Valle de Famatina. En Sañogasta, se celebró el Bicentenario Patrio

Valle de Famatina. En Sañogasta, se celebró el Bicentenario Patrio

Entrevista a D. Luis Mesquita Errea, director del Centro Cultural Juan Ramírez de Velasco, Gobernador del Tucumán.

El Nevado de Famatina, en La Rioja, fue testigo de la colorida celebración de los doscientos años de nuestra historia. A 6.250 metros sobre el nivel del mar. el Nevado se ve orgulloso de estar en un lugar privilegiado para disfrutar del desfile que ofreció, por primera vez en dos siglos, a la “Manta Patria” azul y blanca, reliquia que perteneció al gobernador riojano Ramón de Brizuela y Doria, casado con la salteña Escolástica Martínez de Zavala, que hizo grandes aportes a la emancipación. En el desfile, la Manta Patria fue vestida por una descendiente directa de Ramón y Escolástica.

—¿Qué es el Centro Cultural Juan Ramírez de Velasco, Gobernador del Tucumán?

—Se formó en septiembre de 2004, en ocasión del 5.ª Centenario de la muerte de la Reina Isabel la Católica, al promover la “caravana de la Reina”, una serie de conferencias y actos conmemorativos en todo el Noroeste (la de Tucumán es la primera gobernación argentina, creada por Felipe II en 1563, y abarcaba todo el Norte, incluyendo La Rioja, y también Córdoba). La caravana de la Reina empezó en Salta, con una presentación de publicaciones y conferencias  en el Club 20 de Febrero. Luego de otras presentaciones similares en Tucumán, Catamarca y La Rioja, terminó en Sañogasta, con un desfile y danzas en honor a la Reina. El Centro propone la defensa y la promoción de nuestra tradición civilizadora cristiana e hispánica, y el acercamiento con las provincias del Tucumán; más especialmente, el estudio, defensa y difusión de nuestra historia y tradiciones, en el marco de la civilización cristiana heredada de nuestros mayores, como legado imprescindible para armonizar el pasado, el presente y un futuro promisorio.

—Por qué se eligió Sañogasta para el desfile bicentenario?

—Sañogasta es un pueblo que se encuentra al pie del Famatina; vive del cultivo del nogal, de la viña y de la ganadería serrana en pequeña escala. Es un lugar pintoresco donde viven camperos (palabra con que se nombra aquí a los gauchos) pertenecientes a familias modestas, que tienen pequeñas tropillas de animales en los campos del cerro y que mantienen sus caballos, aperos y tradiciones. Ninguna autoridad superior eligió a Sañogasta, sino que fue una iniciativa de sus fuerzas vivas, en particular de docentes del colegio secundario y escuelas primarias.

—¿Qué autoridades eligieron a la descendiente directa de Ramón y Escolástica para el desfile?

—La presentación en desfile de la Manta Patria fue una decisión personal de Elena Brizuela y Doria de Mesquita, propietaria de la manta; algo espontáneo que consideró adecuado al entusiasmo popular estimulado por el Bicentenario. Lo propuso a los organizadores del desfile y éstos lo aceptaron con alegría.

—¿Quién confeccionó la Manta Patria y dónde se encuentra?

—La Manta Patria es de lana de vicuña y fue confeccionada en la precordillera riojana, zona de vicuñas y famosa por la excelencia de sus tejidos artesanales. En esa zona se encontraban parte de las tierras del Mayorazgo de San Sebastián de Sañogasta, fundado en 1663, cuyo titular, a la sazón, era el mencionado gobernador Ramón de Brizuela y Doria. Todo ello lleva a suponer que ha sido hecha en Vinchina en tiempos cercanos a 1815. La manta es propiedad de los descendientes de don Ramón, concretamente, de Elena Beatriz. Se conserva en Hacienda de la Candelaria, que es parte de lo que perteneció al antiguo Mayorazgo de San Sebastián (disuelto en 1920). Esta parte, que integró la Finca San Sebastián, es actualmente de nuestra propiedad (matrimonio de Elena Brizuela y Doria y Luis Mesquita Errea), en Sañogasta. Otras fracciones de tierra que integraban el Mayorazgo son propiedad de otros miembros de la familia.

—¿A qué lugares llegaron y qué se dijo en un momento tan emotivo?

—El desfile del 25 de Mayo de 2010 se desarrolló en Sañogasta, en el Barrio El Pozo, al que convergieron las agrupaciones tradicionalistas, conjuntos de baile folklórico y escuelas de todo Sañogasta (desde el Alto de la Iglesia, al este, hasta La Puntilla, extremo oeste). Hubo danzas típicas y mucho entusiasmo por parte del pueblo, que contestaba el tradicional “¡Viva la patria!”, que daba Elena desde su caballo y que vestía la manta. Se destacó a Sañogasta, cuna de patriotas, entre los que se contaba el coronel Nicolás Dávila. Los hombres que bregaron por la independencia usaron como emblema los colores azul y blanco, que por ser los colores de la Virgen, eran los que más atraían al pueblo. La Manta Patria perteneció a don Ramón de Brizuela y Doria, hijo de Sañogasta, gobernador en 1815, que separó a La Rioja de la dependencia de Córdoba, y la declaró provincia autónoma, y envió como Diputado al Congreso de Tucumán al presbítero Castro Barros, para representarla al más alto nivel.

—¿Quién era la salteña escolástica Martínez Zavala y qué intervención tuvo en esta gesta histórica?

—Pertenecía a una tradicional familia salteña. Según sus tradiciones, su familia se destacó en la guerra gaucha que encabezaron los propietarios rurales del Valle de Lerma, Salta, contra los absolutistas venidos del Perú, dirigidos por el Gral. Pezuela, que incautaban sus animales. Fue una fiel acompañante de su marido, que tuvo mucha actuación histórica, fue muy perseguido y finalmente fusilado por fuerzas centralistas que invadieron La Rioja, comandadas por el (ex) “fraile Aldao”, venido de Cuyo, que respondía a Juan Manuel de Rosas, quien se alegró por la muerte de don Ramón. Este último defendía la autonomía de La Rioja y el Norte con relación a Buenos Aires y al centralismo rosista.

Patricia Ortiz

http://argentinagrandeza.blogspot.com/



Comentarios en Facebook

Dejar un comentario