Entrevista con la Rectora-Fundadora del Instituto Superior de Letras Eduardo Mallea, Prof. Magíster Lina Mundet

Entrevista con la Rectora-Fundadora del Instituto Superior de Letras Eduardo Mallea, Prof. Magíster Lina Mundet

La Prof. Magíster Lina Mundet, cerró el año lectivo en el Instituto Mallea, con la entrega de diplomas a los egresados de las carreras. El acto tuvo lugar en el salón Jorge Luis Borges de la Biblioteca Nacional, un marco ideal, que los futuros profesionales recordarán, por ser la casa que reúne en sí el material lectivo más importante del país.

¿Qué balance realiza del año 2013 en materia de cursos y carreras que se dictan en el Instituto?
El balance es muy positivo. Tenemos funcionando dos carreras oficiales: la Tecnicatura Superior en la Corrección de Textos y la Tecnicatura Superior en la Redacción, en la modalidad presencial y a distancia. El perfil profesional de ambas es muy específico y sus egresados suelen tornarse imprescindibles en las tareas de edición de escritos de toda índole, ya sea que se necesite corregirlos o generarlos para objetivos determinados.
Paralelamente, obtuvieron muy buena acogida los cursos oficiales, en las dos modalidades; sobre todo, el de Redacción institucional y corporativa, que además impartimos in Company en varias empresas, a fin de perfeccionar las tareas del empleado administrativo en cuanto a la redacción de comunicaciones escritas dentro de la institución y en los medios digitales.
Siguieron con mucha asistencia nuestros cursos tradicionales: Técnicas para la corrección, Técnicas para la redacción, Enseñanza de Español para Extranjeros, a los que este año se sumaron el de Estrategias didácticas para docentes y el de Edición de Libros digitales con InDesign para editores y diseñadores.

¿Cuando se realizó la entrega de diplomas de los nuevos profesionales?
El 5 de diciembre de 2013 tuvo lugar la entrega de diplomas a los egresados de las carreras en el salón Jorge Luis Borges de la Biblioteca Nacional. Considero que este es el mejor ámbito para realizar el acto, dado que nuestros ex alumnos llevarán, como custodios del idioma y paladines de la palabra, la imagen de una casa que reúne en sí el material lectivo más importante del país. De ahora en más, serán ellos quienes tendrán la impostergable misión de mejorar las nuevas ediciones y acrecentar el material bibliográfico, allanando el camino que va del escritor al lector. Sin duda, la tarea es ardua cuando está el idioma de por medio. Confiamos en que los egresados de nuestras aulas llevarán el sello de la Institución que los ha formado y deseamos que tengan un destino promisorio en sus respectivos puestos de trabajo.

¿Qué fue lo que más le impactó de la entrega de diplomas?
En general, el acto académico final se realiza con el aporte de los profesores que, con su palabra certera, despiden a las camadas, y con la participación de los alumnos que vuelcan en los discursos su estado de ánimo y experiencias vividas. Realmente se vive una sincera emoción que es compartida por la comunidad educativa malleana donde se incluyen a los familiares y amigos de los egresados.

Además, tres jóvenes virtuosos: un violinista, una pianista y una soprano, de reconocida trayectoria internacional, acompañaron este año los momentos más sentidos de la ceremonia con canciones que llegaron al alma.
Se recitaron poemas de Neruda y de Borges donde se enalteció el idioma español, por un lado, y la ciudad de Buenos Aires, por otro.

Alumnos recibidos en el Instituto Mallea

¿Qué evolución tuvieron los cursos a distancia?
Los cursos a distancia funcionaron muy bien y siguen haciéndolo, dado que estamos en la etapa de verano donde estos tienen un papel preponderante en la formación de muchos interesados que esperan los meses de vacaciones para poder dedicarle tiempo y atención a su perfeccionamiento.

¿Qué propuestas e innovaciones tiene para el 2014?
Para este año tenemos varios proyectos que, de algún modo, continúan y profundizan lo que ya venimos haciendo. Entre ellos, terminar de organizar los cursos con puntaje para docentes; firmar más convenios de pasantías con editoriales y empresas para ubicar a los alumnos de las carreras y de los cursos; impulsar nuestra editorial Ediciones Mallea con el fin de que siga difundiendo el conocimiento que se genera en las tesinas y trabajos de investigación de nuestros cursantes, ya sea en libros en soporte papel o digitales. También esperamos que finalice el trámite, que ya lleva tres años, de la aparición de la Fundación Cultural Mallea con la que se espera realizar actividades culturales dentro del ámbito hispanoamericano y profundizar los vínculos de la lengua española de toda la comunidad hispanohablante; para ello realizaremos Congresos, Jornadas, Seminarios donde las personalidades más destacadas tengan su espacio para hablarnos de la lengua, la literatura, el periodismo, la edición, la comunicación, entre otros.

¿Qué deseos surgen para el 2014?
Hay un gran deseo de mi parte que consiste en fundar un instituto universitario donde podamos extender estas carreras a licenciaturas y a estudios de posgrado. Pero pienso que todavía falta bastante tiempo para que se concrete.

¿En qué lugar ubica a los interesados en cursos de escritura narrativa? ¿Por qué?
Son muchos los que realizan escritura narrativa en los talleres literarios del Instituto. Contamos con cuatro talleres presenciales y uno a distancia donde los escritores noveles y avanzados generan una vasta producción literaria. Ese material formó dos antologías de cuentos y relatos, donde más de cincuenta autores publicaron sus textos.

Salón Jorge Luis Borges de la Biblioteca Nacional

¿Se han publicado libros de alumnos?
Sí, se publicaron libros de alumnos: ensayos, novelas, libros de cuentos, entre otros, a través de nuestra editorial y de otras.

¿Qué se lleva de este año de la relación con los alumnos?
De este ciclo lectivo me llevo una gran satisfacción como rectora; en efecto, como todos los años integro el tribunal de la defensa de tesinas de ambas tecnicaturas. Estas se rinden al finalizar la carrera y son un poco el broche final de los estudios dentro del Instituto. Así, año a año, los futuros correctores y redactores tienen la oportunidad de elegir un tema para analizarlo y profundizarlo, dentro de las competencias que han adquirido a lo largo de la cursada. Y, año a año, compruebo, con infinita complacencia, que abandonan la posibilidad facilista de presentar un trabajo descriptivo donde pueden parafrasear conceptos extraídos de la bibliografía para lanzarse a la aventura de encarnar el conocimiento y aplicarlo a realidades nuevas surgidas de la experimentación y de la reflexión sobre la práctica. Las tesinas demuestran una búsqueda personal basada en el estudio de campo, de casos, y en la resolución de problemas. En síntesis, se arriesgan, sobre la base de lo aprendido y explorado, a ir más allá creando sistemas nuevos de abordaje de realidades que se abren a inéditas miradas.

Patricia Ortiz
www.institutomallea.com.ar



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario