OSPAÑA y el tratamiento del tabaquismo, una adicción que perjudica la salud

OSPAÑA y el tratamiento del tabaquismo, una adicción que perjudica la salud

El tabaquismo es la principal causa de enfermedades y muertes evitables en el mundo, razón por la que cada 31 de mayo, Día Mundial Sin Tabaco, se refuerzan las campañas a nivel global para crear conciencia y ayudar a quienes quieran dejar de fumar. Ganar esa batalla requiere un gran compromiso personal y una estrategia sostenible en el tiempo que debe adaptarse a cada persona.

OSPAÑA, desde su departamento médico, explica que dejar el cigarrillo no es fácil porque la nicotina es una droga muy adictiva —al igual que la heroína o cocaína—. Fumar se convierte, por lo tanto, en una adicción; no es un hábito. Muchas de las personas que intentan dejar el cigarrillo suelen recaer y esto les provoca frustración, pero deben insistir y buscar la ayuda de profesionales que acompañen ese camino. Existen casos en los que se deja de fumar de un día para el otro —generalmente después de sufrir algún episodio de falta de respiración o por alguna razón personal/emotiva fuerte—, pero es un porcentaje mínimo. 

Durante el proceso, el fumador atraviesa cinco etapas: precontemplación, contemplación, preparación, acción y mantenimiento. En la primera, todavía no se ha dado cuenta del perjuicio que ocasiona a su salud y no piensa en dejarlo; en la segunda quiere hacerlo, pero no está decidido; en la tercera ya ha tomado la decisión y comienza el proceso; en la cuarta ha cumplido con el primer objetivo, dejar de fumar, y en la quinta debe sostener ese logro en el tiempo —muchas veces, al conseguir abandonarlo definitivamente, la persona ya no quiere volver a oler un cigarrillo—.

Dejar el cigarrillo trae consigo muchos beneficios para la salud, entre ellos: mejora la respiración, el cuerpo se desplaza con mayor facilidad —sin agitarse—, mejora la sensibilidad en el gusto y el olfato así como también el aspecto de la piel, reduce las posibilidades de sufrir un ataque cerebral o cardiovascular, cáncer o enfermedades relacionadas con el los pulmones —como la EPOC—. Es importante recordar que las personas afectadas por el tabaco no son solo las que fuman, sino también las que respiran constantemente el humo del cigarrillo.

Patricia Ortiz
Corrección: Ailen Hernández 
Crédito fotográfico:  OSPAÑA     



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario