El sastre de Lugo

La historia de un sastre, El Sastre de Lugo, forma parte de la intensa producción cultural y artística gallega en Argentina.

La obra se presentó en la sede de la delegación del gobierno de Galicia en Argentina. Es la última novela de la escritora Stella Maris Latorre, editada por Gárgola Ediciones/Ed. Cuatro Vientos. El conductor fue Christian David Esquivel; la delegada y anfitriona, María Xosé Porteiro, destacó esta obra, que forma parte de una intensa producción cultural y artística gallega en Argentina. Por su parte, el secretario de actas de la Sociedad Argentina de Escritores, Rubén Darío Gasparini, se refirió en detalle a El Sastre de Lugo.

La presentación congregó a una gran cantidad de público en la sede oficial. Entre otros, contó con la presencia del presidente del Centro Galicia de Buenos Aires, Héctor Fernández; el presidente de Ospaña, José Luis Seoane, y el delegado en Argentina de la Fundación Galicia Salud, Evaristo Oroña.

“Stella Maris Latorre es una persona que tiene una gran vinculación con Galicia, la tierra que vio emigrar a sus hijos, gallegos y gallegas que llegaron a la Argentina con muchos sueños por concretar”, dijo María Xosé Porteiro. El secretario de actas de la Sociedad Argentina de Escritores, Rubén Darío Gasparini, expresó su satisfacción, como lector, al presentar esta historia creada  por la escritora argentina: “Agradezco esta  posibilidad que me honra desde diferentes lugares y, además, creo que un ser humano enriquece al otro cuando transforma en literatura una vida”. Gasparini comparó a Stella Maris Latorre con escritores de la talla de Horacio Quiroga o Roberto Arlt. Del libro,  destacó la impresión que le causó el desarrollo de dos o tres ideas esenciales en la trama, que se fabrica con hechos. Latorre transforma la escritura en ejercicio infinito de lectura y logra que la obra trascienda a ésta.  “¡Cualquier lector lo advierte!”, aclaró. Luego, explicó algunos puntos relacionados con la cuestión periodística y literaria. “Esta historia es una elegía que me ha causado una gran impresión. Para Jorge Luis Borges, Don Segundo Sombra era la elegía del gaucho, y en estas páginas descubriremos que hay una  elegía al hombre. Sucede que frente a una novela el lector se enfrenta a una duda. El Sastre de Lugo adquiere forma desde su inicio, convoca a un lector plural y lo obliga a  crear  interrogantes que no necesariamente tienen necesidad de ser respondidos”, dijo. Arturo es el sastre, un personaje arquetípico oriundo de La Coruña, movido por las intenciones de la autora que, con paciencia de orfebre, se vale de diversos recursos para interesar al lector que intuye, de alguna manera, un final impredecible. “Arturo será sastre”, vaticina José, su padre. En Lugo, la vida enhebrará los hilos del amor y del dinero. Cuando el sastre habrá de cerrar sus ojos, le recordará a una mujer que será su cronista y, en la ficción, sobrevivirá al tiempo.

ENTREVISTA A STELLA MARIS LATORRE

–¿Quedó algo por mencionar en la presentación del libro?

–Estoy emocionada por las palabras de Rubén Dario Gasparini, que ha sabido interpretar la obra como lo hizo con otro de mis libros, La Hija de Galo. Esta es mi novela número quince, y lo elegí porque quería que Arturo, el personaje que marca el sentimiento de la gente de su tierra, reflejara cómo cambia la gente al irse de un lugar. Él es un sastre brillante que olvida, deja a su familia y a sus afectos debido a ese “glamour” y “brillo” que lo caracterizan. Cuando enviuda, conoce a Magalí quien, a pesar de ser muy chiquita e insignificante, logra hacerle ver la vida desde otro lugar. Con la profesión de escribir se nace. Cuando escribo, puede pasar el mundo y estoy allí. Me posesiono y vivo la vida de cada personaje y puedo vivirlas; es viajar por todas partes, y lo más bello que me puede pasar es poder escribir; por ahí tengo suerte de que me lean, y estoy tranquila al escribir; el escritor observa. Cuando voy en tren, observo: las imágenes se detienen o van rápido; la gente va corriendo a buscar la soledad y en ese correr llega a un restaurant, a una plaza, a una aldea, a un pueblo. El escritor tiene que ser solidario.  Veo a la gente mayor, y pareciera que va hacia algún lado, y en todas esas observaciones escribo y me gusta lo social. Lo más lindo que le puede pasar a una persona es tener amigos. Somos ricos porque los tenemos a ustedes.

–¿Cómo nace la historia?

–Cuando viajaba por Lugo, en La Coruña, Galicia, conocí a un sastre. Él me contó una historia y así fui hilando otras. Después me presentó a otro sastre y saqué mucho de allí. En sí, al inmigrante le pasa mucho de eso. Si viene o va a otro país; si le va muy bien y si no tiene un carácter firme, se deja llevar. A Arturo le pasó eso: trabajó mucho y se relacionó con el dinero para dejar a su familia, a la que pierde.

–¿Por qué lo presenta en el contexto de la exposición “Nos mesmos”?

–Una casualidad. Hace poco fui a la exposición y la señora delegada de la Xunta de Galicia me invitó. También lo hicimos en el Café Tortoni y en el Club Español.

–¿Cuánto tiempo le llevó escribirlo?

–Lo tengo escrito desde el 2005. Lo están traduciendo al gallego y se va a editar en este idioma. El Sastre de Lugo fue escrito en tres meses. Primero tengo el título y, de acuerdo con eso, imagino la novela. Una vez que empiezo, no me detengo.

–¿Este era el final previsto o había pensado otro?

–El final llega solo, y era este.

–¿Cuál es el capítulo que le produjo una relación más intensa con su mundo interior?

–Todo el libro me emociona, y tuve que leerlo de nuevo para recordar a los personajes. Es mi novela y me da tristeza; al final, ¡lloro! Construí la historia de una manera en que mucha gente pregunta cómo pudo terminar así, porque era un maestro. No había mujer que no quisiera estar con él. Era un gran seductor.

–¿Llegó  a enamorarse de él?

–No. Lo fui creando sobre la base de las historias que me contaron en Lugo.

–¿Está escribiendo otro libro?

–Sí. Se llama Ven, mamá, que quiero contarte algo. Es la historia de un chico “gay”, quien de niño fue abusado por su propia tía y que fue creciendo con un rechazo a la mujer. Lo conocí en un tren y conozco su sufrimiento. Cuando él le contó a su mamá de su condición sexual, ella lo rechazó sin detenerse a pensar en otra cosa que no fuera una enfermedad de su hijo, que se siente discriminado. Tengo la base y luego la novelo.

–¿Va a buscar las historias o aparecen de repente?

–En este caso, él buscó conversación porque ya me conocía. Había leído mis libros y me dijo que le gustaría contar “su” historia. Nos encontramos a conversar y avanzamos. Luego me cuenta cómo la madre va aflojando de a poco y quiere ponerlo en un grupo de mormones, pero lo único que él necesita es ser aceptado. Muchas historias se entrelazan con este nuevo personaje.

–¿Le sucede como a los actores, que cuando conviven un largo tiempo con un personaje les cuesta meterse con otro?

–No. Escribo muchísimo. Tengo varios textos empezados, pero no recuerdo a todos los personajes.

–¿Sobre qué tema “no” escribiría?

–Sobre temas que requieran investigación histórica, porque se necesita mucho tiempo y me gusta realizar mis novelas con mayor rapidez. Tengo interés en escribir algo relacionado con la salud mental en el Hospital  Borda, pero no me siento muy fuerte para ir a esos lugares. Tendría que ingresar, observar; es un lugar muy duro y tengo que prepararme.

–Y si tuviese que escribir una biografía, ¿qué parte de su vida elegiría?

–Nací en Gualeguaychú por casualidad, pero vivíamos en Larroque.  Me gustaría escribir sobre mi juventud y conectarme con mi pasado de amistad. Escribiría a partir de allí, hasta la actualidad.

–¿Qué representa para usted El Sastre de Lugo?

–Cuando la escribí, pensé que podía abrir un camino para ganar el Premio Planeta. Con la novela Celeste Moreno, la historia de un amor diferente, gané un premio en España. Allí tengo un camino abierto, pero pienso que este sastre me llevará a escribir una obra mejor, como puede ser Ven, mamá, que quiero contarte algo.



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

4 Comentarios

  1. Alejandro Mario Quiñones Quiroga - 17/05/2009

    mucho mucho mucho mejorr gracias. Algunas sugerencias cunado nos veamos pero muy linda

  2. amira durso - 16/06/2009

    Felicitaciones a la escritora Stella maris Latorre, muy buena su nueva novela, me encantó, me llevó a pasear por una gran galería de sentimientos, es una obra excelente, no dejen de leerla, yo la compré en librerías Santa Fe, me enamoré primero de la Tapa es hombre que mira hacia la inmensidad desde la inmensidad, el gran Sastre como lo pinta la autora, digo lo pinta, porque al leerlo veo como en una película todo lo que esta escritora nos transmite con esta gran novela nuevamente felicitaciones y éxitos para la próxima, he leído unas cuantas novelas de ella y todas me han inpactado, gracias a este nuevo sitio que está muy bueno. Amira Durso periodista independiente.

  3. julio - 28/11/2010

    Galicia tiene cuatro provincias
    La Coruña
    Lugo
    Orense
    Pontevedra .
    Por tanto una cosa es Lugo y otra LA Coruña

  4. stella maris latorre - 14/01/2011

    Señor Julio tiene usted tiene razón, la periodista que hizo la nota; quizá por desconocimiento se equivocó, El personaje de Esta novela “El satre de Lugo” es oriundo de la provincia de Lugo, luego vive sí, un tiempo en La Coruña al regreso a su tierra, pero él personaje ” Arturo ” El sastre” es de Lugo y conozco muy bien la división geográfica de Galicia; puesto que he vivido allí varios años recientes. Le agradezco a usted la corrección porque, un escritor debe estar informado de lo que escribe, por eso quise aclararlo, un poco tarde, porque no siempre nos enteramos cuando editan las notas que nos hacen. Un saludo escritora stella Maris Latorre.

Dejar un comentario