Memoria Gráfica de la Emigración se expuso en la Sociedad Patriótica y Cultural Española

Memoria Gráfica de la Emigración se expuso en la Sociedad Patriótica y Cultural Española

La muestra fotográfica llegó a la Argentina, país que recibió al colectivo español más numeroso.

En las paredes de la sala, las fotografías emblemáticas resumieron en imágenes momentos importantes del fenómeno migratorio y recuperaron la memoria de los protagonistas de la emigración que llegaron en barcos repletos de sueños, proyectaron sus vidas en torno a su familia y fortalecieron sus lazos afectivos.

El curador de la muestra itinerante de la Memoria Gráfica de la Emigración Española fue don José Julio Rodríguez Hernández, y se expuso en la Sociedad Patriótica y Cultural Española desde el 21 de noviembre, día de su inauguración, hasta el 15 de diciembre de 2012. La Dirección General de Migraciones estuvo representada por don Aurelio Mirás Portugal y don Santiago Camba lo hizo como consejero de Trabajo y Seguridad Social de la Embajada de España. Ambos apoyaron la iniciativa de exhibirla en la Sociedad Patriótica y Cultural Española. Mirás Portugal recordó que hace 40 años en este recinto el primer mandatario argentino, Hipólito Irigoyen, estableció el 12 de octubre como “Día de la Hispanidad”: “Fue en 1957. La muestra nos recuerda quiénes somos, y somos un pueblo que se construyó sobre una cultura cuyos ejes son el esfuerzo, el trabajo y la superación”. Por su parte, el embajador de España, Román Oyarzun, afirmó que la Embajada, a través de su Oficina Cultural y de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID), tiene en agenda la organización de eventos culturales y muestras que continuarán recuperando memoria en la Patriótica, cuyo anfitrión, don Manuel Padorno, se destacó por su interés y sensibilidad en llevar a cabo el proyecto y trabajar junto a la Embajada de España.

El presidente de la Federación de Sociedades Españolas, don Pedro Bello, contribuyó con su experiencia a la apertura del espacio que se insinúa como el centro de la cultura española en Buenos Aires.

Luego de la presentación en sociedad, los asistentes disfrutaron de la muestra.

El consejero de Cultura de la Embajada de España, Manuel Durán, recorrió la exposición y distinguió como un acontecimiento el haber elegido como lugar de exhibición a La Patriótica,   con la colaboración del Centro Cultural de España en Buenos Aires. “Es muy movilizador ver estas imágenes que se corresponden a lo descrito por mis amigos. Hay muchas, y en cada una hay una historia. A La Patriótica la fundaron españoles que llegaron aquí. El salón es bellísimo, y sabemos que estaba inservible; se alquilaba al Teatro Colón”, dijo Durán, quien escogió la foto y la historia de una familia que ofrecía su salón como parking en Cuba. “Me impresionó la expresión y la fuerza del relato de la vida y la sociedad en esa época”.

Alejandro López Dobarro, delegado de la Xunta de Galicia, expresó con orgullo que la foto cuyo epígrafe es Os Adeuses pertenece al fotógrafo Alberto Marti. “Esta muestra itinerante recorrió durante el 2011 la geografía gallega y llegó a Buenos Aires con la colaboración de la Delegación de la Xunta de Galicia, la Embajada de España y el Gobierno de la Ciudad. El próximo año la llevaremos al interior del país”, expresó Dobarro.

La muestra estimuló los recuerdos que siempre se guardan en algún lugar del corazón hasta que logran salir a través de las palabras, como las que expresó don Benito López Carballedo, presidente del Club Español, quien señaló la imagen en la cual los emigrantes bajan de un barco: “Fue muy triste dejar la tierra donde nacimos. Muchos llegamos después de navegar durante muchos días; los hombres dormíamos juntos. Éramos tantos en ese barco de carga que casi no podíamos movernos. Son escenas que nos marcaron para siempre. Vinimos a progresar, a trabajar. Cada uno tenía sus sueños”.

El presidente del Club Español ponderó la muestra por ser ilustrativa para quienes lo vivieron.

El cónsul general, Pablo Barrios, se detuvo en otro eje temático: el de la sociedad.

“Hay fotos de la cafetería donde se observa la salida de los emigrantes y como salen adelante y van creando historias propias. En los emigrantes hay riqueza espiritual, y mucho espíritu empresarial. Muchos volvieron a España y otros se quedaron aquí”, comentó.

Luego agregó que la decisión de “abrir las puertas” de La Patriótica es importante porque la posiciona como gran centro cultural español el día de mañana y como centro cultural de todos los países de habla hispana, es decir, como ícono de la comunidad de países como Colombia y México, que reciben cursos históricos, culturales o artísticos.

Rafael Gil Malvido, presidente del Hogar Gallego para Ancianos de Domselaar, también reflexionó acerca de la Memoria Gráfica de la Emigración Española: “Me hizo acordar al día en el que llegué a Argentina en 1957, luego de 23 días de viaje. Nací en Vigo. Todo lo que está en estas fotos lo vimos. ¡Y aquí estamos! Al principio fue duro, luego avancé, estudié y trabajé en la industria automotriz. La familia, los hijos,  los nietos y mi barrio de Avellaneda me amarran a este país”.

Gil Malvido lució con orgullo la medalla de la emigración que recibió en el inicio del acto: “Sintetiza lo que hacemos con la tercera edad. El Hogar de Ancianos funciona hace 69 años y hoy es un hotel de 4 estrellas con 13 hectáreas de parque en el medio del campo en Domselaar”.

El hombre que dejó su Galicia natal admitió que puede hablar de emigración, pero se sorprendió con las fotos que describen a los españoles que traían el baúl lleno de ropa, los zapatos a los que no le cambiaban la media suela y los trajes que les iban a medida.

Frente a los paneles con fotografías que hablan por sí mismas, no fue difícil imaginar sentimientos y emociones.

“Cuando el barco se detuvo en el puerto de Buenos Aires, estuvimos a bordo hasta que llegó mi padre. Quise volver porque fueron 23 días de navegar sin nada para hacer; nos atendían como a reyes. Al bajar me di cuenta de que una gran tristeza me embargaba. Cuando me encontré en la popa, canté la canción Adiós, mi España querida”.

Estuvieron presentes, entre otros: la delegada del País Vasco, Elvira Cortajarena; Alfredo Bayona, secretario general de la Consejería de Empleo y Seguridad Social de la Embajada de España; el coleccionista de antigüedades Horacio Porcel; el embajador Eduardo Sadous, presidente del Instituto Bonaerense de Numismática y Antigüedades; el presidente de la Asociación Médica Argentina (AMA), Elías Hurtado Hoyo; el interventor del Centro Gallego de Buenos Aires, Andrés La Blunda; el curador de la muestra, José Julio Rodríguez, y los presidentes de la Asociación Patriótica, Manuel Padorno; de la Federación de Sociedades Españolas, Pedro Bello, y del Consejo de Residentes Españoles (CRE) de Buenos Aires, María Teresa Michelón, así como directivos de diversas entidades hermanas y público en general.

Patricia Ortiz    



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario