La Catedral de Santiago de Compostela, uno de los grandes monumentos europeos, a nivel artístico y simbólico

La Catedral de Santiago de Compostela, uno de los grandes monumentos europeos, a nivel artístico y simbólico

Miles de turistas llegan día tras día a la ciudad de Santiago de Compostela, clásico punto de encuentro de peregrinos. Santiago nació como un pequeño núcleo de monjes custodios del sepulcro del apóstol que le da el nombre, en el año 820, momento de su descubrimiento. Ofrece al visitante su esplendor histórico diverso y multiforme. Su espectacular desarrollo se potenció en la Edad Media gracias al apogeo europeo de las peregrinaciones, que la convirtió, junto a Jerusalén y Roma, en uno de los tres grandes centros de la Cristiandad.

Santiago de Compostela - Catedral
Santiago de Compostela – Catedral

Claro que a partir del siglo XV y en adelante, gracias a la mengua en la relevancia del peregrinaje, la ciudad alternará momentos de dinamismo con otros de decadencia, al compás de los vaivenes de la historia gallega, española y europea.

Santiago de Compostela - Plaza de la inmaculada
Santiago de Compostela – Plaza de la inmaculada

De cualquier modo, Santiago de Compostela se consolidó como centro cultural con la creación de la Universidad, y con su tradición espiritual siempre vigente, que se refleja en las renovaciones urbanas renacentista y barroca, tan presentes como palpitantes en sus más relevantes edificios históricos.

Santiago de Compostela - Plaza del Obradoiro
Santiago de Compostela – Plaza del Obradoiro

Santiago vive, desde la segunda mitad del siglo XX, un continuado período de expansión. Al progresivo renacimiento de las peregrinaciones, que mantienen su significado espiritual tradicional, se añade el singular e irresistible atractivo turístico-cultural del Camino de Santiago.

Santiago de Compostela - Monte do gozo
Santiago de Compostela – Monte do gozo

La Catedral, por su parte, es uno de los grandes monumentos europeos, a nivel artístico y simbólico. Su construcción data del año 1075, y desde su origen románico, evolucionó a través de los más diversos estilos, especialmente el barroco, que alcanzó su culminación en la fachada de O Obradoiro (1738-1750).  Al recorrer sus naves y Museo, resulta posible acceder a un patrimonio tan singular como polifacético en sus contenidos y significados. Durante la visita al conjunto catedralicio, el peregrino se dispone a cumplir con un ritual que culmina con la visita al camarín del altar mayor, para brindar el tradicional “abrazo” a la escultura de origen románico que representa a Santiago. Para finalizar, existe la posibilidad de conocer la cripta en la que se conservan los restos del Apóstol.

Patricia Ortiz   

Santiago de Compostela - Catedral
Santiago de Compostela – Catedral


Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario