Paisajes de Salta: “La linda del Norte” en la muestra de Elvira Pinto en Buenos Aires

Paisajes de Salta: “La linda del Norte” en la muestra de Elvira Pinto en Buenos Aires

La obra de Elvira Pinto llegó a Buenos Aires y fue expuesta, en mayo, en la Casa de Salta. Bella e insinuante, imponente e inocente a la vez, cautivó la sensibilidad de los visitantes.

Elvira Pinto llevó su paleta de colores a la provincia de Salta y trajo de “La linda del Norte” el aroma de las vides, el resplandor del sol cuando se posa e ilumina las montañas, los valles, las flores y las frutas recién cortadas. Su mano se deslizó por la tela y plasmó su gran sensibilidad en la exposición organizada por el departamento de cultura de la Delegación de Casa de Salta.

“Es una obra que transmite calidez y brinda placer a los sentidos”, dijo una turista. La creadora de Malbec, Contemplativo lugar e Iruya nació en la ciudad de Tandil y es marplatense por adopción. Su trabajo habla más de lo que pueden describir las palabras: definición en líneas que nacen, crecen y buscan otros espacios más claros o más oscuros, personalidad en la elección de los colores que se mezclan con otros y adquieren formas esfumadas, algunas tenues y otras más firmes. Pinto es pasión en la creación: el momento en que la artista se reúne con la tela es único y ella utiliza los recursos que la naturaleza le brindó y se deja llevar por los estados del afecto y de la ternura.

“Esta exposición no tiene un título; no quise definirla: fue algo que sentí y creé para este lugar en Casa de Salta”, dijo a Caminos Culturales. El poder de lo visual adquiere mayor presencia cuando nos encontramos frente a Diálogo entre cumbres. Es en este lugar del norte donde las inmensas cumbres, inalcanzables y majestuosas, dialogan plácidamente en una tarde eterna y sublime de la mano del pincel de Elvira Pinto.

“Esta obra es el resultado de una observación; no le puse nombre pero algunos cuadros que traje son a pedido y están realizados aplicando técnicas del acrílico y del óleo”, expresó.

Pinto declara ser una realista que basa su arte en la mirada para luego efectuar los bocetos o fotos que luego desarrolla en la semblanza del lugar: “Abarco temas que me provoquen sensaciones; mi pintura no es comercial, es sentida”, agregó la artista, a quien los temas del campo le agradan mucho;

En esta exposición se pudo admirar Iruya en la entrada del salón: “Me encantó cómo quedó, lo veo logrado. Es un paisaje muy salteño, entre cumbres; es un valle y es un lugar de solaz que veo con mucho amor”, dijo con orgullo. Luego nos encontramos con Camino a Salinas, Montaña, Llamas, Caballitos, Crepúsculo norteño y El cardón, entre otros.

“Desde que comencé a pintar me dicen que los colores son tenues y brindan paz. Me gusta trabajar el día pero no con mucho sol, que quede en penumbras”.

La inspiración es una señora que aparece cuando menos lo esperamos y, para esta artista, la mañana es una musa que acude a ella cuando siente que la tela la llama, y el tema que le atrae brota de sus entrañas.

Elvira Pinto habló de su mayor virtud: “Soy crítica y perseverante; si no me gusta, me parece que no le gustará a nadie. Entonces lo dejo descansar y vuelvo”.

Pinto es autodidacta y expuso en museos y colecciones particulares en Argentina, España e Italia, donde es invitada. Como presidente de AMAC (Asociación Marplatense de Arte y Cultura), realizó una impecable función y dio impulso a esta actividad, como así también a cada uno de sus protagonistas.

“Siempre creí que artista se nace y debe haber vocación. Yo amo lo que hago y, a través de mis obras, hablo también de mí”, concluyó.

Patricia Ortiz



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

1 Comentario

  1. Eduardo - 07/07/2009

    Felicito a Patricia Ortiz por la ” Excelente descripción!! ” me ha hecho brotar lágrimas de emoción.
    Muchas gracias!!

Dejar un comentario