La Virgen Stella Maris, Patrona del mar

La Virgen Stella Maris, Patrona del mar

La imagen de la Virgen de Stella Maris es una obra ambiental del arte sacro contemporáneo realizada en mármol de Carrara e inaugurada el 20 de febrero de 2009, el día del cumpleaños de Santa Clara del Mar, en el Partido de Mar Chiquita.

Trabajo en la Empresa Molinos Tarquini

Entrevista a Alicia Cabrera-Braschi, creadora de la obra que imaginó y culminó en un acto de fe y voluntad. La Virgen Niña la acompañó en momentos de soledad y decidió transmitir, a través del arte, su espiritualidad y agradecimiento.

—¿Cuál es la historia de la Virgen Stella Maris?

—Tengo una experiencia de fe y de agradecimiento con la Virgen Stella Maris. Su nombre, de origen latino, significa “Estrella de Mar” y ha sido difundido en la costa de Mar del Plata gracias a la llegada de los inmigrantes italianos. Me emociona mucho decirlo, sobre todo en este momento, en el que el mundo está convulsionado. En Europa existe un tipo de discriminación que no permite el ingreso a países como España, Italia o Francia como se hizo en la Argentina. Se habla de integración, la Unesco lo hace, pero políticamente los resultados son distintos.

—¿A qué se debe?

—A un desequilibrio político y social que empobrece. En ciertos países existe un florecimiento económico que surge, que es tomado y que vuelve en el resultado de la venta de armamentos. Las escalas y desastres catastróficos de la hambruna y la falta de agua se multiplican. Por un lado, vemos este aspecto negativo y por el otro, disfrutamos de esta inmigración de italianos, napolitanos y genoveses que nos han traído a la Virgen. Estrella de Los Mares es conocida en Galicia y Portugal; es muy parecida a la Virgen del Carmen, y sus festejos tienen las mismas connotaciones.

—¿Cómo fue su infancia en la costa?

—Tengo hermosos recuerdos de mi Mar del Plata natal. Mi padre nos llevaba al puerto y charlábamos con los pescadores. Crecí en un lugar donde sentí y llevé muy adentro la tradición de la Fiesta del Mar. Mi padre nació en Villa Devoto, y además de ser un gran deportista artístico seleccionado para jugar en las olimpíadas argentinas, vivía rodeado de tornos de cerámica, muebles altos de madera con discos que se movían para que girara una torneta. La danza y la escultura me acompañaban, como también lo hacía el dialecto de los pescadores. En la costa se hablaba el napolitano, el genovés de Calabria, que es bastante más cerrado que el italiano, que es más pausado. Lo que no entendía bien lo asociaba como podía para seguir el hilo de conversación.

(de izq. a derecha) Carlos Tarquini; Nello Tarquini (Padre); Alicia Cabrera Brashi, Guillermo Tarquini

—¿Cuándo comienza Alicia Braschi “artista”?

—El destino quiso que en esa época de oro llegara a Mar del Plata un escultor italiano, el Maestro Reimondo Cateruccia. Profesor de Bellas Artes de la Escuela Clásica de Bellas Artes de Roma, fue quien hizo el bellísimo altar, el cielo y la Virgen de Stella Maris de la Iglesia de Stella Maris de Mar del Plata. El hombre moraba en una piecita con agujeros y tachos de agua, pero la generosidad de mi padre lo llevó a vivir con mi familia, compuesta por mi papá, mi mamá, cinco hermanos (soy la mayor) y cuatro abuelos. Vivíamos en Bosque Alegre un barrio de las afueras. Cateruccia fue enseñándome sin retaceos su técnica mientras yo estudiaba en Bellas Artes. Este gran artista provocaba mi fascinación por las artes plásticas y la Escuela Clásica de Roma. Cateruccia me había impregnado el espíritu de la Virgen, y cuando tuve que irme del país, a los 24 años, en tiempos de la dictadura, me encomendé a Ella; pedí que me iluminara los caminos y me fui sola con su ayuda.

—¿Cuándo nació la necesidad de crear la imagen de la Virgen?

—Fueron años de dolor, que la Virgen curaba con su mirada. Sentí tanto agradecimiento que tuve la idea de hacer un monumento y venerarla.
Mis padres, quienes se habían marchado al Brasil, decidieron volver a Santa Clara de Mar y allí vivimos. Paseábamos en las tardes, conversábamos… volvimos a conectarnos con nuestros pescadores, que me contaban qué ocurría en la comunidad. Observé que algo faltaba en ese lugar y se lo expresé al delegado de Santa Clara del Mar, don Raúl Leone, quien estableció los primeros pasitos del proyecto de hacer un monumento a la Virgen Stella Maris. Él me ayudó con la idea y lo habló con el intendente, don Jorge Luis Paredi, quien apoyó plenamente este esfuerzo en conjunto con el secretario de Cultura, Ciencia y Deportes, Prof. Lic. Fernando Luis Córdoba.

—¿Cómo imaginó a la Virgen Stella Maris?

Yo quería una Virgen emplazada en el lugar en que se encuentra, hecha en mármol de Carrara en polvo, como se trabaja en Europa, con materiales buenos del arte contemporáneo. La empresa Molinos Tarquini, de la localidad de San Martín, Buenos Aires, fueron los espónsores, y el empresario Guillermo Tarquini, mi mentor; él hizo todo lo posible para que mi trabajo fuese respaldado. La obra fue construida dentro del ala de la empresa, denominada para trabajos especiales. Recibí apoyo tecnológico, respeto y entusiasmo: Tarquini trabajó clínicamente para que se prepararan los materiales, apostó y me dio todo para que la Virgen luciera como lo hace. Era importante cuidar muy bien los materiales: los vientos que llegan del Océano Atlántico son fuertes y traen arenillas, y se la protegió con una transparencia. Ella me reintegró a mi país nuevamente: conocí a grandes trabajadores del interior, otros de Bolivia, Paraguay y Perú. Estaban muy entusiasmados con la forma en que se desarrollaba la obra, querían aprender porque de pequeños no pudieron hacerlo. Fue conmovedor. Me mostraban cómo modelaban, y yo era como su maestra. Había una gran camaradería y les gustaba que les contara historias de Alemania o África… viajábamos juntos con la imaginación.

Alicia C. Braschi en la Empresa Molinos Tarquini

—La imagen de la Virgen da una idea de movimiento… ¿por qué?

La expresión es muy inocente y parece que quiere avanzar, es cierto. En su cuerpito realizamos procedimientos cementicios granulados como los que provienen del chamote, una piedrita refractaria que tiene la arcilla y sirve para trabajos que tienen más peso y envergadura.
Una estructura de hierro la protegió, y luego la soldamos completamente para luego recubrirla con un alambre o tejido. Fue todo un desafío trabajar con arcilla de cerámica y de porcelana. Me gusta esta pasta, que es suave. Hay concesiones también, como el trabajo con diferentes capas o ver la parte plástica.

—¿Qué sucedió cuando vio su obra casi terminada?

—Cuando estaba casi lista, llegué a la fábrica y la vi colgada en una grúa con los bracitos hacia abajo. Sentí dolor, pero había que hacerlo por el baño de una sustancia gomosa a la que hubo que recurrir para seguir con los procedimientos. Cuando volvió a su posición, seguimos con los trabajos de lijado, dimos forma, brillo a la piel, a la cara y al escote. Me demandó un mes y medio este trabajo de fe y voluntad, y recibí ayuda. En cuanto al vestido, tenía que ser perfecto… ¡para una fiesta! Ella lo luce, y el viento parece echarlo hacia atrás. La pintura esta armada dentro del material mismo, que es chirlo, y mis ayudantes recibían las indicaciones de cómo pintar cada parte de la obra, basada, por un lado, en la inspiración, el impresionismo y las transparencias que usa el arte de vanguardia que me atrae. Les enseñé las dos técnicas en una y desarrollé otra de transparencias que no conocían y que adapté en el desarrollo de este monumento.

Alicia C. Braschi, Secretario de Cultura Prof. Lic. Fernando Luis Córdoba, y el delegado de Santa Clara del Mar Don Raul Leone

—¿Cuál fue el concepto que privilegió en esta composición?

—Es una obra ambiental, de arte. Está emplazada y tiene que ver con la naturaleza, tiene que ver con lo que sucede en el lugar, y en este caso, su Templo es la naturaleza misma. Mi objetivo era que a todos los que pasaran les llamara la atención. Su imagen inspira al pensamiento. El arte sacro contemporáneo sirve para que la gente se acerque.

—¿La Virgen Stella Maris es una virgen que ofrece un mensaje a una sociedad que tiene demandas diferentes?

—Sí. Las vírgenes que conocemos están inspiradas en la época medieval, llenas de ropa, de atuendos y telas pesadas. Esta es una joven niña que coincide con nuestra época; es etérea en su línea, efímera y bella que, a pesar de mostrar su silueta, es casta. Mi deseo es que la juventud se acerque a la religiosidad. Un joven me dijo que la veía como si estuviese sobre una tabla de surf. Él la interpretó con sus ojos de 22 años; es el surf el deporte de los chicos y que ella los acompañe y no esté en un pedestal inalcanzable abre otra etapa en la comunicación.

Intendente de Mar Chiquita, Don Jorge Paredi y Alicia C. Braschi

—¿Cuándo inauguraron el monumento a la hermosa Virgen Niña?

—Las autoridades del Partido de Mar Chiquita propusieron el lugar donde se encuentra emplazada la obra, en la plazoleta de Av. del Paso y la Costa, directo al mar (sobre un arrecife). Se inauguró el día del cumpleaños de Santa Clara del Mar, el 20 de febrero de 2009, completando todos los trabajos el 21 de septiembre de 2009, fecha en la cual se realizó el acto de culminación del monumento. Hacía mucho frío y la lluvia amenazaba con caer en cualquier momento. El viento tampoco disminuyó el deseo de quedarnos junto a la Virgen. En este evento cultural-ecuménico/religioso-místico, la artista Carla Dupettit hizo una bellísima performance de danza libre y poesía (propia), hubo música sacra, un momento de silencio y un Ave María de Luciano Pavarotti.

—¿Qué otros caminos recorrerá la Guardiana de los pescadores?

—Siento que es posible llevarla a otros lugares; puedo hacer otra Virgen. Siento una gran devoción por Ella, sumada a toda la espiritualidad y elevación del momento en que la vimos en la plazoleta. Por medio de su imagen, mi arte transmite un deseo: que la gente se acerque, se una y crea.

Operarios de la Empresa Molinos Tarquini con Alicia C. Braschi

Patricia Ortiz  

Más Información:  www.kultur-argentinien.org

Alicia Cabrera-Braschi, nació en Mar del Plata. Buenos Aires, Río de Janeiro, San Salvador de Bahía, París y Munich fueron estaciones fundamentales para sus aspiraciones, visión y expectativas en su formación profesional. Francia, Alemania y España (Galicia), fueron países que giraban entorno a sus pensamientos. En París,  estudió en el Centre d´Mereis. Munich, fue su próxima estación y después de muchos años de vida en Alemania partió a la tierra murciana, donde vivió por cuatro años a orillas del Mediterráneo, en Águilas. En la actualidad vive en Munich y Buenos Aires.
Es en Alemania donde transcurre toda su vida profesional. Visitó la Academia de Bellas Artes de Munich, como estudiante invitada y participó en el centro internacional de danza contemporánea y moderna, de Munich. Dedicó sus energías a la danza contemporánea y a las danzas y expresiones étnicas.
•    Docente en la Escuela Secundaria Estatal de Starnberg, en Starnbegersee, en las áreas de Educación del Arte e Iniciación al Arte.
•    Asesora del área de pedagogía y didáctica, dentro de las áreas de educación y deporte, para conformar el plantel de docentes elegidos por el Ministerio de Cultura de Munich.
•    Expuso sobre nuevos planteamientos y perfiles de la revalorización cultural, por “llegar al corazón y al alma de niños y jóvenes”.
•    Realizó programas para la juventud en Starnberg y para las Olimpíadas de la Juventud de Alemania, en las instalaciones Olímpicas de Munich. Organizado por el Ministro Ewald Wutz para el Ministerio de Educación y Cultura de Munich.
•    Como bailarina y coreógrafa actuó en el Teatro Nacional de Gärtnerplatz en Munich, en el Pabellón Federal de las Culturas, en Bonn; en el Cine-Teatro Victoria en Berlín; en el Teatro Flora en Colonia; en la sala de conciertos Thonhalle de Duesseldorf “El Planetarium de la Música”Londres, en la Embajada Argentina, en Helsinki en la Feria Internacional de Cultura y
•    La televisión alemana, ARD/ ZDF y Radio Bremen filmaron tres documentales sobre su vida, una de las documentales “Añoranza” (bajo la dirección de Susanne Drexel) se rodó en Buenos Aires, en el Teatro La Rivera, en La Boca, con la participación estelar de los poetas: Horacio Ferrer y Héctor Negro y el Prof.
•    Expuso obras en Alemania, trabajó el bronce, las cerámicas, la pintura al óleo a la transparencia, murales pintados en tela y al óleo
•    Da conferencias en Alemania, Suiza, Austria, Argentina y Guinea Ecuatorial, por la educación, por la integración, temas sobre la mujer, los niños, jóvenes y adultos, medioambiente, por el desarrollo sano de las sociedades y las familias, por la unión de los pueblos. Con espíritu claro, por el diálogo entre las juventudes del mundo, por nuevos valores para ellos, a quienes el devenir les pertenece. La mandataria Cristina Fernández de Kirchner expresó durante la inauguración del servicio ferroviario internacional de Salto, en Uruguay, lo siguiente: “los procesos de “integración regional son el único camino posible y es indetenible, hay miles y miles de jóvenes que están detrás, por eso tenemos que preparar a los mas jóvenes con mucha educación, para que no nos pase como en los últimos 200 años de confusiones estériles, no solamente entre los países sino dentro de las mismas sociedades”.
•    Su propósito es movilizar a las personas colectivamente y que salgan de su adormecimiento y sacar del ostracismo, del aislamiento o autismo colectivo, a los niños, los jóvenes, las madres, los padres, los abuelos,
•    Sus próximos programas y movilizaciones de arte y cultura, al servicio educativo y a la apertura del espíritu para niños, jóvenes y grandes continuarán en Argentina, del 1ro al 5 de Febrero de 2012 (Santa Clara del Mar), “Semana de la Virgen de Stella Maris”, “Semana de los Pescadores” y la “Fiesta-Multi-Culti” (Fiesta Multicultural por la Unión de los Pueblos y las Culturas).

Semana de Stella Maris 2011



Comentarios en Facebook

1 Comentario

  1. Alejandro - 10/10/2011

    Es cuando el dolor cede -me parece-, el mejor momento para transmitir eficazmente los sentimientos a través del arte, y lograr las mejores obras. Bella historia, y excelente cobertura. Felicitaciones!

Dejar un comentario