La Consejería de Trabajo e Inmigración española impulsa programas bajo el concepto de «reencuentro»

La Consejería de Trabajo e Inmigración española impulsa programas bajo el concepto de «reencuentro»

Entrevista a Don Pedro Bello Díaz. El presidente de la Federación de Sociedades Españolas de Argentina es un incansable trabajador en beneficio de la comunidad española. Nació en Trabadelo, comarca de El Bierzo, en el oeste de la provincia de León.

Doctor José LuisVidaller Nieto y Pedro Bello.

—¿Cómo se suma la Federación de Sociedades Españolas a la iniciativa de la Consejería de Trabajo e Inmigración en el Programa Mujeres?

—En 2011 se realizaron varias jornadas que abarcaron diversos temas. Fueron hechas con seriedad, con participación y propiedad. Habría que multiplicarlas: se obtendría mayor convivencia y armonía, y se restaría mucho a la palabra “violencia”. Su consejero, señor Julio Olmos, es un hombre talentoso, de gran corazón y con una amplia mirada, que da instrucciones para resolver los problemas de las personas carenciadas de la colectividad. Reúne condiciones humanas y profesionales de mucha labor. De repente está en Argentina, en el interior, en Paraguay o en España. Sentimos que es un amigo con el que trabajamos en paralelo, yo como presidente de la Federación y él desde su lugar, siempre sumando a nuestros españoles, aquí, en esta bendita tierra que es Argentina.

Montserrat. Barcelona. España

—¿En qué otros programas han participado?

—Antes de llegar a la presidencia de la Federación de Sociedades Españolas de Argentina, estuve en la entidad de la región castellano-leonesa, donde destacamos la labor con los jóvenes y para los jóvenes. Son el futuro y tenemos que darle los espacios que pretenden ocupar: esperan de nosotros que les indiquemos brindemos rumbos. Uno de los programas importantes es el llamado Raíces, que brinda la oportunidad a los hijos, nietos y bisnietos de conocer la tierra de sus abuelos o padres. Estamos empeñados en producir, a través de la excelencia, espacios culturales en las universidades españolas como las de Valladolid, Burgos o Madrid, consideradas capitales importantes, donde los jóvenes argentinos realicen cursos de formación, postgrados, másteres y becas. Son puertas que abrimos para argentinos con raíces españolas.

Castillo de Belalcázar. Sevilla. España

—¿Qué es el Plan Añoranza?

—Se trabaja en este programa con los mayores: ¡son los que no pudieron regresar a España desde el día en que la dejaron! No les fue posible volver a la tierra que los vio nacer y reencontrarse con sus familiares, conocer su historia. Un punto importante es el considerar que muchos nacieron en España y otros en Argentina, pero quieren conocer España. Pasa lo siguiente: los que nacieron en las décadas del 50, 60 o 70 trabajaron en empresas y hoy no tienen lugar ni obra social del plan español, y tenemos que buscar gente de esas décadas para que vuelva. Con la crisis, algunas cosas se pueden detener aunque la mayoría seguirán realizándose con respeto y cariño.

—¿Estos planes son promovidos por la Consejería de Trabajo e Inmigración?

—Así es: los programas Añoranza e IMSERSO son pensados con el concepto de “reencuentro”. Se van quince días a estar con sus familiares, apoyados por el Estado. Hay una gran organización que proviene de su consejero: es una tarea responsable, digna de admiración.

—¿Cómo reaccionan los jóvenes ante esta propuesta?

—Cuentan su historia con sentimiento. “Aquí nació mi padre, mi abuelo tomaba agua, en aquel río que pasaba por la montaña”. Ven la iglesia, la escuela, los patios, los monumentos. A los jóvenes los motiva el conectarse con sus raíces. Tienen un gran sentimiento que marcará su futuro. Hay que seguir con ellos.

Patricia Ortiz   

Más Información:
www.mtin.es
www.fedespa.org.ar



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

1 Comentario

  1. AMPARO LOPEZ LOPEZ - 01/08/2012

    Cuando me puedo anotar para vacaciones para mayores IMSERSO del AÑO 2013, quisiera que me contesten, soy pensionada española, GRACIAS………

Responder a AMPARO LOPEZ LOPEZ Cancelar respuesta