Inferno: otra novela de suspenso de Dan Brown

Inferno: otra novela de suspenso de Dan Brown

Otra novela atrapante de Dan Brown, quien a partir del thriller incluye una importante cuota de historia, cultura general, arte y religión que parecen impensables de adquirir en una obra ficcional. Pese a ser repetitivo en su “fórmula”, el autor logra atrapar al lector con gran facilidad, transportándolo a un mundo en el que los hechos que sucedieron hace medio milenio siguen teniendo una importante repercusión y que Robert Langdon logra dilucidar y comprender mejor que cualquiera.

La nueva novela de Dan Brown es una más de sus clásicas historias de suspenso y misterio. A diferencia de los libros anteriores, su protagonista, Robert Langdon, no debe resolver un crimen, sino evitarlo; en el camino  intentará detener a un científico que plantea que la población del mundo está alcanzando su punto máximo y que se acerca la extinción, por lo que debe reducir la población de la Tierra drásticamente. Esto le da espacio a una nueva disciplina en su historia: la medicina, en especial la genética, pero con una visión futurista. El nombre del libro se debe al poema de Dante Alighieri, perteneciente a la Divina Comedia. A partir de la simbología que esa obra encierra, el profesor intentará dar con la pista del científico siguiendo un mapa que éste trazó.

Dan Brown, el autor de El Código Da Vinci, retoma a su famoso personaje Robert Langdon, un profesor experto en simbología religiosa de la universidad de Harvard. Este personaje aparece en El Código Da Vinci, Ángeles y Demonios y El Símbolo Perdido. Inferno es una historia cargada de dudas y giros inesperados: desde el inicio, el protagonista pierde la memoria, por lo que todo lo que sucede resulta extraño para el lector.

El autor apela nuevamente a la historia y al arte europeos, como lo hizo en El Código Da Vinci y en Ángeles y Demonios, y otra vez cae en Italia como sede central: principalmente, Florencia y Venecia.

Brown tiene la capacidad de crear en la mente de sus lectores las imágenes perfectas de lo que está  sucediendo: se lee mientras se “mira” la película. Aunque el consumidor no conozca los históricos edificios, la descripción es tan clara que se los puede imaginar; es un libro que sus seguidores adorarán. También los amantes del misterio y el suspenso disfrutarán de la historia.

El camino lo llevará por un viaje que incluye Florencia, Venecia y Estambul, por lo que la novela se ve recargada de datos históricos, de rumores y curiosidades del pasado, dando cuenta de lugares, escondites y pasadizos desconocidos para muchos (otra de sus marcas registradas) por donde escapa de las autoridades, que siempre juegan en contra de Langdon.

Esta obra cuenta con un detalle especial: el principal problema por resolver no es un misterio del pasado que incide en el futuro, sino que se trata de ver cómo, a partir del presente, se cambia el futuro. Los argumentos esgrimidos por el científico son muy creíbles; a pesar de que Langdon lo quiere detener, el científico tiene razón, y pone al lector en un dilema entre lo moral y lo sentimental, entre lo racional y lo emocional. Todas las complicaciones se resuelven con la técnica del autor estadounidense: es muy difícil diferenciar entre buenos y malos, y una vez terminado el libro, esta sensación continúa.

Mariano Perusso



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario