“Los Miserables” una agradable sorpresa visual y sonora

“Los Miserables” una agradable sorpresa visual y sonora

Título: "Los Miserables"

Origen: Reino Unido

Año: 2012

Director: Tom Hooper

Reparto: Russel Crowe. Hugh Jackman. Anne Hathaway. Amanda Seyfied.

Género: Musical

Puntuación:

La  película  dirigida  por  Tom Hooper  consigue,  de  la  mano  de  Russel  Crowe,  Anne Hathaway  y  Hugh  Jackman,  acercar  al  cine  un  género  mayormente  ajeno  a  él.  Uno de los mayores  desafíos  con los que  se  encuentra  un  director  que  tiene  la  intención de  hacer  una  película  musical  es  la  de  trabajar  con  buenos  actores  y  cantantes.  No  es sencillo  convocar  a  artistas  que  hagan  muy  bien  ambas  cosas.  En  “Los Miserables” se  ha  logrado.  No  sólo  hay  buenos  representantes  desde  el  punto  vocal  y  actoral,  hay actores consagrados que, para sorpresa de muchos, cantan maravillosamente.

“Los Miserables”  no  es  una  película  para todo tipo de público.  Debe  entenderse que  es  un  musical.  El  espectador  debe  apartar  el  escepticismo  que  crea  de  que “absolutamente  todo”  se  diga  cantando  y,  por  ende,  en  verso,  lo  que  obliga  al  uso  de palabras  y  construcciones  que  no  son  habituales.  También  hay  que  tener  en  cuenta que,  al  ubicarse  en  el  siglo XVIII,  las  actitudes  de los personajes  son  distintas  a  las del presente. “La película tiene varios aspectos que la caracterizarían como un film de época. El desarrollo de la historia puede hacerse lento ya que su duración es de las más largas de los últimos años, pero recién cuando comienza la acción uno se da cuenta que lo  que  pasó  no  era  tan  entretenido.  Esta  extensión  se  debe  a  que  el  director  es  fiel  al libreto original y elige hacer una película, nada comercial.

Desde  el  punto  de  vista  del  musical  y  del  libreto  de  una  obra  maestra  como “Los Miserables”, podemos decir que es raro encontrar este tipo de piezas en el cine, cuando  pertenecen  más  al  ámbito  teatral.  Tom  Hooper  (director  de  “El  Discurso  del Rey”)  tenía  un  gran  reto;  en  primer  lugar  encontró  la  manera  de  reunir  un  excelente reparto  actoral  y  un  excelente  reparto  vocal.  También  supo    explotar  las  posibilidades que  da  el  cine  que  no  otorga  el  teatro  y  aprovechó    todas  las  imágenes  que  pudo crear.  Además  combinó  efectos  especiales  en  su  medida  justa,  sin  abusar  de  ellos, pero  tampoco rescindiéndolos.  Luego,  de  la  mano  de  su  creatividad  y  de  la  de  sus colaboradores, que ambientaron con perfecto acierto la Francia de fines del 1700, logró armar una muy buena película, que permite acercar géneros ajenos al cine a la pantalla grande. Se puede, y Hooper lo demostró con una muy buena producción.

Tal  es  el  caso  de  Anne Hathaway,  protagonista  de  “El Diario de La Princesa”, película que la catapultó a la fama. La joven ya había sido nominada al Oscar por mejor actriz en 2008 por su papel en “El Casamiento de Raquel”.

Fontine,  es  el  papel  que  ella  encarna  en  “Los Miserables”.  Es  una  empleada  de  una fábrica  que,  luego  de  ser  echada,  tiene  que  prostituirse  para  pagarle  a los Thenardiers (Helena Bonham Carter y Sacha Baron),  que  son  quienes  que  cuidan  de  su  hija Cosette.

Fontine  muere  joven  y,  antes  de  partir,  le  encarga  a  Jean Valjean (Hugh Jackman) que cuide de Cosette. El tiempo en el que participa Hathaway de la película es menor de un tercio de la misma. Sin embargo, es tan magnífica su labor que le valió el Oscar a mejor actriz de reparto.

Hugh Jackman, protagonista de “Van Helsing” e intérprete de Wolverine en la saga “X-Men”,  es  también  protagonista  en  “Los Miserables”.  Es  un  preso  que  consigue la  libertad  condicional  pero  decide  quebrarla  e  iniciar  una  nueva  vida  basada  en  la honestidad.  Años  después,  con  otra  identidad  y  ya  alcalde  de  una  pequeña  ciudad francesa,  conoce  a  Fontine  y  cumple  su  pedido,  entablando  así  una  relación  paternal con su hija.

Russel Crowe  es  otro  de los consagrados  que  sorprende  por  su  nivel  vocal.  El protagonista  de  “Gladiador”, “Robin Hood” y “Una mente brillante”,  entre  otras, encarna al inspector Javert, un hombre de ley, que tiene al derecho por encima de todo y persigue a Valjean cuando el recluso rompe la libertad condicional. Crowe es conocido por  su  nivel  actoral  y  lo  que  más  atrapa  de  él  en  el  film,  es  su  voz.  Si  bien  está  un escalón por debajo del resto pocos esperaban encontrar a un buen cantante detrás de la figura hosca y valiente del “Gladiador”.

Quien ya tenía experiencia en el asunto de los musicales es Amanda Seyfried, que actuó en “Mamma Mía!” en 2008. Ella es Cosette en su versión joven-adulta. Son conocidas  sus  dotes,  tanto  en  la  actuación  como  en  el  canto,  y  no  decepcionó.  En  la  historia, mantiene  un  romance  con  Marius (Eddie Redmayne),  que  es  uno  de los estudiantes que planean la revolución.

Las voces de los pequeños de la película, maravillan y conmueven. Daniel Huttlestone, es  Gavroche,  un  niño  que  se  une  a los revolucionarios  con  sólo  13  años  tiene  una voz  impecable.  Además,  su  personaje,  es  de los más  queribles  y  admirables.  Natalya Wallace interpreta a Cosette  cuando  es  una  nena  y  es  fascinante  su  participación. Cabe  destacar  también  las  muy  buenas  apariciones  de  Samantha Barks (Éponine)  y de Helena Bonham Carter, otra de las sorpresas vocales que ya tiene una gran carrera como actriz.

Mariano Perusso



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario