VI Jornadas de Cultura Hispanoamericana

El Centro Cultural Gral. Juan Ramírez de Velasco, Gobernador del Tucumán, organiza las jornadas que comenzarán en el Museo Casa de Hernández con la conferencia sobre Nuestra Señora del Buen Suceso.

El programa de las jornadas se extenderá desde el 25 hasta el 28 de agosto de 2010. Han sido declaradas de interés legislativo por la Honorable Cámara de Diputados de Salta y auspiciadas por instituciones representativas salteñas, norteñas, nacionales e iberoamericanas. Expositores y disertantes centrarán su discurso sobre temas tales como la historia de Nuestra Señora del Buen Suceso, cuando los Santos intervienen en la historia, por la profesora Elena B. Brizuela y Doria, de Mesquita (La Rioja), El Barroco Peruano y la Gracia Bautismal de América, por Alejandro Ezcurra Naón, historiador (Lima, Perú), El Marco del Bicentenario, remembranzas de Salta, por José de Guardia de Ponté, director de la Honorable Cámara de Diputados–Director de la EDI Salta, entre otros.

La conferencia programada en la apertura sobre Nuestra Señora del Buen Suceso se refiere a la Virgen venerada en Quito. “La joven y predestinada postulante Sor Mariana de Jesús Torres y Berriochoa, a quien la Virgen haría depositaria de sus revelaciones, integró el grupo de las siete fundadoras enviadas de España por el Rey Católico Felipe II. La Superiora, Madre Taboada, era prima del Rey y los restos mortales de ellas se conservan intactos. En enero de 1577, ambas fundaron el Monasterio de la Limpia Concepción en Quito, Ecuador, en el lugar donde se encuentra. A las religiosas españolas se les unieron varias criollas. El 2 de febrero se celebra la festividad de la Candelaria. En esa ocasión, la milagrosa imagen de la Virgen sale todos los años de la clausura del convento y queda expuesta a la veneración de los fieles en la iglesia del monasterio durante toda la novena”, explicó Luis María Mesquita Errea, presidente del Centro Cultural Juan Ramírez de Velasco, Gobernador del Tucumán.

En esta defensa de la civilización desde la religión se destacan las revelaciones hechas hace cuatro siglos y se refieren a la crisis moral que llegaría a la sociedad a partir del siglo XX, y que afectó también al Clero. La Virgen del Buen Suceso quiso que se la invocase. Las apariciones a Sor Mariana tuvieron la finalidad de anunciar el Buen Suceso de la restauración completa de la sociedad y de la iglesia a través de numerosos milagros. Su primera aparición a la Madre Mariana de Jesús Torres y Berriochoa fue el 2 de febrero de 1594 y la principal aparición, a la misma que ya era la Superiora del Monasterio, fue el 2 de febrero de 1634. En primer lugar, le pidió a Sor Mariana hacer una imagen de tamaño natural. Mariana le tomó las medidas, como lo muestra un cuadro existente en el monasterio, y cuando tuvo lista la medida, un día se oyó una música celestial en el Monasterio. La propia Virgen María apareció, entró en la talla y cantó el magnificat. El imaginero, al volver de un viaje para buscar las pinturas en Guayaquil para terminar la imagen, vio nuevamente su obra después de la aparición milagrosa. De esta manera dejó sentado por escrito que la talla había cambiado totalmente, y que había quedado (como es)  espectacularmente bella y majestuosa. Muchos acontecimientos fueron revelados: la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción (s. XIX), la independencia de Ecuador (s. XIX), la llegada de un presidente católico que consagraría a Ecuador al Sagrado Corazón y que sería martirizado: fue exactamente lo que ocurrió con Don Gabriel García Moreno (s. XIX).

Mezquita Errea señaló que la esencia de estas jornadas es fortalecer los valores que se fueron perdiendo a partir del siglo XX. La Virgen, con sus apariciones, divulgó que la falta de sentimiento espiritual correría por las calles y lugares públicos, y que causaría la pérdida de la Fe y que este caos moral e ideológico produciría una crisis tremenda, calamidades y hasta una guerra. Por entonces, “será triunfante la maldad”, anunció Nuestra Señora del Buen Suceso. Pero “cuando todo parezca perdido y paralizado, será llegada la hora en que destronaré al soberbio Satanás y lo pondré bajo mi planta”.

Patricia Ortiz

Centro Cultural Juan Ramírez de Velasco, Gobernador del Tucumán.




Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario