Brasil y sus ritmos musicales manifiestan su cultura y tradición

Brasil y sus ritmos musicales manifiestan su cultura y tradición

Con sus raíces en diversas culturas como la africana, bahiana o portugesa, los ritmos brasileños son un fiel reflejo de cada época y costumbre local de los distintos pueblos que integran el país. Los alegres ritmos brasileños son una de las manifestaciones artísticas y culturales más importantes del país. La música brasileña, simple, sofisticada, culta o popular, acústica o electrónica, urbana o rural, presenta una variedad de ritmos y composiciones que son cada vez más respetados a nivel mundial.

Brasil es un ícono musical a nivel mundial

Sin lugar a dudas, los estilos musicales brasileños más representativos en el mundo han sido la Samba y la Bossa Nova. La primera, encuentra sus orígenes en el continente africano y comenzó a ser empleada para musicalizar las fiestas callejeras y la práctica de la capoeira. La ciudad de Río de Janeiro fue una de sus principales exponentes, ya que las escuelas de samba típicas de la época de carnaval, popularizaron el ritmo a nivel mundial.

Por su parte, la Bossa Nova, nació a mediados de los años 50 como un movimiento urbano en el seno de la clase media carioca y con los años se convirtió en un referente para diversas generaciones. En sus inicios, se presentó como un estilo diferente para cantar samba y luego incorporó elementos del Jazz y del Impresionismo musical de Debussy y Ravel, expresados con la suavidad de la voz, el piano y la guitarra. Sus principales expositores han sido Carlos Lyra, João Gilberto, Vinicius de Moraes y Tom Jobim.

La elegida por los locales

Una particularidad de la música brasileña, es que a pesar de ser sumamente respetada a nivel mundial, es uno de los estilos más valorados por el mercado interno. Ritmos como el tropicalísimo, que combina elementos de la cultura pop y la cultura de elite, son aclamados por el público brasileño de la mano de cantautores como Caetano Veloso, Gilberto Gil, Gal Costa o Maria Bethânia.

Otro ejemplo es el caso del Frevo, un ritmo típico del Estado de Pernambuco en la región Nordeste, caracterizado por el compás acelerado, derivado de la marcha y del maxixe, declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (Unesco) por su riqueza melódica, creatividad y originalidad, ensalzado por la población.

Son incontables los nombres y estilos que forman parte de la historia musical brasileña, nuevas tendencias y ritmos que se renuevan pero que siempre mantienen la creatividad y cultura musical típicas de Brasil.

Lara Engler

www.braziltour.com



Comentarios en Facebook

[fbcomments]

Dejar un comentario