El Rotary Club de Palermo y los alumnos de Valle Fértil en el Teatro Colón

El Rotary Club de Palermo y los alumnos de Valle Fértil en el Teatro Colón

Con muchas expectativas, el contingente de 25 chicos oriundos del Departamento de Valle Fértil subió al micro que los esperaba. El viaje, de varios kilómetros de recorrido, bien valía la pena y muy pronto el Buenos Aires querido, el de las fotos, el de las postales, el del Obelisco, la Plaza de Mayo, la Avenida Corrientes, aparecería delante de la vista de los jóvenes sanjuaninos.

En febrero de 2011, estudiantes de  las escuelas Sargento Cabral N.º 722 Provincia de Formosa, Agrotécnica Ejército Argentino, de EGB3 y Polimodal de Astica, Colegio Superior Fuerza Aérea Argentina y UEPA Gendarmería Nacional, coordinados por Sergio Javier Guzmán, asesor de la diputada nacional Margarita Ferrá de Bartol, presidente de la Junta Histórica de la provincia de San Juan, llegaron a Buenos Aires para estar presentes en el bicentenario del natalicio de Domingo Faustino Sarmiento y visitar otros lugares emblemáticos en la urbe porteña.

El proyecto comenzó hace unos meses, cuando la diputada Margarita Ferrá de Bartol, presidente de la Junta de Estudios Históricos de la provincia de San Juan, pensó en estimular desde esta institución a los alumnos para la labor cultural… ¡y surgió la idea!:  “Junto con un grupo de personas, creamos una delegación de la Junta en cada departamento; hay una mini unidad donde participan no solo quienes tienen títulos en historia, sino profesores  de literatura, maestros, o buenos docentes. En 2010 se determinó que como tarea del bicentenario todas las delegaciones debían generar una actividad: seminarios, conferencias, charlas.  En este caso, hicieron un pequeño congreso departamental sobre la base de la actividad que realizaron las escuelas. Se decidió convocar a un concurso sobre el conocimiento que tenían los chicos sobre la Revolución de Mayo y la delegada del departamento de Valle Fértil, localidad ubicada a 260 km de la ciudad de San Juan, Graciela Soria, prometió un viaje a Bs. As. para incentivar la participación. “Sorteamos varios pasos porque estaba la voluntad, pero no estaba organizado aún”, explicó la diputada. El tiempo pasó y así las vacaciones, mientras Sergio Guzmán continuaba ocupándose del tema que finalmente llevó a cabo con éxito en menos de dos meses.  Ferrá de Bartol contó con la aprobación de la Prof. María Cristina Díaz (Ministro de Educación de la provincia de San Juan), tomó la posta y comentó el proyecto al gobernador de la provincia, ingeniero José Luis Gioja, quien abrió el camino para que Daniel Molina, ministro de Desarrollo Humano de la provincia de San Juan, lo concretara mediante un subsidio. La diputada expresó su alegría, a pesar de reconocer que se realizó un gran esfuerzo centralizado en la Escuela, que fue el eje que convocó a los alumnos. “Valle Fértil, junto a Jáchal, fueron las localidades que se expresaron a favor de la Revolución de Mayo de 1810”, expresó la historiadora.

El Rotary Club de Palermo recibió a los jóvenes de Valle Fértil.

“La amistad no conoce barreras, sobrepasa todos los obstáculos y navega en todos los océanos”. Esta es una frase de Paul Harris, fundador del primer club de servicio del mundo, el Club Rotario de Chicago, Illinois, EE. UU.

Y esta es una historia de amistad en la cual los socios del Rotary Club de Palermo decidieron agasajar a los estudiantes que llegaron a la ciudad. La doctora  Nilda Ferreyra, subdirectora de la Casa de San Juan, abrió el juego, y junto a Patricia Ortiz, socia del Rotary Club de Palermo y a su presidente, Ricardo Pesce, pensaron en sumar a esta visita otras propuestas que hicieran de este encuentro “algo inolvidable”.  Las propuestas no tardaron en llegar.

