Parque Nacional El Leoncito, naturaleza y estrellas bajo el cielo sanjuanino

Parque Nacional El Leoncito, naturaleza y estrellas bajo el cielo sanjuanino

El Parque Nacional El Leoncito fue declarado Reserva Natural Estricta en 1994 y nombrado Parque Nacional en 2002. En sus 89.000 hectáreas se pueden reconocer características de la eco-región de Monte de Sierras y Bolsones, Puna y Altos Andes: cientos de especies conviven aquí bajo la atenta mirada de quienes supervisan el Parque, ya que varias son especies amenazadas —tanto de flora como de fauna—.

Ubicado en el departamento de Calingasta, San Juan, sobre los faldeos occidentales de la Sierra El Tontal, dentro de este Parque Nacional funcionan además un observatorio y un complejo astronómico con proyección internacional: la Estación de Altura Dr. Carlos U. Cesco, del Observatorio Astronómico Félix Aguilar, y el moderno Complejo Astronómico El Leoncito (CASLEO).  

Parque Nacional El Leoncito
Parque Nacional El Leoncito

La Ruta Nacional Nº149 es la que nos conduce hasta el Parque, un área que cuenta con una cantidad envidiable de noches despejadas: entre 250 y 300. La ausencia de vapor de agua en el ambiente debido al clima árido y los altos índices de luminosidad registrados son dos de los factores que explican la presencia del CASLEO, ya que las condiciones para la observación astronómica y meteorológica se vuelven inmejorables. Este complejo cuenta con equipamiento de última tecnología y se encarga, entre otras cosas, de proteger la calidad del cielo y del medio ambiente. Una curiosidad es que ofrece alojamiento tanto para los investigadores como para visitantes particulares, por lo que se puede vivir la experiencia de dormir bajo uno de los cielos más limpios del país, al abrigo de la Vía Láctea.

Parque Nacional El Leoncito
Parque Nacional El Leoncito

La geografía de El Leoncito lo convierte también en un sitio de recreación que promueve el turismo responsable. Dentro del Parque Nacional hay muchas actividades para compartir en familia y disfrutar de un día de enseñanzas y aprendizaje gracias a las visitas guiadas a cargo del Guardaparques. Hay caminatas con distintos niveles de dificultad —Cascada “El Rincón”, Sendero “Paisajes de Agua” o trekking hacia el Cerro El Leoncito— y puntos estratégicos, llamados Miradores didácticos, que ofrecen al visitante la posibilidad de conocer las principales características del área protegida gracias a carteles e infografías ilustrativas.

Otro de los valores de este Parque es la presencia de yacimientos paleontológicos y áreas de interés arqueológico e histórico que incluyen, por ejemplo, un tramo del Camino del Inca y muestras de pinturas rupestres. También encontramos el Casco de la estancia El Leoncito, donde se dice que San Martín ultimó detalles para el Cruce de los Andes.  

Parque Nacional El Leoncito
Parque Nacional El Leoncito

Las puertas del parque están abiertas durante todo el año y cada estación tiene su encanto. Algunos preferirán las montañas nevadas, otros, los árboles en flor y la posibilidad de practicar allí cerca, en la planicie arcillosa de la Pampa del Leoncito, el carrovelismo. Lo que siempre encontraran los visitantes es un cielo limpio y listo para ofrecerles —si deciden quedarse hasta que anochezca— un espectáculo único en una de las atmósferas más puras del planeta.

Patricia Ortiz



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

1 Comentario

  1. Ines - 08/03/2019

    Excelente nota muy bien redactada
    Uno la lee y con las fotos parece que se encuentra dentro del parque

Dejar un comentario