El Obeliscazo Gallego, una celebración para reafirmar la identidad y afianzar lazos

El Obeliscazo Gallego, una celebración para reafirmar la identidad y afianzar lazos

El mes de julio dejó, una vez más, una huella imborrable en el calendario de la comunidad gallega. La historia —esa palabra que invita a soñar el futuro viajando al pasado—dirá que el 25 de julio de 2019 a las 00.00 hs iniciaron las celebraciones por el Día de Galicia en todo el mundo. En Santiago de Compostela, hombres, mujeres y niños entonaron frente a la Plaza del Obradoiro las estrofas del himno que los hermana. El Himno galego combina la letra del poema Os pinos de Eduardo Pondal con la música compuesta especialmente por Pascual Veiga. Al igual que su bandera y su escudo, el Himno nació de la emigración: fue cantado e interpretado por primera vez en 1907 en la ciudad de La Habana, Cuba.

El Obeliscazo Gallego, una celebración para reafirmar la identidad y afianzar lazos

Los asistentes a la celebración en la Plaza del Obradoiro no fueron los únicos que entonaron las estrofas del Himno: esta vez, todos los gallegos que la emigración dispersó por distintos rincones del mundo se unieron en un solo canto. En cada huso horario se respetó la hora cero de la terra natal: allí, las campanadas de la Catedral de Santiago dieron comienzo a los festejos en los que abuelos, padres, hijos y nietos unieron sus corazones para reafirmar su amor por Galicia, siempre acompañados por las gaitas, los tamboriles, los bombos y los pandeiros.

El 24 de julio, la comunidad gallega de Buenos Aires se reunió a las 19.00 hs en el Obelisco —todo un símbolo de la ciudad— para cantar el Himno junto a sus pares de Santiago y del mundo. Hombres y mujeres vestidos con trajes típicos formaban una ronda alrededor de los gaiteros, quienes fueron los encargados de dar comienzo a la ceremonia bajo la dirección del Maestro Alberto López. Una vez más, la convocatoria superó las expectativas y el evento no pasó desapercibido para los turistas que paseaban por allí. La organización contó, como en años anteriores, con el apoyo de Buenos Aires Celebra Galicia y de la Xunta de Galicia, cuyo delegado en la Argentina, Alejandro López Dobarro, estuvo presente.   

El Obeliscazo Gallego, una celebración para reafirmar la identidad y afianzar lazos

Respetando la consigna de esta tercera edición —festejar en cada rincón del mundo—, el Obelisco se convirtió en el epicentro porteño de una celebración en la que año a año la comunidad gallega vuelve a reafirmar su identidad y a honrar sus orígenes. “Esta convocatoria es fabulosa. Celebrar nuestro Día de Galicia aquí en el Obelisco nos llena el alma de orgullo”, afirmó don Benito López Carballedo, presidente del Club Español de Buenos Aires. A su lado, don Juan Carlos Sánchez, gerente del Club, se refirió a esta fiesta gallega como una muy buena idea: “Llamar a  todos los centros ha sido una gran decisión, hay mucha más gente que en ediciones anteriores. Si bien mi esposa es la ‘gallega’, me gusta compartir este momento: me trae recuerdos del Camino de Santiago. Cuando siento las gaitas viene a mi mente el tiempo en el que entré por el pórtico de la Gloria”.

Don José Faraldo, vicepresidente del Centro Betanzos felicitó  a la organización y recordó que Betanzos es el Centro más antiguo de la Ciudad de Buenos Airescon 150 años de historia; luego, compartió sus impresiones con todos los presentes: “Estar aquí me da morriña: es como estar en Galicia. Extraño Buenos Aires cuando estoy allí, y cuando estoy aquí me pasa lo mismo. Tengo sentimientos encontrados: vine de muy pequeño,  estudié, formé mi familia. Para mí, vivir un momento como este es glorioso: es como si estuviera bailando cerca del mar allá en A Coruña. Me siento orgulloso de ser gallego y de haber sido recibido en este generoso país donde soy muy querido”.   

El Obeliscazo Gallego, una celebración para reafirmar la identidad y afianzar lazos

Entre toda la gente allí reunida, un grupo de mujeres se abrió paso bailando al ritmo de la música del terruño, sacudiendo sus polleras y luciendo los típicos pañuelos en la cabeza. “Espero siempre este día. Estoy aquí compartiendo con mis colegas y compatriotas esta fiesta hermosa de Galicia. La llevo en el alma y mi mayor sueño es visitarla este año.  Hoy bailé y disfruté mucho para llenarme de energía y poder expresar lo que siento en el alma”, afirmó con lágrimas en los ojos Liliana González, quien forma parte del Centro de la Plata.

También compartió algunas palabras Jaime Arias, presidente de la Comisión de Prensa del Centro de Galicia en Buenos Aires, recordando sus orígenes y marcando la importancia de eventos como este para la reafirmación y difusión de la cultura gallega:  “Mis padres eran de Sarria, Lugo. La conmemoración del Día de Galicia, el Día de Santiago Apóstol o de la patria gallega, según desde dónde se diga, permite visualizar a la comunidad gallega. Estos actos la muestran y permiten a muchos descendientes participar y acercarse nuevamente. Es una manera de unir a esa Galicia que no es solo una porción de tierra europea sino que estáen todo el mundo, es global”. A modo de ejemplo, nombró algunos de los Centros más importantes, entre los que se encuentra el de Buenos Aires: “Hay centros gallegos en New York, Bélgica, Londres, Hamburgo y aquí, en la cosmopolita ciudad de Buenos Aires.  Donde uno vaya, habrá siempre una bandera gallega. Cantar el Himno, para una nación que ha sido oprimida siempre es un acto de rebeldía a tener en cuenta. Por eso, esta es una convocatoria que une, reúne e incluye”, concluyó.

El Obeliscazo Gallego, una celebración para reafirmar la identidad y afianzar lazos

Esta tercera edición también se hizo presente en las redes sociales con el hashtag #DíaDeGalicia: así, tanto los asistentes a los festejos en Buenos Aires como los gallegos de todo mundo pudieron agrupar instantáneas e impresiones de esta celebración tan importante bajo un mismo ‘lema’.

Fue otra manera de hacer visible a la Galicia, cuyo himno, refleja en una de las estrofas finales, el sentimiento y el valor de la voz de un pueblo: 

Os tempos son chegados
dos bardos das edades
Que as vosas vaguedades
cumprido fin terán;
pois, donde quer, xigante
a nosa voz pregoa
a redenzón da boa
nazón de Breogán.

(Llegado el momento
de los bardos de antiguo,
que a vuestras ilusiones
cumplido fin darán:
pues, donde quiere, gigante,
nuestra voz pregona
la redención de la buena
nación de Breogán.)

Patricia Ortiz

Crédito fotográfico: Caminos Culturales

El Obeliscazo Gallego, una celebración para reafirmar la identidad y afianzar lazos


Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario