el aspecto corporativo de un ideal y el aspecto operativo es el instrumental, la forma y la acción de llevarlo a cabo”. Leffler mencionó que se puede entender como ideal la lucha contra el hambre, trabajar para la salud, aumentar la seguridad; no importa cual fuere. Lo que importa es poner los ideales en acción, porque ese es el objetivo de un club; no se puede ser rotario sin llevar a cabo las acciones para concretarlos.

Estos elementos fundamentales son pilares de Rotary Club: el ideal, el objetivo, los valores que trae cada socio. Y los que pertenecen al Rotary: amistad, diversidad y liderazgo, y las reglas establecidas en el manual de procedimiento. Luego llegamos a la manera en que cada club y cada uno de nosotros lleva adelante estos valores y reglas. “Estos componentes no se pueden cambiar; si no los aceptamos, somos otra cosa. Quiero destacar un pilar que nos plantea la dirigencia y es que pongamos la mirada en las prácticas que no tienen que ver con las de hace cincuenta años. Debemos preguntarnos si nos sirven hoy para hacer realidad nuestros ideales presentes y llegar a este universo proveniente del mundo profesional, comercial y para participar en un club”.

Leffler fue aun más al centro de la cuestión cuando especificó que el mundo rotario en los últimos años ha incorporado a 1.200. 000 socios, casi la misma cifra de los que lo abandonaron. “Algo pasa que no cumplimos con las expectativas que se agregan al movimiento; algunos creyeron que no valía la pena seguir. Pienso que quizá no les hemos transmitido un lenguaje que tenga que ver con estos tiempos. Les pedimos a los clubes que revisen sus prácticas, aun aquellas que son el resultado de las tradiciones, y si esas prácticas cumplen sus objetivos, ¡adelante! Si no, las ponemos en un vitral y las guardamos”, instó el Gobernador.

En primer lugar, la iniciativa fue desterrar la frase: “Esto se hace así porque siempre se hizo”. En todo caso, se hace así en este momento porque sirve, debido a que no estamos limitados por una tradición. Otra consideración fue la de crecer en calidad y en servicio. “No nos conformemos sólo con las actividades del año. Estoy orgulloso de otorgar la medalla al mejor compañero, de las becas que mi club lleva adelante, pero propongo que optemos por un proyecto desafiante que nos ayude a crecer y a servir más. Estoy convencido de que si servimos más, somos más, tenemos más visibilidad en nuestra comunidad, mejora nuestra imagen y la satisfacción por lo que generamos en el club. Si servimos más, la reunión no puede ser otra cosa que entretenida, y tenemos algo para mostrar que valga la pena. Los invito a construir clubes más grandes, mejores. En Rotary, el liderazgo no es funcional, cada uno funciona como un motor; cuando dejamos de serlo, somos una carga.  Entonces un club es mejor cuando cada uno de sus miembros participa y dice: ¿Adónde vamos? ¿Qué queremos para este club? ¿Qué queremos que vean? Para eso tomamos decisiones en consenso, revisamos e innovamos”.

El mensaje del gobernador del Distrito 4890 fue claro: utilizar herramientas novedosas y efectivas, alianzas y planificación estratégica, además de vivir los valores rotarios: “Rotary Club International nos pide más compañerismo, más integridad, diversidad, liderazgo. Vamos a fortalecer la comunidad local e internacional a través de la vocación de servicio: los invito a construir el hoy; el pasado ya fue. Los invito a  fortalecer comunidades y unir continentes”, concluyó.

Los aplausos se hicieron eco de sus palabras. La campana sonó e indicó el fin de la visita oficial.

Patricia Ortiz




Comentarios en Facebook

[fbcomments]

1 Comentario

  1. Juan José Vidal Mauriz - 04/11/2010

    Gracias por la difusión ! aunque no existe “Rotary Club International” Es por ejemplo Rotary Club de Palermo o Rotary International que es la asociación de todos los clubes rotarios.
    Por favor revisalo.
    Un beso y gracias nuevamente.
    Juan José Vidal Mauriz
    GD 4890 – 2006/2007

Dejar un comentario