El martes 15 de febrero, a las 15.00 y en el marco de una tarde porteña, calurosa y agobiante, los rotarios Roberto Celentano, Patricia Ortiz, Carlos Schwarzberg, quien consiguió la visita guiada al Teatro Colón, y Antonio Tucci esperaban al grupo de 25 chicos, tres maestros y dos madres en la entrada del majestuoso Teatro.

Sergio Guzmán se adelantó a la comitiva junto con Silvana Hernández, del Departamento de Cultura de Casa de San Juan, y dijo: “Agradecemos esta posibilidad. Es una gran demostración de compañerismo brindarles a nuestros niños este momento único”. Acto seguido, ordenó a los alumnos para ingresar en silencio al primer salón.

“Les doy la bienvenida a este emblemático Teatro”, dijo Georgina Bértolo, la joven guía que llevó al numeroso grupo por el interior del lugar donde se da cita el público que aplaude a los más grandes artistas. A medida que se iba descubriendo la historia del emblemático teatro, las respetuosas exclamaciones de admiración, las miradas y  las cámaras fotográficas de los chicos sanjuaninos pretendían llevarse los mejores recuerdos del recorrido.

“Para mí es un sueño. Siempre pensé en ir a Bs. As., pero jamás imaginé que sucedería. Estar en el Teatro Colón fue fantástico, increíble. Nos mostraron todo: su acústica, el armado de la escenografía de una obra, nos contaron el detalle de las imágenes. ¡Aprendimos y nos sentimos orgullosos de ser argentinas!”, dijo una joven alumna de UEPA Gendarmería Nacional.

“Yo no conocía la historia hermosa que nos contó la guía y visitarlo en el día de la celebración de los 200 años del natalicio de Sarmiento, que siempre impulsó la creación de las escuelas y el arte, ha colmado mis expectativas. Sin el estudio, no se puede lograr nada”, dijo otra estudiante.

A pocas cuadras, el Teatro Nacional Cervantes fue el segundo teatro que sedujo a los curiosos alumnos. La ciudad transcurría tranquila, aunque el sol apretaba casi como lo hace el de Valle Fértil. “Es muy interesante que conozcan el teatro, que fue inaugurado el 5 de septiembre de 1921 y que marcó un verdadero acontecimiento cultural y social que atrajo a artistas, intelectuales, políticos y a la sociedad porteña”, dijo Carlos Schwarzberg, quien también fue el gestor de esta visita.

El reloj marcó  las 16.00. ¡Hora de dejar el microcentro para conocer otro lugar representativo: “La Boca”! El barrio que bien conoce Antonio Tucci sería la próxima parada. Tucci propuso visitar los museos, los bares tradicionales, las ferias artesanales.  El gran ómnibus avanzó por el Bajo hasta llegar al lugar del empedrado y el tango. Parejas de bailarines hacían las delicias de los turistas de diversas partes del mundo que se fotografiaban en Caminito. Luego, los chicos no quisieron irse sin conocer la popular Bombonera, donde el corazón futbolero late a un ritmo diferente y se hermana con el gol gritado con toda pasión.

La tarde se pasó muy rápidamente entre compras de souvenirs, fotos y charlas. El grupo debía estar en la Casa de San Juan para celebrar junto a las autoridades el bicentenario del natalicio de Sarmiento. A las 19.00 en punto y cargados de energía, llegaron vestidos con sus guardapolvos blancos a depositar su ofrenda.

Aún faltaba el último agasajo rotario. Los alumnos se prepararon para visitar la casa de la doctora María Teresa Neira, también socia del Rotary Club de Palermo, quien apoyó desde un primer momento este proyecto y sumó su generoso granito de arena.  A las 21.00 en punto, el micro se detuvo en una esquina del centro de la ciudad. Después de realizar varios viajes en ascensor, el  hermoso departamento albergó a los estudiantes  premiados de Valle Fértil.  Con cierta timidez, se sentaron alrededor de una mesa preparada con dedicación y buen gusto. “Están en su casa”, dijo la doctora Neira. Y las empanadas calientes no se hicieron esperar; después, un buen brindis, bebidas, helados y las conclusiones de la jornada.

Roberto Celentano atrajo la conversación del grupo de muchachos que le contaban cómo estaban viviendo ese día. “Es la primera vez que llegan a esta gran ciudad y es muy agradable ver que chicos de pueblos lejanos puedan deleitarse con esta experiencia junto a este grupo de rotarios de Palermo. ¡Lo han disfrutado! Bs. As. es la vidriera de la Argentina. En Valle Fértil, la principal problemática consiste en que deben recorrer muchos kilómetros para llegar a la escuela. Existe aún una falta de infraestructura en las comunicaciones; aún la computadora no les ha llegado y hoy es fundamental contar con las nuevas tecnologías. En cuanto a este inolvidable recibimiento, no hay más que palabras de gratitud”, dijo Olga Elizondo, profesora de EGB3 y Polimodal de Astica, Colegio Superior Fuerza Aérea Argentina.

Sergio Guzmán también se refirió a la recepción rotaria y al viaje en particular como una hermosa experiencia. “Hemos completado muchas actividades, es un  recuerdo que guardarán para siempre. No todos los días se visita el Teatro Colón, la Fragata Sarmiento, La Boca, el Casco Histórico, Puerto Madero, todos sitios representativos para nosotros como argentinos”, detalló.

San Juan tiene, en sus 365 días, más de 180 días de sol y muy pocas precipitaciones. Valle Fértil debe su nombre a que está ubicado en una zona que corta la sierra de Pie de Palo y es donde finaliza el sistema pampeano. En Valle Fértil llueve más que en el resto de la provincia.
El asesor de la diputada Margarita Ferrá de Bartol destacó sobre todo la calidez humana de quienes participaron en este proyecto. “Son cosas que guardamos en el corazón; es un enriquecimiento personal que no se mide en términos económicos o materiales, pero sí en lo humano y en la buena madera que viene de una persona que tiende un puente de amistad”.

Esta fue una propuesta tentadora que los chicos de Valle Fértil no dejaron escapar. “Hace cinco meses no imaginábamos que ganaríamos el concurso. Tomamos la oportunidad, probamos y ganamos. Era nuestro gran deseo estar aquí”, comentó un alumno.

La despedida fue tan intensa como la llegada. Promesas de seguir construyendo puentes, interés por el futuro de la educación, planes y proyectos que seguramente se concretarán en breve. Un brindis. Fotos y regalos de la provincia del Sol y el buen vino a los rotarios.

El cierre de esta nota se reservó para las respuestas de los protagonistas.

—¿Qué destacan de la visita al Teatro Colón?

—¡Todo! El edificio, la arquitectura, las cortinas pesadas y su color púrpura. Las salas, la acústica, el escenario, las luces, los artistas internacionales y locales que actuaron y la cantidad de gente que trabaja para que lo disfrutemos.

—¿Imaginaban llegar a Bs. As. en una fecha tan especial?

—No, jamás pensamos en estar aquí. Esta realidad superó nuestros deseos.

—¿Qué les contarán a sus padres, a sus amigos?

—Les diremos que aquí la gente es muy solidaria. Que llegamos y fuimos esperados por el Rotary Club de Palermo: no lo olvidaremos. ¡Que pisamos la cancha de Boca!

—¿Hay algún lugar que les gustaría conocer?

—La Casa Rosada por dentro.

—¿Qué destacan de la figura de Sarmiento?

—Me gusta su historia de vida. Fue humilde y grande a la vez;  aprendió a escribir, a leer, hablaba idiomas. Nació en un hogar muy pobre, pero su fuerza de voluntad y deseos de crecer lo llevaron a la presidencia. Para él, la prioridad era la educación.

—Si tuviesen que escribir una nota en un diario…, ¿qué título le pondrían?

(Un segundo de silencio)

¡Un sueño hecho realidad!

__ ¡Los cinco mejores días de mi vida!

__ ¡Yo estuve en Buenos Aires!

Patricia Ortiz




Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario