Jujuy y su historia en el Museo Histórico Provincial Juan Galo Lavalle

Jujuy y su historia en el Museo Histórico Provincial Juan Galo Lavalle

El Museo Histórico Provincial Juan Galo Lavalle cumplió el pasado año su 75º aniversario y busca seguir creciendo para que tanto turistas como jujeños puedan disfrutar la experiencia de recorrer sus habitaciones reconvertidas en salas y sus patios internos, que nos permiten imaginar la vida de quienes vivieron allí. Esta casona de fines del siglo XVIII que hoy es sede del Museo —se trasladó aquí en 1962—es el lugar en el que fue asesinado el Gral. Juan Lavalle en 1841: es tan importante para la historia jujeña y del país que fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1941 al conmemorarse el primer centenario de la muerte del General.

El Museo cuenta con siete salas de exposiciones permanentes y una que alberga exposiciones temporales. Seis de ellas se ubican una a continuación de la otra, por lo que, a medida que avanzamos, atravesamos distintos períodos de la historia de Jujuy y de la Argentina —aunque no en orden cronológico—. Podríamos dividir las salas en dos grupos, las de carácter histórico y bélico y las de carácter social y cultural, en las que se recrea la vida de la época a partir de objetos cotidianos y mobiliario. En el primer grupo entran la Sala Independencia, la del Éxodo Jujeño, la de las Guerras Civiles y la de los Gobernadores, mientras que el segundo lo conforman la Sala Colonial, la de Arte Religioso y la de Vestidos.

Jujuy y su historia en el Museo Histórico Provincial Juan Galo Lavalle

En la Salas de la Independencia y del Éxodo Jujeño se destaca la importancia que tuvo Manuel Belgrano para la historia de Jujuy y se muestra el rol de la provincia durante el largo período de las Guerras de la Independencia. Entre los objetos que se conservan aparecen los quepis —gorros que utilizaron los oficiales del escuadrón Nº12 de Guardias Nacionales—, uniformes de las tropas, trofeos de la Batalla de Suipacha, cartas de puño y letra de Manuel Belgrano y una bandera argentina que es de las más antiguas conservadas hoy en día. La Sala del Éxodo Jujeño recuerda el éxodo del pueblo jujeño promulgado por Belgrano en 1812.

La Sala de las Guerras Civiles visita el largo período de nuestra historia —durante el proceso de las autonomías provinciales— en el que unitarios y federales se enfrentaron en distintos puntos del país. El General Juan Lavalle, que lideraba entonces las tropas contrarias a Rosas, es la figura central de esta sala y alrededor de él gira el material expuesto.

Jujuy y su historia en el Museo Histórico Provincial Juan Galo Lavalle

La Sala de los Gobernadores cierra este primer grupo. En ella se exhiben retratos de los 40 gobernadores que tuvo Jujuy entre 1834 y 1943 y se muestra la organización institucional de la provincia durante ese período: el desarrollo de las comunidades, la modernización de las comunicaciones gracias a la llegada del ferrocarril y el crecimiento urbano, entre otras cuestiones.

Las tres salas restantes reflejan la vida de la época y la historia cultural y religiosa de la provincia. La Sala de Arte Religioso y Colonial da testimonio de las órdenes religiosas más importantes de Jujuy desde la época de las colonias —las más importantes fueron la jesuita y la franciscana— y la influencia que tuvieron en las comunidades locales. El sincretismo entre ambas creencias está representado, por ejemplo, a través de un altar doméstico y de la presencia de pinturas y esculturas del arte mestizo andino. En la Sala de los Vestidos encontramos expuestos los vestidos propiamente dichos, objetos y muebles de los siglos XIX y XX, así como fotografías que muestran la vida social y cotidiana—tertulias, celebraciones religiosas— de esa época. Por último, la Sala Colonial se hace eco del dominio español en la región durante este período histórico: vestimenta religiosa, documentos escritos y estatuillas, entre otras cosas, descansan allí.

Jujuy y su historia en el Museo Histórico Provincial Juan Galo Lavalle

El recorrido no finaliza aquí. Nos quedan por descubrir los patios internos de la casona: en el primero se encuentra el busto del Gral. Juan G. Lavalle, en el segundo, un aljibe que nos hace viajar hasta la época en la que lo utilizaban cada día. En un tercero se conserva la campana de hierro que hizo sonar nada menos que Manuel Belgrano para reunir al pueblo el día en el que, allá por 1812, se bendijo la Bandera Argentina. También encontramos, en otro sector, la puerta original de la casona frente a la cual fue asesinado el Gral. Lavalle.

Conocer la historia de la provincia de Jujuy es posible a partir del recorrido propuesto por el Museo Histórico Provincial Juan Galo Lavalle. Sus salas nos hacen viajar hasta las colonias y hasta un siglo XIX en el que se sentaron las bases de la Argentina de hoy. La historia es un rompecabezas que se arma pieza a pieza y aquí, en este museo, se encuentra una parte de la historia de nuestro país.

Patricia Ortiz

Crédito fotográfico: Caminos Culturales



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario