“Sacá tarjeta roja al maltratador” es la campaña que dice basta a la violencia de género

“Sacá tarjeta roja al maltratador” es la campaña que dice basta a la violencia de género

Cuatro mujeres sumaron sus inquietudes a un proyecto que tiene forma, protagonistas y nombre. “Sacá tarjeta roja al maltratador” versión argentina fue presentada el 3 de julio de 2012 en el Auditorio del Banco Nación. La campaña destacó la unidad y la propuesta de que nadie se salva solo. La única manera de construir ciudadanía es sumándonos.

Embajador de España en Argentina, Román Oyarzún y Consejero de Empleo y Seguridad Social de la mbajada de España en Argentina, Julio Olmos Lablanca

La propuesta, aplaudida por hombres y mujeres, se anidó en la ilusión de cuatro mujeres que miraron a la península Ibérica  y hoy forma parte de la sociedad. Esta innovadora campaña germinó su semilla en España como parte del proyecto “Juntas por una vida sin violencia”. Quienes obtuvieron los derechos y hoy coordinan el proyecto son Ariela Mancke (Latina Urbana), Ester Mancera (ONG Enlaces territoriales para la equidad de género), Liliana Hender (periodista) y Pilar Garea (Españoles en el mundo). La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) apoyó la iniciativa, que se divide en tres ejes temáticos: el portal www.sacatarjetaroja.com.ar; spots radiales, televisivos y gráficos, y capacitaciones sobre la temática. Martín Santiago, coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas, representó a su organización y fue el primero en el uso de la palabra. “Es una tarde importante y un día significativo en el cual se pone en valor el objetivo de esta campaña iniciada en España. Es aquí, en Argentina, donde extenderemos las raíces a través de los logros que las entidades involucradas llevarán adelante: abrimos los lazos territoriales para trabajar por la equidad de género”. Señaló, además, la realidad de la agenda dominante en el espacio público. Hay tantas historias de mujeres, demasiadas crónicas tristes y duras, rostros y voces que se ocultan, llantos, miedo y terror. No es agradable de ver, y muchas veces la solución está en mirar para otro lado. “Es un tema fundamental para Naciones Unidas; la violencia es considerada una de las más crueles, vergonzantes y frecuentes violaciones de los derechos humanos. De acuerdo con las estadísticas, una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido o sufrirá violencia. Según la Organización Mundial de la Salud, la causa principal de muerte es por violencia. El 80% de la trata en el mundo existe con fines de explotación sexual. El 20% de las mujeres es asesinada por parejas o ex parejas”, agregó.
La estadística da miedo: en la Argentina, y según datos de La casa del Encuentro, en 2011 fueron asesinadas 282 mujeres. El coordinador de Naciones Unidas se apoyó en la asimetría de las relaciones: “Tenemos que pensar que existe en algunos hombres una tendencia a la desvalorización y al desprecio. Hablamos de una cierta superioridad de hombres sobre mujeres relacionada con la construcción social, cultural e histórica. Estos factores crearon una invisibilidad aceptada, que parece normal porque debe suceder y, finalmente, la impunidad corona estas actitudes. Todos somos responsables, pero los hombres lo somos más si no intentamos cambiar la estructura de valores. Nos deben ayudar: exigir y pedir más. Esta campaña es real: Sacá tarjeta roja, la violencia es intolerable e inadmisible”.

El espacio para la exposición de Liliana hender, psicóloga, periodista y militante feminista, fue esperado debido al trabajo que ha realizado siempre a favor de la defensa de los derechos humanos, sobre todo de las mujeres. Hendler contó cómo nació y creció esta campaña que, en sus comienzos, solo era un sueño. Luego se consiguieron los derechos en España y Daniel Lorente la apoyó con la frase: “Trabajen, marquen el estilo que la Argentina tiene”.

Representante de Españoles en el Mundo Pilar Garea

«Somos cuatro mujeres diferentes, con historias diferentes: Ariela Mancke es una joven empresaria, Esther Mancera trabaja en la trinchera, en el contacto con las situaciones de violencia, y Pilar Garea es docente y representante de Españoles en el Mundo. Tuvimos obstáculos y puertas que se abrieron. Mucha gente se sumó y le puso garra, dinero, esfuerzo y apoyo. Nos dimos cuenta de que este proyecto unía y trasversalizaba muchas cosas. Decimos “basta” para todas las formas de generar violencia. Si leemos la Biblia, nos damos cuenta de que la violencia comienza con el inicio del mundo y con ese concepto que supone que las mujeres nacimos para parir, entender, comprender y contener con ternura a quienes nos rodean y que los varones son quienes salen a la vida para hacer con ella y con nosotros lo que quieran. Se supone que somos pobres, frágiles y vulnerables. “Sacá tarjeta roja al maltratador” se diferencia del resto de las campañas porque no le habla sólo a las mujeres: llama la atención de los hombres».

El flamante embajador de España, Román Oyarzún, fue el segundo hombre del panel que planteó la necesidad de terminar con estas situaciones que ponen en riesgo la vida de las mujeres. “Sacar tarjeta roja es para mí motivo de gran satisfacción. En España somos nuevos en cuanto a políticas de igualdad; esta carrera me ha dado la posibilidad de estar con personas dedicadas a este tema. Hemos trabajado en temas de igualdad y queda mucho por hacer”.

Oyarzún explicó que España se encontró con el primer problema en el 2005.

¿Cómo se calificaba a la violencia? No había estadística ni denuncias. El tema de masculinidad era secreto, oculto y no existía compromiso de la sociedad para ponerle punto final. El camino fue sinuoso, pero llegaron al 2008, año en el que esta campaña fue grupal y nueva.

¿Cómo cuantificar los asesinatos que se cometían? En la última década, se tomó conciencia de que toda la sociedad y los medios debían participar. El embajador español dio su mensaje y lo apoyó al comentar que, a través de la Agencia de Cooperación, se ejecuta un presupuesto de 128 mil euros. “En mi país la situación es difícil. Vivimos un momento  financiero duro  que nos ha obligado a recortar drásticamente los fondos de cooperación, pero quiero decir con orgullo que pocas cosas me dan tanta alegría como que se estén destinando partidas aquí y ahora para poner fin a la violencia en la Argentina y en ámbitos del Mercosur. Aunque los recursos sean escasos, les puedo asegurar que, si me consultan, mi inclinación siempre será favorecer esta lucha”.

Doctora Elena Zabala

El cierre de la doctora Elena Zabala, subsecretaria de la Unidad de Coordinación Nacional para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, fue en nombre de la Presidencia de la Nación. “Muchas gracias a las mujeres que han colaborado. Esta campaña aporta una pequeña llama para defender la conciencia de mujeres y hombres. Es un tema doloroso, vidrioso en cuanto a las dificultades que hay en abrir los ojos de la sociedad. Es considerado por muchos como tema de la esfera privada y ha irrumpido de una manera brutal en nuestras vidas. Es una cuestión pública, y el Estado argentino se ocupa y preocupa”, comentó. Y dejó en claro que la violencia ha sido invisibilizada deliberadamente, y de esta manera se condenó a las víctimas a colocarse en lugar de no poder darse cuenta de sus capacidades para pelear por sus derechos.

Las imágenes y sonidos de los primeros once spots publicitarios de la campaña sacuden los sentimientos: miedo, perversión, dolor, poder, sometimiento, muerte, desvalorización, soledad y aislamiento se unen para crear una sombra que acompaña a la mujer si no se decide a hablar, a denunciar, a salir de ese círculo asfixiante que cierra su vida. La palabra “violencia” nunca abarca todo el abanico de la pesadilla que viven las víctimas. Tiene sonoridades propias, imágenes que se producen inmediatamente después de que se mencionan; símbolos que la recorren y que nunca pueden describir el grito de dolor, la angustia. “Son acontecimientos negativos que se multiplican porque la mujer se encuentra en estado de indefensión social. El origen de la palabra es latina: victus, vencido, y timus, encadenado, paralizada, inmovilizada con el estupor que muestra este sometimiento. Las políticas públicas de los presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner le dieron especial atención y compromiso a la violencia y a los derechos humanos. La Ley 4825, llamada de Prevención de violencia, ha sido un quiebre en nuestra historia. Nos da un marco de acción. Nos permitió aprender a definirla y ponerla en funcionamiento desde un abordaje integral en la protección y recuperación de la víctima. La cadena perversa simbólica y física ha tenido un quiebre definitivo, una grieta por donde han comenzado a escapar el terror y la vergüenza. Muchas se han animado a denunciar y otras, a escuchar. Hoy han dejado el espacio de la debilidad para andar el de la dignidad: sus derechos con o sin compañía del varón.

Más de 60 personalidades del arte, del deporte y de organizaciones sociales dijeron “presente”. Todos grabaron con la camiseta puesta. Florencia Peña aceptó ser la madrina de la campaña y está involucrada en Bailando por un sueño para obtener ayuda y crear un hogar que recibirá a las mujeres y a sus hijos víctimas de maltrato. “Nos resultó difícil hablarles a los hombres y a las mujeres en los spots publicitarios. Mi profesión me hace ponerme en la piel de otras y me emocioné. Lloré cuando tenía que hablarle al agresor o a la amiga de la que estaba siendo agredida. Cuesta mucho que una mujer violentada defienda sus derechos. Muchas lo hacen por ignorancia, otras porque creen que de esta manera cambiarán al agresor, y a veces es tarde. Soy de las que piensan que las estructuras se combaten dentro de las mismas estructuras. Es importante visibilizar un problema que cobra muchas víctimas”. Peña se refirió a la visualización en el sentido de que algunas no quieren asumir lo que les pasa.

“Sacá tarjeta roja al maltratador” convocó y expuso una realidad que duele y golpea fuerte. Fue creada para que la impunidad se termine mediante el desarrollo de una serie de avisos que se emiten en radio, medios televisivos y gráficos en los cuales participan actores y actrices, conductores/as de televisión, periodistas, deportistas y representantes de organismos y organizaciones de derechos humanos. Liliana Hender agregó una frase, un paso más en el mensaje de la campaña: «A los hombres les decimos: “Flaco, ¡eso que hacés no está bien!”».

Patricia Ortiz

www.sacatarjetaroja.com.ar



Comentarios en Facebook

2 Comentarios

  1. “Sacá tarjeta roja al maltratador” es la campaña que dice basta a la … | tarjetastelevision.com.es - 31/07/2012

    [...] Fuente: “Sacá tarjeta roja al maltratador” es la campaña que dice basta a la … [...]

  2. Ana MARIA - 25/10/2012

    Soy una madre desesperada que pido ayuda urgente por mi hija!!! que recibi maltratos psicologicos y hasta no llega a darle de comer , ellos estan casados hace 5 años es una persona enferma pro su misma discapacida yo vivo lejos de ella , ella esta en RIO GRANDE TIERRA DEL FUEGO , el esposo se llama Sergio Moya , y es jefe del hospital regional es radiologo , ya estamos por sacarla a mi hija de la casa donde se fijo el domicilio conyugal , ella tiene ahi su fuente de trabajo y con alumnos queda clases son niños pequeños , mi hija esta medicada por psicologos por tanto maltrato que recibio solo estamso esperando el dinero para que mi hija se vaya de ahi urgente!!! , ya tiene denuncias en la policia y esta con custodia policial por si algo llegara a pasarle , por favor ayudenme soy una madre desesperada .. quiero que al esposo no lo dejen entrara al hogar …gracias …en espera de ayuda ….

Dejar un comentario